Páginas

DESPUÉS DE 115 AÑOS...

Juan Bautista Berdum fue un vasco francés a quien el gobierno de España, en 1801, donó unos terrenos cercanos al poblado de la Inmaculada Concepción de Minas. Los vecinos del lugar, pasado el tiempo, le llamaron al paraje Cerro del Verdún. En el año 1900, el párroco de la ciudad, Don José De Luca, le pidió permiso a don Pedro Dartayete y a su esposa, doña María Ariza, dueños entonces del cerro, para colocar en la cumbre una imagen de la Virgen. Desde el 19 de abril de 1901 hasta hoy, la Virgen del Verdún se ha convertido en el lugar de peregrinaciones más popular del Uruguay: cada 19 de abril, miles de personas de todo el país suben al Cerro para agradecerle a la Inmaculada sus indudables favores. En 2010, coincidiendo con el jubileo por los 50 años de creación de la Diócesis de Minas, los obispos uruguayos declararon el lugar Santuario Nacional.

En 19 de abril de 2014 se inauguró la renovación del entorno del templete de la Virgen. El 15 de septiembre de 2015, la capilla "Madre de Misericordia", en la cumbre del Cerro. Es la Virgen la que mueve los corazones, para que ayuden a hacer de su casa del Verdún un lugar privilegiado de encuentro con Jesús.


martes, 20 de enero de 2015

EL PAPA EN EL AVIÓN

Ciudad del Vaticano, 20 enero 2015 (VIS).- Al término de su viaje, en el vuelo que lo conducía de Manila a Roma, el Papa conversó de nuevo con los periodistas que lo acompañaban en el avión. Francisco confesó que lo que más le había llamado la atención, hasta el punto de conmoverlo, habían sido los gestos de la gente. ''Allí está todo -dijo- la fe, el amor, la familia, las ilusiones y el futuro... el entusiasmo verdadero, la ilusión, la alegría, la capacidad de festejar incluso bajo la lluvia''. Así mismo destacó la resignación de los filipinos añadiendo que son ''un pueblo que sabe sufrir''.

El Pontífice habló de un posible viaje a África Central y Uganda a finales de año, y confirmó que viajará a Philadelphia, para el encuentro de las familias, a Nueva York, donde visitará las Naciones Unidas, y a Washington, donde lo más seguro es que canonice a Junipero Serra, ya que desplazarse hasta California, según confesó, es complicado por motivos tempísticos. Sobre los posibles viajes a Sudamérica, y aunque todo está aún en el aire, dijo que el próximo año podría visitar Ecuador, Bolivia y Paraguay. (En 2016, Argentina, Chile y Uruguay, agrego yo de otras fuentes).



Ofrecemos a continuación una síntesis de algunas de las respuestas del Papa.

-Sobre la pregunta de la libertad religiosa y la libertad de expresión que le hicieron en el vuelo que lo conducía de Colombo a Manila y que tanta confusión que ha creado

''En teoría, se puede decir lo que dice el Evangelio, debemos poner la otra mejilla. En teoría, podemos decir que tenemos la libertad de expresar y esto es importante. En teoría todos estamos de acuerdo, pero somos humanos, y está la prudencia, que es una virtud de la convivencia humana. Yo no puedo insultar y provocar a una persona constantemente, porque puedo conseguir que se enfade, puedo obtener una reacción que no está bien. Pero es humano. Por esto digo que la libertad de expresión debe tener en cuenta la realidad humana y hay que ser prudente. Es una forma de decir que hay que ser educado y prudente porque la prudencia es la virtud humana que regula nuestras relaciones''.

-Sobre la corrupción en el mundo y en la Iglesia
''La corrupción hoy en el mundo está a la orden del día, y la actitud corrupta encuentra fácilmente sitio en las instituciones. Porque una institución tiene muchas partes. Muchos jefes, y muchos subjefes. Y es muy fácil caer en la corrupción... no pensar en la gente... ir con la persona corrupta, que hace negocios corruptos, o gobierna de manera corrupta o va a asociarse con otros para hacer un trato corrupto y roba al pueblo. La víctima es el pueblo... Hoy en día es un problema mundial... Y sobre la corrupción en las instituciones eclesiales, cuando hablo de la Iglesia me gusta hablar de los fieles, de los bautizados, de toda la Iglesia. Y ahí es mejor hablar de pecadores. Porque todos somos pecadores. Pero cuando hablamos de corrupción, hablamos o de personas corruptas o de instituciones de la Iglesia que caen en la corrupción, y existen casos... Es fácil caer en la corrupción, pero recordemos esto: ¡Pecadores si, corruptos no!, ¡Corruptos nunca!. Tenemos que pedir perdón por esos católicos, esos cristianos, que escandalizan con su corrupción. Es una plaga en la Iglesia, pero hay muchos santos, y santos pecadores, pero no corruptos''.

-Sobre la Paternidad responsable
''Creo que tres es el número que dicen los técnicos que es importante para mantener la población, tres por pareja. Cuando esto desciende, sucede lo contrario, como en Italia, donde escuché - no sé si es verdad - que en 2024 no habrá dinero para pagar a los jubilados por la disminución de la población. Pero la palabra clave para responder es la que siempre utiliza la Iglesia, y la que también yo utilizo, paternidad responsable. ¿Cómo se hace esto? A través del diálogo. Todas las personas, con su pastor, deben buscar una paternidad responsable... Algunos creen - disculpad la expresión- que para ser un buen católico tenemos que ser como conejos. No. Paternidad responsable. Esto está claro, y por ello hay grupos matrimoniales en la iglesia, hay expertos en esto, están los pastores, y se busca. Yo conozco muchas maneras lícitas para conseguirlo... Por otra parte hay algo curioso que no tiene nada que ver con esto pero que está relacionado. Para las personas más pobres un hijo es un tesoro. Es cierto que hay que ser cautos. Pero para ellos un hijo es un tesoro. Dios sabe cómo ayudarles. Quizás algunos no son muy prudentes, es cierto. La paternidad debe ser responsable. Pero también hay que tener en cuenta la generosidad del padre y de la madre que ven en cada hijo un tesoro''.

-Sobre la afirmación del Papa de que el mundo necesita llorar
''Una de las cosas que se pierde cuando hay demasiada bienestar o los valores no se entienden muy bien, o nos acostumbrados a la injusticia, a esta cultura del descarte, es la capacidad de llorar. Es una gracia que hay que pedir... Nosotros los cristianos debemos pedir la gracia de llorar, especialmente los cristianos acomodados, y llorar por las injusticias y los pecados. Porque el llorar te hace entender nuevas realidades o nuevas dimensiones de la realidad''.

No hay comentarios: