Páginas

DESPUÉS DE 115 AÑOS...

Juan Bautista Berdum fue un vasco francés a quien el gobierno de España, en 1801, donó unos terrenos cercanos al poblado de la Inmaculada Concepción de Minas. Los vecinos del lugar, pasado el tiempo, le llamaron al paraje Cerro del Verdún. En el año 1900, el párroco de la ciudad, Don José De Luca, le pidió permiso a don Pedro Dartayete y a su esposa, doña María Ariza, dueños entonces del cerro, para colocar en la cumbre una imagen de la Virgen. Desde el 19 de abril de 1901 hasta hoy, la Virgen del Verdún se ha convertido en el lugar de peregrinaciones más popular del Uruguay: cada 19 de abril, miles de personas de todo el país suben al Cerro para agradecerle a la Inmaculada sus indudables favores. En 2010, coincidiendo con el jubileo por los 50 años de creación de la Diócesis de Minas, los obispos uruguayos declararon el lugar Santuario Nacional.

En 19 de abril de 2014 se inauguró la renovación del entorno del templete de la Virgen. El 15 de septiembre de 2015, la capilla "Madre de Misericordia", en la cumbre del Cerro. Es la Virgen la que mueve los corazones, para que ayuden a hacer de su casa del Verdún un lugar privilegiado de encuentro con Jesús.


lunes, 31 de agosto de 2015

EN SEPTIEMBRE, FIESTA GRANDE EN EL VERDÚN


Al empezar el mes de septiembre, el pensamiento se va enseguida a las fiestas de la Virgen que celebraremos: el día 8 su Natividad, es decir, el cumpleaños de nuestra Madre del cielo; el 15, Nuestra Señora de los Dolores; el 24, la Virgen de las Mercedes, es decir, de todas las gracias que nos llegan por medio de su maternal intercesión. Pero aún hay algo más, en este septiembre 2015, que nos llena de alegría: el sábado 19 vamos a bendecir e inaugurar la capilla dedicada a la Madre de Misericordia, en la cumbre del cerro del Verdún.

Todo lo ha hecho la Virgen. Inicialmente, yo no había previsto esta capilla.  Fue la sugerencia de algunos amigos la que me llevó a pensar en ella. Le pedí ideas al arquitecto Francisco Collet y él hizo varios ensayos… que no nos convencieron ni a él ni a mí, porque todos competían con el templete de la Virgen.

Seguíamos dándole vueltas al asunto, cuando la empresa Movistar, terminado su contrato, retiró la antena y los equipos que tenía instalados en la cumbre del cerro. Julio Rodríguez Arrué, viendo entonces la plataforma de hormigón que habían dejado, sugirió construir sobre ella la capilla. Estudiamos esta posibilidad y quedó claro, en efecto, que era EL lugar: como me dijo con razón una señora, “la Virgen, desde arriba, ve todo mucho mejor”… 

Decidido el sitio, el siguiente paso fue comenzar una campaña de recursos económicos. Pensé en personas y empresas a las que recurrir, y que ya habían ayudado al Verdún, pensé en otras gestiones… De nuevo, ha sido la Virgen la que ha facilitado todo, esta vez por medio de una mujer generosa que la quiere mucho: la señora Nina von Maltzahn se ha encargado de darnos lo que necesitábamos para concretar nuestro proyecto. Después han seguido llegando ayudas...

A estas evidentes muestras del deseo de nuestra Madre de ser venerada en una capilla en la cumbre del Verdún (ya les conté cómo llegó a nuestras manos su imagen), tenemos que corresponder visitándola y llevando a muchos a conocerla: Ella les hará el gran favor de facilitarles el encuentro con su Hijo.




Están todos invitados, pues, a participar en la fiesta del 19 de septiembre: a las 3 de la tarde subiremos rezando el Rosario y, a continuación, tendrá lugar la primera Misa y la bendición de la capilla Madre de Misericordia.  Será un día de fiesta grande para todos, fiesta de agradecimiento a la Virgen y fiesta de esperanza: en su nueva casa, Ella conseguirá, a lo largo de muchos, muchos años, que miles de hijos suyos amen a Jesús.

3 comentarios:

M. Fuentes dijo...

Qué bien quedó la capilla en la plataforma!!
Así que el 19 suben a la inauguración.
Felicitaciones por tanto que han logrado.
Un gran orgullo.

Pablo Santiago Hübner Varela dijo...

Es preciosa la capilla. Dios y la Santísima Virgen nos protejan y bendigan a todos y reine la verdadera Paz.

Alicia Lanzola de Hubner dijo...

Felicitaciones Padre Fuentes, que alegría que junto a La Virgen del Verdun, tengamos todos los católicos y los que todavía no conocen a Dios, la posibilidad de tener un lugar de encuentro con Nuestra Madre, que pedirá a su HIJO JESUS, bendiciónes y la conversión de muchas almas necesitadas de su Misericordia.