Páginas

DESPUÉS DE 115 AÑOS...

Juan Bautista Berdum fue un vasco francés a quien el gobierno de España, en 1801, donó unos terrenos cercanos al poblado de la Inmaculada Concepción de Minas. Los vecinos del lugar, pasado el tiempo, le llamaron al paraje Cerro del Verdún. En el año 1900, el párroco de la ciudad, Don José De Luca, le pidió permiso a don Pedro Dartayete y a su esposa, doña María Ariza, dueños entonces del cerro, para colocar en la cumbre una imagen de la Virgen. Desde el 19 de abril de 1901 hasta hoy, la Virgen del Verdún se ha convertido en el lugar de peregrinaciones más popular del Uruguay: cada 19 de abril, miles de personas de todo el país suben al Cerro para agradecerle a la Inmaculada sus indudables favores. En 2010, coincidiendo con el jubileo por los 50 años de creación de la Diócesis de Minas, los obispos uruguayos declararon el lugar Santuario Nacional.

En 19 de abril de 2014 se inauguró la renovación del entorno del templete de la Virgen. El 15 de septiembre de 2015, la capilla "Madre de Misericordia", en la cumbre del Cerro. Es la Virgen la que mueve los corazones, para que ayuden a hacer de su casa del Verdún un lugar privilegiado de encuentro con Jesús.


jueves, 15 de octubre de 2015

SÍNODO: PALABRAS NUEVAS Y UNA BUENA NOTICIA

Hoy es la fiesta de Santa Teresa de Jesús y me viene al recuerdo aquel deseo suyo de disponer de "palabras nuevas" para explicar el amor de Dios... 

Se me ocurre porque ayer, durante  la llamada Congregación General (plenaria de todos los asistentes al Sínodo) de un modo u otro es lo que se ha pedido en las síntesis de la gran mayoría de los 13 Círculos menores: "un nuovo linguaggio" que pueda expresar bien la belleza del plan de Dios sobre el matrimonio y la familia.

La segunda parte del Instrumentum laboris ha recibido bastantes palos, por su acento extremadamente sociológico. Se pide que se rehaga, teniendo a la vista lo que la Biblia y el magisterio enseñan.

No es un asunto fácil, pero hay que empezar a hacerlo. En mi Círculo, por ejemplo, se ha hablado mucho de la "oblatividad" del amor conyugal... Cuando he preguntado cómo traducirlo, me han hablado de "entrega total": -¿Y entonces por qué no decimos "entrega total", que lo entiende cualquiera? - Ah, lei pensa che sarebbe meglio?...  (Usted cree que sería mejor?)...

Por lo demás, ayer, al terminar la sesión de la tarde (7.00) cardenales y obispos latinoamericanos celebramos la Santa Misa en la iglesia de Santa Mónica, casi al lado del aula del Sínodo. Fue organizada por la Comisión para América Latina, de la cual es vicepresidente el doctor Guzmán Carriquiry. 

Fue importante lo que dijo en la homilía el cardenal Marc Ouellet, presidente de esa Comisión: subrayó que el solo hecho de que obispos de todo el mundo, en un tiempo en que la familia es atacada por ideologías y legislaciones que la quieren destruir, estemos hablando sobre ella a escala mundial es ya una muy buena noticia. Nos mueve el deseo de ser fieles al plan de Dios y a toda la humanidad. Y nada más.






No hay comentarios: