Páginas

DESPUÉS DE 115 AÑOS...

Juan Bautista Berdum fue un vasco francés a quien el gobierno de España, en 1801, donó unos terrenos cercanos al poblado de la Inmaculada Concepción de Minas. Los vecinos del lugar, pasado el tiempo, le llamaron al paraje Cerro del Verdún. En el año 1900, el párroco de la ciudad, Don José De Luca, le pidió permiso a don Pedro Dartayete y a su esposa, doña María Ariza, dueños entonces del cerro, para colocar en la cumbre una imagen de la Virgen. Desde el 19 de abril de 1901 hasta hoy, la Virgen del Verdún se ha convertido en el lugar de peregrinaciones más popular del Uruguay: cada 19 de abril, miles de personas de todo el país suben al Cerro para agradecerle a la Inmaculada sus indudables favores. En 2010, coincidiendo con el jubileo por los 50 años de creación de la Diócesis de Minas, los obispos uruguayos declararon el lugar Santuario Nacional.

En 19 de abril de 2014 se inauguró la renovación del entorno del templete de la Virgen. El 15 de septiembre de 2015, la capilla "Madre de Misericordia", en la cumbre del Cerro. Es la Virgen la que mueve los corazones, para que ayuden a hacer de su casa del Verdún un lugar privilegiado de encuentro con Jesús.


viernes, 17 de abril de 2015

¿CÓMO ES LA VIRGEN DEL VERDÚN?


       El próximo Domingo es 19 de abril, la fiesta grande de la Virgen del Verdún. Y en esta ocasión será grande por un motivo muy especial: el Cardenal Arzobispo de Montevideo celebrará la Misa principal, a las 11 de la mañana, y después bendecirá la imagen de la Madre de Misericordia, que colocaremos en la capilla a Ella dedicada, en la cumbre del cerro.

      Naturalmente, están todos invitados a participar en la Misa y en la fiesta, que dura todo el día: sólo el hecho de ver a miles y miles de familias felices, subiendo el cerro para venerar a nuestra Madre, es ya una fiesta.

      En medio de los preparativos para el 19, me llega esta foto histórica. Lo que está escrito en la esquina superior izquierda me ha hecho pensar mucho...


      Me ha hecho pensar porque, exactamente un siglo después de aquella primera coronación de la Virgen del Verdún, acabamos de volver a coronarla. El motivo fue que, a fines del año pasado, un temporal arrancó la corona... Meses más tarde la encontró hecha un 8 uno de los obreros que trabajan en la construcción de la capilla. El ingenio y el trabajo de Julio Yorcín le devolvieron, mejorado, su esplendor y desde el lunes pasado la Virgen tiene otra vez su corona.


        El arquitecto Francisco Collet estaba allí y, desde la canasta en el extremo de la grúa, pudo ver de cerca que la Virgen del Verdún es muy hermosa, muy hermosa.


   Esta coincidencia de fechas y sucesos me hacen pensar que se trata de una sonrisa de la Virgen: creo que nos está diciendo que está contenta con lo que estamos haciendo en el Verdún, ¿no les parece?

     

     

No hay comentarios: