Páginas

DESPUÉS DE 115 AÑOS...

Juan Bautista Berdum fue un vasco francés a quien el gobierno de España, en 1801, donó unos terrenos cercanos al poblado de la Inmaculada Concepción de Minas. Los vecinos del lugar, pasado el tiempo, le llamaron al paraje Cerro del Verdún. En el año 1900, el párroco de la ciudad, Don José De Luca, le pidió permiso a don Pedro Dartayete y a su esposa, doña María Ariza, dueños entonces del cerro, para colocar en la cumbre una imagen de la Virgen. Desde el 19 de abril de 1901 hasta hoy, la Virgen del Verdún se ha convertido en el lugar de peregrinaciones más popular del Uruguay: cada 19 de abril, miles de personas de todo el país suben al Cerro para agradecerle a la Inmaculada sus indudables favores. En 2010, coincidiendo con el jubileo por los 50 años de creación de la Diócesis de Minas, los obispos uruguayos declararon el lugar Santuario Nacional.

En 19 de abril de 2014 se inauguró la renovación del entorno del templete de la Virgen. El 15 de septiembre de 2015, la capilla "Madre de Misericordia", en la cumbre del Cerro. Es la Virgen la que mueve los corazones, para que ayuden a hacer de su casa del Verdún un lugar privilegiado de encuentro con Jesús.


martes, 5 de marzo de 2013

SÓLO POR ÉL

Los cardenales han enviado al Papa emérito un telegrama que hace pensar.
Ocho años de completa entrega; ocho años sufriendo el tiro al blanco en todos los idiomas; ocho años escuchando con paciencia infinita a cuantos se le acercaban; ocho años sembrando el entendimiento y la paz; ocho años repartiendo sabiduría sin encontrar el eco deseado; ocho años de oración y sacrificios para anunciar a Jesucristo a toda costa; ocho años de agobio incalculable, por la infidelidad de no pocos de los que deberíamos ser más fieles... 
La lista de sinsabores puede, obviamente, concretarse mucho más. Cuando renuncia a seguir porque ya no puede más, recibe un telegrama de sus más cercanos colaboradores y -me permito imaginarlo- después de leerlo habrá pensado: - Deo omnis gloria! Sólo por Él, si tuviera fuerzas, trabajaría ocho años más. Sólo por Él.

Los padres cardenales reunidos en el Vaticano para las congregaciones generales en vista del próximo cónclave le envían al unísono un devoto saludo con la expresión de gratitud renovada por todo su luminoso ministerio petrino y por su ejemplo de generosa solicitud pastoral por el bien de la Iglesia y de todo el mundo. Con su gratitud quieren expresar el agradecimiento de toda la Iglesia por su incansable trabajo en la viña del Señor. Los miembros del Colegio cardenalicio confían en sus oraciones por ellos y por toda la Iglesia.

No hay comentarios: