Páginas

DESPUÉS DE 115 AÑOS...

Juan Bautista Berdum fue un vasco francés a quien el gobierno de España, en 1801, donó unos terrenos cercanos al poblado de la Inmaculada Concepción de Minas. Los vecinos del lugar, pasado el tiempo, le llamaron al paraje Cerro del Verdún. En el año 1900, el párroco de la ciudad, Don José De Luca, le pidió permiso a don Pedro Dartayete y a su esposa, doña María Ariza, dueños entonces del cerro, para colocar en la cumbre una imagen de la Virgen. Desde el 19 de abril de 1901 hasta hoy, la Virgen del Verdún se ha convertido en el lugar de peregrinaciones más popular del Uruguay: cada 19 de abril, miles de personas de todo el país suben al Cerro para agradecerle a la Inmaculada sus indudables favores. En 2010, coincidiendo con el jubileo por los 50 años de creación de la Diócesis de Minas, los obispos uruguayos declararon el lugar Santuario Nacional.

En 19 de abril de 2014 se inauguró la renovación del entorno del templete de la Virgen. El 15 de septiembre de 2015, la capilla "Madre de Misericordia", en la cumbre del Cerro. Es la Virgen la que mueve los corazones, para que ayuden a hacer de su casa del Verdún un lugar privilegiado de encuentro con Jesús.


martes, 20 de octubre de 2015

SINODO: TIEMPO CAMBIANTE

  Cambiante está el tiempo en Roma: de a ratos sale el sol, de a ratos llueve.
 
   Ha sido ajustado el calendario de esta última semana del Sínodo. Ayer, lunes, como estaba previsto, se reunieron los Círculos menores para estudiar la tercera parte (la más complicada) del Instrumentum laboris (en realidad, ya habíamos empezado a hacerlo).
 
    Mañana por la mañana se terminará el estudio y, al mediodía,  deberan entregarse las Relaciones de esta tercera parte. Por la tarde se leerán a todos en el Aula del Sínodo. (También tendrá lugar una primera votación para elegir el nuevo Consejo del Sínodo de los Obispos).
 
    El miércoles, los que trabajarán serán los que tienen que elaborar la Relación final. Un primer borrador será presentado a los Padres el jueves por la tarde y el viernes por la mañana se discutira en el Aula (esta maquina italiana escupe acentos cuando ella quiere, lo siento),
 
    En la mañana del sábado se leerá en el Aula sinodal la Relación final y, por la tarde, tendrá lugar la votación. El domingo, solemne Misa de clausura del Sínodo.
 
   Al retirarnos ayer, una vez terminada la reunión de los Círculos menores, uno de los Padres me comentó: - Hemos votado, pero no me gustó porque no terminamos contentos.
 
   Cambiante está el tiempo en Roma: de a ratos sale el sol, de a ratos llueve.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Gracias por sus notas, frescas y dinámicas que traen a mi memoria
aquellos preciosos textos del P. Martín-Descalzo:
"Un periodista en el Concilio", que devoré al
descubrirlos en mi adolescencia...allá por los ´70.

Bárbara Díaz dijo...

Muchas gracias por tenernos al tanto de lo que sucede en Roma. Rezamos por usted.