Páginas

DESPUÉS DE 115 AÑOS...

Juan Bautista Berdum fue un vasco francés a quien el gobierno de España, en 1801, donó unos terrenos cercanos al poblado de la Inmaculada Concepción de Minas. Los vecinos del lugar, pasado el tiempo, le llamaron al paraje Cerro del Verdún. En el año 1900, el párroco de la ciudad, Don José De Luca, le pidió permiso a don Pedro Dartayete y a su esposa, doña María Ariza, dueños entonces del cerro, para colocar en la cumbre una imagen de la Virgen. Desde el 19 de abril de 1901 hasta hoy, la Virgen del Verdún se ha convertido en el lugar de peregrinaciones más popular del Uruguay: cada 19 de abril, miles de personas de todo el país suben al Cerro para agradecerle a la Inmaculada sus indudables favores. En 2010, coincidiendo con el jubileo por los 50 años de creación de la Diócesis de Minas, los obispos uruguayos declararon el lugar Santuario Nacional.

En 19 de abril de 2014 se inauguró la renovación del entorno del templete de la Virgen. El 15 de septiembre de 2015, la capilla "Madre de Misericordia", en la cumbre del Cerro. Es la Virgen la que mueve los corazones, para que ayuden a hacer de su casa del Verdún un lugar privilegiado de encuentro con Jesús.


lunes, 4 de abril de 2016

FIESTA DE LA MISERICORDIA EN EL VERDÚN

    

      En un día espléndido y en el marco de la Jornada Diocesana de la Misericordia, centenares de personas participaron en la fiesta inolvidable que tuvo lugar ayer, Domingo de la Divina Misericordia,  en el Verdún.
        Desde las 9.30 de la mañana, los sacerdotes de la Diócesis estuvieron administrando el sacramento de la Misericordia y, a las 11.30, concelebramos la Santa Misa.
      Después de un almuerzo-picnic subimos el cerro del Verdún rezando el Rosario: por el Papa, por los obispos y sacerdotes, por las vocaciones, por las familias, por la paz en el mundo...


      Delante del Templete de la Virgen cantamos a nuestra Madre y luego nos encaminamos a la capilla dedicada a la Madre de Misericordia. 


    En ella bendije solemnemente, como santa Faustina explica en su Diario que debía hacerse, la imagen de Jesús Misericordioso. 
         Esta es reproducción fiel de la que fue pintada en Vilna, en 1934, por Eugenio Kazimirowski, según las indicaciones que le dio santa Faustina Kowalska. En enero de este año, el arzobispo de Vilna, Gintaras Grusas, me regaló la copia.


      Muchos peregrinos participaron de la ceremonia, por medio de los altoparlantes instalados en el exterior de la capilla. Desde ahí siguieron también, después de la bendición, el rezo de la Coronilla de la Misericordia.
    Día de fiesta grande en el Verdún, de celebración del atributo más propio de Dios, del que tanta necesidad tenemos.




     

No hay comentarios: