Páginas

DESPUÉS DE 115 AÑOS...

Juan Bautista Berdum fue un vasco francés a quien el gobierno de España, en 1801, donó unos terrenos cercanos al poblado de la Inmaculada Concepción de Minas. Los vecinos del lugar, pasado el tiempo, le llamaron al paraje Cerro del Verdún. En el año 1900, el párroco de la ciudad, Don José De Luca, le pidió permiso a don Pedro Dartayete y a su esposa, doña María Ariza, dueños entonces del cerro, para colocar en la cumbre una imagen de la Virgen. Desde el 19 de abril de 1901 hasta hoy, la Virgen del Verdún se ha convertido en el lugar de peregrinaciones más popular del Uruguay: cada 19 de abril, miles de personas de todo el país suben al Cerro para agradecerle a la Inmaculada sus indudables favores. En 2010, coincidiendo con el jubileo por los 50 años de creación de la Diócesis de Minas, los obispos uruguayos declararon el lugar Santuario Nacional.

En 19 de abril de 2014 se inauguró la renovación del entorno del templete de la Virgen. El 15 de septiembre de 2015, la capilla "Madre de Misericordia", en la cumbre del Cerro. Es la Virgen la que mueve los corazones, para que ayuden a hacer de su casa del Verdún un lugar privilegiado de encuentro con Jesús.


jueves, 3 de agosto de 2017

ANTE EL MISTERIO....

Hoy es 3 de agosto. Quería contarles que ayer de tarde, en la sede del Seminario Interdiocesano Cristo Rey, en Montevideo, terminamos la reunión extraordinaria de la Conferencia Episcopal Uruguaya. El motivo central de la reunión fue realmente extraordinario: nos dedicamos a preparar la Visita ad limina apostolorum, que realizaremos en la segunda quince de Noviembre.

Literalmente, la expresión en latín ad limina apostolorum significa al umbral de los apóstoles pero con ella hay que entender la visita que los Obispos hacemos cada cinco años a Roma para venerar las tumbas de los apóstoles san Pedro y san Pablo y para visitar y hablar con el sucesor de Pedro, el Papa, del estado de la Iglesia en nuestro país. En la visita se incluye la conversación con los principales  colaboradores del Papa en el gobierno de la Iglesia.

Este fue el motivo de nuestra reunión. Y quería contarles que comenzó, anteayer, con una noticia especialmente dolorosa por lo inesperada: cuando se preparaba para salir de viaje hacia la India, su patria natal, sufrió un infarto el sacerdote Michel Hutchings, (el Padre Miguel) de la diócesis de Melo y falleció. Tenía 53 años y solamente 9 de sacerdocio.



Al mismo tiempo, les cuento que el día 25 pasado, hace poco más de una semana, me llegó la noticia de que una niña de 11 años, Manon, en Young, se había caído de un caballo y estaba internada en Paysandú, y que la habían operado… Mucha gente ha rezado por ella… Esta mañana me reenviaron un mensaje de la mamá de Manon, que dice: anteanoche las enfermeras del CTI sintieron olor a rosas en su habitación. La visitó la Virgen y dejó su perfume. Hay un angelito más en el cielo y se llama Manon.



Tenía que compartir con ustedes estas cosas… ¡Qué frágil la vida humana! ¡Qué misterio! Vuelvo a los versos de santa Teresa, que nos ayudan no tanto a “entender” el misterio, sino a vislumbrar su enseñanza:

Nada te turbe
Nada te espante
Dios no se muda.
La paciencia
Todo lo alcanza;
Quien a Dios tiene
Nada le falta:
Sólo Dios basta.
Eleva el pensamiento,
Al cielo sube,
Por nada te acongojes,
Nada te turbe.

A Jesucristo sigue
Con pecho grande,
Y, venga lo que venga,
Nada te espante.

¿Ves la gloria del mundo?
Es gloria vana;
Nada tiene de estable,
Todo se pasa.
Aspira a lo celeste,
Que siempre dura;
Fiel y rico en promesas,
Dios no se muda.

Ámala cual merece
Bondad inmensa;
Pero no hay amor fino
Sin la paciencia.

Confianza y fe viva
Mantenga el alma,
Que quien cree y espera
Todo lo alcanza.

No hay comentarios: