Páginas

DESPUÉS DE 115 AÑOS...

Juan Bautista Berdum fue un vasco francés a quien el gobierno de España, en 1801, donó unos terrenos cercanos al poblado de la Inmaculada Concepción de Minas. Los vecinos del lugar, pasado el tiempo, le llamaron al paraje Cerro del Verdún. En el año 1900, el párroco de la ciudad, Don José De Luca, le pidió permiso a don Pedro Dartayete y a su esposa, doña María Ariza, dueños entonces del cerro, para colocar en la cumbre una imagen de la Virgen. Desde el 19 de abril de 1901 hasta hoy, la Virgen del Verdún se ha convertido en el lugar de peregrinaciones más popular del Uruguay: cada 19 de abril, miles de personas de todo el país suben al Cerro para agradecerle a la Inmaculada sus indudables favores. En 2010, coincidiendo con el jubileo por los 50 años de creación de la Diócesis de Minas, los obispos uruguayos declararon el lugar Santuario Nacional.

En 19 de abril de 2014 se inauguró la renovación del entorno del templete de la Virgen. El 15 de septiembre de 2015, la capilla "Madre de Misericordia", en la cumbre del Cerro. Es la Virgen la que mueve los corazones, para que ayuden a hacer de su casa del Verdún un lugar privilegiado de encuentro con Jesús.


jueves, 6 de julio de 2017

SALTO. LAS AGUAS BAJAN TURBIAS (2)

Ayer, comentando lo que pasó con la Directora del liceo de Salto, dije que lo sucedido es un ejemplo de lo que está pasando hoy en muchos lugares del mundo: es el cumplimiento del Salmo número 2 y, más aún, de lo que el mismo Jesús anunció: “si a mí me persiguieron, también los perseguirán a ustedes” (Juan 15, 20).

Pienso que es importante caer en la cuenta de esta realidad, de la que habló extensamente Juan Pablo II, especialmente en la encíclica El Evangelio de la Vida, y no digamos Benedicto XVI, en numerosas ocasiones: él fue quien acuñó la expresión DICTADURA DEL RELATIVISMO, bajo la cual vive hoy buena parte del mundo occidental. También, por supuesto, el Papa Francisco se ha referido no poco a este estado de cosas.

La pregunta que seguramente salta es: ¿qué hay que hacer en estas circunstancias? No hay una única respuesta, es un tema abierto… Pero la historia de la Iglesia es gran maestra. Quiero remontarme al primer momento de su historia, para encontrar ahí a San Ignacio de Antioquía, que nació en el año 34 a.c. y murió mártir en el año 107.

San Ignacio de Antioquía fue discípulo directo de San Pablo y San Juan; fue el segundo sucesor de san Pedro en el gobierno de la Iglesia de Antioquía. En tiempos del emperador Trajano, Ignacio es condenado a morir devorado por las fieras, y lo llevan a Roma. Durante el viaje escribió siete cartas, dirigidas a varias Iglesias, en las que trata sabiamente de Jesucristo, de la constitución de la Iglesia y de la vida cristiana.

Concretamente, en la carta que escribe a los romanos, San Ignacio dice algo que clarifica la respuesta de la que hablábamos. Escribió: Lo que necesita el cristiano, cuando es odiado por el mundo, no son palabras persuasivas, sino grandeza de alma.



El santo obispo está hablando de una virtud muy importante, la magnanimidad, el ánimo grande, la grandeza de alma. La magnanimidad es tener una disposición habitual para dar más allá de lo que se considera normal, de entregarse hasta las últimas consecuencias, de emprender sin miedo, de avanzar pese a cualquier adversidad. 

En un artículo de Hugo Tagle leí lo siguiente: En el momento que vivimos estamos propensos a conformarnos con lo que somos: más calculadores que generosos, orientando nuestros esfuerzos a la adquisición de bienes materiales. Para lograr esto no hace falta magnanimidad porque la ambición es suficiente. Un ánimo grande se caracteriza por la búsqueda de la perfección como ser humano y la entrega total para servir desinteresadamente.

Un ánimo grande aleja la envidia y el resentimiento; supera el temor a ser criticado por hacer algo que considera bueno; tiene la capacidad de afrontar grandes retos con paciencia y perseverancia.

Los dejo por hoy, seguimos mañana.


1 comentario:

Ana,te cuenta que.... dijo...

Gracias Padre, que bien nos orienta en estos temas diarios.
Muchos saludos