Páginas

DESPUÉS DE 115 AÑOS...

Juan Bautista Berdum fue un vasco francés a quien el gobierno de España, en 1801, donó unos terrenos cercanos al poblado de la Inmaculada Concepción de Minas. Los vecinos del lugar, pasado el tiempo, le llamaron al paraje Cerro del Verdún. En el año 1900, el párroco de la ciudad, Don José De Luca, le pidió permiso a don Pedro Dartayete y a su esposa, doña María Ariza, dueños entonces del cerro, para colocar en la cumbre una imagen de la Virgen. Desde el 19 de abril de 1901 hasta hoy, la Virgen del Verdún se ha convertido en el lugar de peregrinaciones más popular del Uruguay: cada 19 de abril, miles de personas de todo el país suben al Cerro para agradecerle a la Inmaculada sus indudables favores. En 2010, coincidiendo con el jubileo por los 50 años de creación de la Diócesis de Minas, los obispos uruguayos declararon el lugar Santuario Nacional.

En 19 de abril de 2014 se inauguró la renovación del entorno del templete de la Virgen. El 15 de septiembre de 2015, la capilla "Madre de Misericordia", en la cumbre del Cerro. Es la Virgen la que mueve los corazones, para que ayuden a hacer de su casa del Verdún un lugar privilegiado de encuentro con Jesús.


miércoles, 2 de abril de 2014

DESCONTANDO LOS DÍAS

Esta mañana subí al Verdún y saqué estas fotos. Se imaginan, es el sprint final, para llegar al 19 terminada la obra.

El templete de la Virgen, mientras duran los trabajos, está protegido con tejido de alambre. Pasaron a la historia el muro y las rejas que lo encorsetaban, así como los escalones que llegaban al interior del templete. Así queda mucho mejor, libre de ataduras. Se podrá entrar en él y tocar la imagen de la Virgen de otra manera...

Como es natural, durante este tiempo los peregrinos han tenido que dejar sus ofrendas en el tejido; cuando lo retiremos encontrarán unos sitios bien pensados, para colocar en ellos velas, plaquetas y flores. 

Pienso que a la Virgen le gustarán estas mejoras que hemos hecho en su casa del Verdún. Confío en que todos cuidaremos que siempre esté limpia, prolija... 
































No hay comentarios: