Páginas

DESPUÉS DE 115 AÑOS...

Juan Bautista Berdum fue un vasco francés a quien el gobierno de España, en 1801, donó unos terrenos cercanos al poblado de la Inmaculada Concepción de Minas. Los vecinos del lugar, pasado el tiempo, le llamaron al paraje Cerro del Verdún. En el año 1900, el párroco de la ciudad, Don José De Luca, le pidió permiso a don Pedro Dartayete y a su esposa, doña María Ariza, dueños entonces del cerro, para colocar en la cumbre una imagen de la Virgen. Desde el 19 de abril de 1901 hasta hoy, la Virgen del Verdún se ha convertido en el lugar de peregrinaciones más popular del Uruguay: cada 19 de abril, miles de personas de todo el país suben al Cerro para agradecerle a la Inmaculada sus indudables favores. En 2010, coincidiendo con el jubileo por los 50 años de creación de la Diócesis de Minas, los obispos uruguayos declararon el lugar Santuario Nacional.

En 19 de abril de 2014 se inauguró la renovación del entorno del templete de la Virgen. El 15 de septiembre de 2015, la capilla "Madre de Misericordia", en la cumbre del Cerro. Es la Virgen la que mueve los corazones, para que ayuden a hacer de su casa del Verdún un lugar privilegiado de encuentro con Jesús.


miércoles, 19 de junio de 2013

COPY & PASTE


Histórica votación en Uruguay 
Mons. Paglia, se congratula por el entusiasmo de quienes defienden el derecho a la vida, en Uruguay



El domingo 23 de junio los uruguayos están llamados a expresarse mediante el voto, acerca de la realización o no de un referéndum para abrogar la ley del aborto que está vigente en el país desde finales del 2012 y que permite abortar hasta la doceava semana de gestación. Si al menos el 25% de los electores se manifiestan por el SÍ (unos 655.000 votos) entonces en octubre se realizará este referéndum que podría derogar esta ley éticamente injusta.


El obispo responsable de la  pastoral familiar de la Conferencia Episcopal, Mons. Jaime Fuentes, ha pedido oraciones por el éxito de esta iniciativa. Mons. Vincenzo Paglia, presidente del Consejo Pontificio para la Familia se ha congratulado con las personas creyentes o no creyentes que defienden en Uruguay y en toda Latinoamérica el primero de los derechos humanos, el derecho a la vida y secunda esta intención de oración, en el pleno respeto de las instituciones democráticas de esa nación sudamericana.


No hay comentarios: