Páginas

DESPUÉS DE 115 AÑOS...

Juan Bautista Berdum fue un vasco francés a quien el gobierno de España, en 1801, donó unos terrenos cercanos al poblado de la Inmaculada Concepción de Minas. Los vecinos del lugar, pasado el tiempo, le llamaron al paraje Cerro del Verdún. En el año 1900, el párroco de la ciudad, Don José De Luca, le pidió permiso a don Pedro Dartayete y a su esposa, doña María Ariza, dueños entonces del cerro, para colocar en la cumbre una imagen de la Virgen. Desde el 19 de abril de 1901 hasta hoy, la Virgen del Verdún se ha convertido en el lugar de peregrinaciones más popular del Uruguay: cada 19 de abril, miles de personas de todo el país suben al Cerro para agradecerle a la Inmaculada sus indudables favores. En 2010, coincidiendo con el jubileo por los 50 años de creación de la Diócesis de Minas, los obispos uruguayos declararon el lugar Santuario Nacional.

En 19 de abril de 2014 se inauguró la renovación del entorno del templete de la Virgen. El 15 de septiembre de 2015, la capilla "Madre de Misericordia", en la cumbre del Cerro. Es la Virgen la que mueve los corazones, para que ayuden a hacer de su casa del Verdún un lugar privilegiado de encuentro con Jesús.


martes, 6 de octubre de 2015

SÍNODO, DÍA INTENSO

             Ayer empezamos muy puntualmente a las 9 de la mañana, presididos por el Papa, que ha sido el primero en llegar (y el último en irse, a las 7 de la tarde, después de una jornada de tres horas y media hasta el mediodía y dos horas y media por la tarde).

             No esperaba para nada poder hablar con él en el coffee break de las 10.30. Le conté de mi amistad con Tucho Methol Ferré, que fue profesor de la Universidad de Montevideo. Me escuchó con verdadero interés. 

             Ha sido un día intenso. El cardenal Peter Erdó, Relator General, leyó una extensa síntesis (valga la paradoja) de lo que el Sínodo ha trabajado desde el año pasado hasta ahora. Será publicada la exposición, recomiendo buscarla y leerla. En ella, a mi modo de ver, revela luces y sombras del Instrumentum laboris, el documento de trabajo que discutiremos en las próximas jornadas.

            Subrayo “a mi modo de ver” porque hay otros puntos de vista: en la sesión de la tarde un cardenal alemán criticó la Relación, mientras otros tres la defendieron abiertamente.  Lo que quiero decir es que las diferentes opiniones expresan la libertad con la que cada Padre sinodal piensa y expresa su pensamiento.


            Se ha pedido revisar la metodología del trabajo de los Círculos menores: que seamos sus integrantes quienes hagamos la síntesis de las conclusiones, que después pasarán a los redactores de la Relación final. El Secretario General del Sínodo había dicho que este trabajo lo harían los “expertos”: veremos qué pasa con la propuesta.   

2 comentarios:

Instituto Uruguayo de Formación Familiar dijo...

Gracias x tenernos al tanto, así rezamos más en concreto. Cuente con ello!

Popi Etcheverry dijo...

Padre, me llamo Paulina y soy alumna de Los Pilares. Recibí una invitación para adoptar un obispo durante este sínodo y me tocó usted!!! Cuente con mis rezos y los de toda mi flia. Saludos!!!