Páginas

DESPUÉS DE 115 AÑOS...

Juan Bautista Berdum fue un vasco francés a quien el gobierno de España, en 1801, donó unos terrenos cercanos al poblado de la Inmaculada Concepción de Minas. Los vecinos del lugar, pasado el tiempo, le llamaron al paraje Cerro del Verdún. En el año 1900, el párroco de la ciudad, Don José De Luca, le pidió permiso a don Pedro Dartayete y a su esposa, doña María Ariza, dueños entonces del cerro, para colocar en la cumbre una imagen de la Virgen. Desde el 19 de abril de 1901 hasta hoy, la Virgen del Verdún se ha convertido en el lugar de peregrinaciones más popular del Uruguay: cada 19 de abril, miles de personas de todo el país suben al Cerro para agradecerle a la Inmaculada sus indudables favores. En 2010, coincidiendo con el jubileo por los 50 años de creación de la Diócesis de Minas, los obispos uruguayos declararon el lugar Santuario Nacional.

En 19 de abril de 2014 se inauguró la renovación del entorno del templete de la Virgen. El 15 de septiembre de 2015, la capilla "Madre de Misericordia", en la cumbre del Cerro. Es la Virgen la que mueve los corazones, para que ayuden a hacer de su casa del Verdún un lugar privilegiado de encuentro con Jesús.


miércoles, 24 de julio de 2013

UN GESTO SOBERANO

      Cuando al mediodía pude prender el televisor, el Papa Francisco estaba terminando la Misa en el Santuario de Aparecida. Lo vi y escuché la consagración que hizo a la Virgen y, al terminar, me queda imborrable el cariño con que tomó en brazos la pequeña imagen y la llevó, arropada, como se lleva a un bebé.
      Salió a la explanada, en la que le recibieron con desbordante entusiasmo cientos de miles de personas. Dijo unas pocas palabras en español (anunció que volverá en 2017, cuando se cumplirán 10 años de la histórica reunión del CELAM) y repitió lo que había hecho en el interior de la Basílica: con la imagen de Aparecida bendijo a la gente, en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo.

      Su gesto soberano tiene, a mi modo de ver, especial importancia: así, con la extremada sencillez que caracteriza a las cosas de Dios, el Papa ha explicado la mediación materna de María.
      Quien tenga interés en profundizar en el tema, está invitado a pinchar aquí para leer la ponencia que presenté, en setiembre del año pasado, en el Congreso Mariológico Internacional que se celebró en Roma. Quisiera compartir este convencimiento: es la Virgen, y sólo Ella, quien puede sacarnos del bache que sufrimos. Lo hará, en la medida en que quede bien claro, ahora y para siempre, que es la Madre de todos los hombres y que se desvive intercediendo por nosotros.

No hay comentarios: