Páginas

DESPUÉS DE 115 AÑOS...

Juan Bautista Berdum fue un vasco francés a quien el gobierno de España, en 1801, donó unos terrenos cercanos al poblado de la Inmaculada Concepción de Minas. Los vecinos del lugar, pasado el tiempo, le llamaron al paraje Cerro del Verdún. En el año 1900, el párroco de la ciudad, Don José De Luca, le pidió permiso a don Pedro Dartayete y a su esposa, doña María Ariza, dueños entonces del cerro, para colocar en la cumbre una imagen de la Virgen. Desde el 19 de abril de 1901 hasta hoy, la Virgen del Verdún se ha convertido en el lugar de peregrinaciones más popular del Uruguay: cada 19 de abril, miles de personas de todo el país suben al Cerro para agradecerle a la Inmaculada sus indudables favores. En 2010, coincidiendo con el jubileo por los 50 años de creación de la Diócesis de Minas, los obispos uruguayos declararon el lugar Santuario Nacional.

En 19 de abril de 2014 se inauguró la renovación del entorno del templete de la Virgen. El 15 de septiembre de 2015, la capilla "Madre de Misericordia", en la cumbre del Cerro. Es la Virgen la que mueve los corazones, para que ayuden a hacer de su casa del Verdún un lugar privilegiado de encuentro con Jesús.


lunes, 8 de diciembre de 2014

NOTICIAS DESDE EL VERDÚN

      Hoy es día de Fiesta Grande: María Santísima fue preservada de toda mancha de pecado, desde que fue concebida en el vientre de su madre: Ella es ¡la Inmaculada Concepción! 
     Y, además de Madre de Dios, es nuestra Madre y se multiplica atendiendo a sus hijos necesitados. Hoy por hoy, es el mundo entero el que necesita que Ella intervenga y obtenga para todos, pero más para algunos, claridad de juicio y buena voluntad en sus inteligencias y en sus corazones. Le pido a la Virgen que interceda delante de Dios, aunque no tengamos ningún mérito para acreditar la petición: sólo los que su Hijo nos mereció en la Cruz. 
     Hace poco más de un mes describí el arranque de las obras de la capilla, que la Virgen del Verdún ha querido que le hagamos en la cumbre del cerro. Gracias a Dios, todo va bien y ya se empieza a perfilar algo de lo que será. Hoy es un buen día para compartir la marcha de los trabajos. 
    El sacerdote que aparece en la foto es el P. Jarek (o Jaro), que vino de Polonia y tiene una ilusión enorme en atender la futura capilla.
  Como se ve, el paisaje que se domina desde ella es extraordinario. La idea es que se pueda disfrutar de él a lo grande...





No hay comentarios: