Páginas

DESPUÉS DE 115 AÑOS...

Juan Bautista Berdum fue un vasco francés a quien el gobierno de España, en 1801, donó unos terrenos cercanos al poblado de la Inmaculada Concepción de Minas. Los vecinos del lugar, pasado el tiempo, le llamaron al paraje Cerro del Verdún. En el año 1900, el párroco de la ciudad, Don José De Luca, le pidió permiso a don Pedro Dartayete y a su esposa, doña María Ariza, dueños entonces del cerro, para colocar en la cumbre una imagen de la Virgen. Desde el 19 de abril de 1901 hasta hoy, la Virgen del Verdún se ha convertido en el lugar de peregrinaciones más popular del Uruguay: cada 19 de abril, miles de personas de todo el país suben al Cerro para agradecerle a la Inmaculada sus indudables favores. En 2010, coincidiendo con el jubileo por los 50 años de creación de la Diócesis de Minas, los obispos uruguayos declararon el lugar Santuario Nacional.

En 19 de abril de 2014 se inauguró la renovación del entorno del templete de la Virgen. El 15 de septiembre de 2015, la capilla "Madre de Misericordia", en la cumbre del Cerro. Es la Virgen la que mueve los corazones, para que ayuden a hacer de su casa del Verdún un lugar privilegiado de encuentro con Jesús.


miércoles, 11 de diciembre de 2013

¿SUICIDIO O HARAKIRI?

Fumata con olor a marihuana; esto fue la votación de ayer. Y me vino a la memoria un comentario de mi amigo y condiscípulo en Navarra, Luis Foix, que en 1982, cuando la locura de la guerra de las Malvinas, era el corresponsal del diario La Vanguardia en Londres. A él le tocó viajar a Argentina a cubrir la información.
  Llegó el periodista a Buenos Aires y percibió que la opinión pública porteña estaba bastante desinformada…, hasta el punto de que en una reunión con universitarios (“¡se la vamo a dar a los ingleses, se la vamo a dar!”, oyó) no pudo menos que exclamar:
- ¿Vosotros conocéis la flota que está preparando Inglaterra?... Pienso que tenéis dos posibilidades: la primera, ¡suicidaros!; la segunda…, ¡haceros el harakiri!
           En este “day after”, necesariamente se suman, a la votación de ayer, la legalización y promoción del aborto; la equiparación legal de las uniones homosexuales con el matrimonio y la fecundación artificial en todas sus formas, leyes que, como escribí más de una vez, llevarán a que la familia uruguaya se hunda como hundieron los ingleses al Capitán Belgrano.

         Entonces, ¿qué elegimos: el suicidio o el harakiri? Hay una tercera opción (segunda, mejor dicho), entusiasmante, que podría resumirse en un slogan: Por la familia todo es poco.
Lo cual quiere decir que es necesario multiplicar las iniciativas para ayudar a los matrimonios jóvenes antes de que lleguen las dificultades; que hace falta enseñar a los chicos y chicas adolescentes el valor de la fidelidad en todos los órdenes; que hay que decidirse a no tener miedo de decirles que lo blanco es blanco y lo negro, negro; que es necesario que  los papás y las mamás asuman su deber de dar la información sexual a sus hijos, y que no permitan que les pudran el coco enseñándoles cómo hacer el “sexo seguro”; que hace falta… un largo etcétera.
         Hace un mes y pico casé a Rosina y Nicolás; en dos semanas lo harán José y Pilar. Son dos parejas de novios, que me consta que “la tienen clara”. Tanto que están dispuestos a darlo todo –a darse del todo- porque por la familia todo es poco.
         No están solos en el empeño, también me consta. Hay, como ellas, muchas parejas más que no quieren saber nada con los “derechos” de abortar los hijos, de cultivar marihuana o de integrar un club de faloperos. Están dispuestos a romperse todo por la familia, por la que ellos quieren formar. Hay que apoyarlos con entusiasmo: se encuentran en la primera fila de una guerra que hay que ganar. O sí, o sí.  

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Padre coincido totalmente con sus conceptos. Pero resulta que hoy se bautizan niños cuyos padres no pasaron por la iglesia y mucho menos por el registro civil. Hay niños que van a colegios católicos y cuando tienen que asistir a la catequesis o a la reconciliación, NO VAN porque los padres no están de acuerdo (para qué entonces los mandan a Colegio católico me pregunto yo). La familia se está desintegrando porque la gente NO se casa, no asume la RESPONSABILIDAD de formar una FAMILIA (se juntan, tienen hijos, luego se juntan con otros/as y así siguen en una sucesión de uniones de hechos y medios hermanos que ni siquiera saben de quien hijos son). Es una bendición que haya parejas que quieran casarse por la Iglesia Católica y asuman la RESPONSABILIDAD de formar una familia como Dios manda. Pero no son la mayoría .... son los menos.... Mi sugerencia es: PARA ASISTIR A UN COLEGIO CATOLICO, HAY QUE VIVIR DE ACUERDO A LAS REGLAS DE LA COMUNIDAD CATOLICA (me parece inaceptable que hijos de parejas que no creen en Dios Padre y viven al margen de la Palabra del Señor asistan a Colegios donde se profesa la religión Católica Apostólica y Romana) Y ACEPTAR LOS SACRAMENTOS. NO ES POSIBLE QUE PERSONAS QUE JAMAS ASISTEN A MISA, LA UNICA VEZ EN EL AÑO QUE LO HACE COMULGUEN. Me parece en realidad una burla a la comunidad católica.
María del Huerto

Anónimo dijo...

´PERO...--PERO QUE PENA QUE AUN HAY PERSONAS CON LA MENTE TAN CERRADA.....NADA TIENE QUE VER QUE ESTES CASADA POR IGLESIA O NO PARA MANDAR UN HIJO AL COLEGIO O BAUTIZAR .O NO HAN ESCUCHADO AL PAPA QUE GRITA QUE ABRAN LAS PUERTAS DE LAS IGLESIAS.....PERO QUE PENA QUE GENTE COMO USTED SIGAN CORRIENDO Y JUZGANDO LAS PERSONAS---SEGURAMENTE NO HA ENTENDIDO NADA...DE QUE REGLAS HABLA-SI ADENTRO DE LA IGESIA Y PUNTUALMENTELA DE MINAS LOS QUE MAS RESPONSABILIDAD HAN TENIDO HAN SIDO LOS PRIMEROS EN NO CUMPLIR.ENTONCES...CUIDADITO CON JUZGAR AL OTRO.







-

Anónimo dijo...

Que triztesa Maria su forma de pensar.....por DIOS....PERDONALA POR QUE NO SABE LO QUE DICE.