Páginas

miércoles, 4 de septiembre de 2013

LA JORNADA DE VARELA

Muy queridos chicos y chicas de José P. Varela, de Nico-Batlle, de Lascano, de Pirarajá, de Illescas, de Zapicán, de Mariscala, de Solís, de Aiguá y de Minas:

Se hacía necesario remansar impresiones de la inolvidable Jornada Diocesana de la Juventud, que vivimos el sábado y domingo en Varela. Las imágenes, sin duda, ayudan: apenas una mirada, es suficiente para poner en cada foto: ¡alegría, alegría, alegría!
Recepción de los participantes en la JDJ 
El que no haya participado pensará que fue pura fiesta y, en cierto sentido, tendrá razón. Pero tendrá que averiguar cuáles fueron los motivos de esa alegría.

Coincidiremos, estoy seguro, en que así como los momentos espontáneos de baile y los más organizados (Raza Gaucha, unos fenómenos) fueron una clara demostración de alegría, más, ¡mucho más! lo fue la vigilia de oración del sábado de noche. Una hora y media larga de diálogo con Jesús expuesto en la custodia, meditación profunda, música adecuada (Ázimo, unos cracks), Confesión: ¿verdad que recuperar la gracia divina es el mayor motivo de alegría? (No hay imágenes porque, como dice el refrán, “no se puede repicar y estar en la procesión” = confesar y sacar fotos).
Retirado el Santísimo, canciones y mucho ritmo. Después, cuando regresó, oración, adoración y confesiones.

Otra fuente de alegría: la cooperación de todos. De las familias de Varela para dar alojamiento a los 150 participantes; de las señoras que forman parte de la comunidad parroquial para… ¿para qué no?: comida, bebida, vasos, platos, traer sillas, atenciones a granel…; de los chicos y chicas de Interact y los Leos, que se multiplicaron para atenderlos (nos); de la Intendencia, de la Junta local, del Alcalde, de los medios de comunicación…
 Lascano, ¡presente!

¿Saben? Si nos dejamos llevar por lo que suele llamarse “actualidad”, sobran motivos para el pesimismo: porque ese título encierra –o desparrama, mejor dicho- violencias e injusticias que parecen sin fin e imposibles de arreglar. La JDC, en cambio, que no es “noticia”, nos habla a todos de la alegría de servir, del deseo compartido de ser útiles, de preocupación por los demás, de ganas reales de construir todos los días un mundo mejor (más mejor, como decía alguien), de respeto, de unidad de intenciones, de ausencia de discriminación… ¿Verdad que no es poco?
Recuerdo de la Jornada: todos pintaron

En la JDC nos unía el lema Vayan y anuncien el Evangelio, tan actual hoy como el día en que Jesús lo señaló como misión para cada bautizado. Ustedes salieron por los barrios de Varela a evangelizar y, según nos contaron el domingo, encontraron respuestas y falta de respuestas: exactamente igual a lo que le pasó a Jesús y a los primeros apóstoles.
TODOS

Cuando terminamos la Jornada con la Misa en la plaza, el sentimiento de alegría era un deseo grande de hacer apostolado todos los días: en el liceo, en la facultad… En el lugar en el que cada uno está, es donde se encuentran los lisiados, los pobres, los paralíticos, los ciegos de los que hablaba Jesús en el evangelio de la Misa y a los que hay que invitar a que lo conozcan.


Pintar la cruz, llevar la Cruz.
Los dejo por hoy. Mi felicitación y mi agradecimiento a todos y a cada uno: ¡se portaron como campeones! Estoy seguro de que así, con alegría en el alma y con hambre de apostolado vamos a mejorar esta tierra nuestra.

Presidió la Virgen de los Treinta y Tres.

Les deseo que sepamos vivir, cada día, unidos en la oración y en la acción como los tres mosqueteros: uno para todos, todos para uno. Ese UNO, ante todo, no se olviden, es Jesús.

Me despido con una Bendición llena de cariño,

+ Jaime



Bailes...
 y bailes.


P.D. de último momento: la guerra está a las puertas del mundo. Los líderes religiosos –católicos, ortodoxos, musulmanes…- han dicho que, si se ataca a Siria, se va a desencadenar una guerra mucho más terrible. El Papa Francisco ha convocado, para  el sábado 7, una jornada de ayuno y oración por la paz: para que los responsables –Presidente Obama, el primero- de tomar la decisión recapaciten y busquen caminos de paz. Quisiera animar a todos a secundar al Papa -¡ge-ne-ro-sa-men-te!   

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Me ha alegrado Ud . el dìa Obispo Jaime.
No es la primera vez que me sucede cuando entro a su blog.
Que Nuestra Señora lo bendiga a Ud. y su trabajo.

Unknown dijo...


BENDICIONES Y FELICITACIONES A TODOS LOS QUE HICIERON POSIBLE ESA HERMOSA JORNADA DIOCESANA EN CANELONES TAMBIEN ERAMOS 150 COMPARTIMOS RECONCILIACIONES EUCARISTIA Y MISION ¡¡¡

VIVA LA JUVENTUD ¡¡¡ ESPERANZA DE LA IGLESIA ¡¡¡

TODOS LOS JOVENES CATOLICOS URUGUAYOS UNIDOS POR JESUS ¡¡
PAZ Y BIEN ¡¡¡