Páginas

DESPUÉS DE 115 AÑOS...

Juan Bautista Berdum fue un vasco francés a quien el gobierno de España, en 1801, donó unos terrenos cercanos al poblado de la Inmaculada Concepción de Minas. Los vecinos del lugar, pasado el tiempo, le llamaron al paraje Cerro del Verdún. En el año 1900, el párroco de la ciudad, Don José De Luca, le pidió permiso a don Pedro Dartayete y a su esposa, doña María Ariza, dueños entonces del cerro, para colocar en la cumbre una imagen de la Virgen. Desde el 19 de abril de 1901 hasta hoy, la Virgen del Verdún se ha convertido en el lugar de peregrinaciones más popular del Uruguay: cada 19 de abril, miles de personas de todo el país suben al Cerro para agradecerle a la Inmaculada sus indudables favores. En 2010, coincidiendo con el jubileo por los 50 años de creación de la Diócesis de Minas, los obispos uruguayos declararon el lugar Santuario Nacional.

En 19 de abril de 2014 se inauguró la renovación del entorno del templete de la Virgen. El 15 de septiembre de 2015, la capilla "Madre de Misericordia", en la cumbre del Cerro. Es la Virgen la que mueve los corazones, para que ayuden a hacer de su casa del Verdún un lugar privilegiado de encuentro con Jesús.


sábado, 23 de febrero de 2013

APARICIONES DE LA VIRGEN


Recurrir a la Virgen y confiar en su mediación materna es una actitud que, desde hace no pocos años, se verifica en todo el mundo: por una especie de “instinto” sobrenatural, en tiempos difíciles los hijos van a buscar protección en la Madre que tenemos en el Cielo.
         En septiembre de 2008 participé en el Congreso Mariológico Internacional que tuvo lugar en Lourdes. El tema fue Las apariciones marianas, y allí, entre otras cosas, me enteré de que la Santa Sede había reconocido las de la Virgen en Kibeho, Ruanda, ocurridas el 28 de noviembre de 1981 y en los seis meses siguientes.
           La Declaración correspondiente se dio a conocer en Roma el 29 de junio de 2001, o sea, 20 años después de los hechos. Este periodo de tiempo tiene especial interés. Y también lo tiene la puntualización que hizo el Obispo de Gikongoro, Augustin Misago, al que correspondió encargarse de la investigación sobre la veracidad de las apariciones.
            Explicó que, después de realizado el estudio, podía afirmar que la Virgen se había aparecido solamente a tres chicas (Alphonsine Mumureke, Nathalie Mukamazimpaka y Marie Claire Mukangango), que han correspondido satisfactoriamente a todos los criterios establecidos por la Iglesia en materia de apariciones y revelaciones privadas.
         Por el contrario, continuaba el obispo Misago, la evolución de los presuntos videntes sucesivos (otras cuatro personas), sobre todo tras acabar las apariciones, deja ver situaciones personales inquietantes, que han reforzado las reservas ya existentes respectos a ellos. 

         El motivo de traer hoy aquí este sucedido, es el anuncio de que Ivan Dragicevic, presunto vidente de la Virgen en Medjugorje que hasta hoy recibe sus mensajes, vendrá a Montevideo el 8 y 9 de marzo, y dará una conferencia en la parroquia Punta Carretas y en el Palacio Peñarol, después del rezo del Rosario y de la Santa Misa.
         Pienso que es importante tener en cuenta el “antecedente” de las apariciones de la Virgen en Ruanda, para encuadrar el evento que nos ocupa. En concreto, hay que destacar que el 10 de abril de 1991 los Obispos de la ex Yugoslavia declararon que en base a las investigaciones realizadas hasta ahora (acerca de los acontecimientos de Medjugorje) no es posible afirmar que se trate de apariciones o de revelaciones sobrenaturales. Y, sobre todo, es necesario considerar que, tanto en lo referente a las apariciones de Ruanda como en el caso que nos ocupa, los respectivos comunicados fueron previamente aprobados por la Santa Sede. 
         Como se sabe, el Papa Benedicto XVI nombró una Comisión internacional de expertos, presidida por el Cardenal Ruini, para estudiar lo ocurrido en Medjugorje. En diciembre pasado, el propio Cardenal Ruini declaró que aún llevará tiempo arribar a alguna conclusión. En todo caso, la Congregación para la Doctrina de la Fe deberá estudiar primero el informe de la Comisión, que posteriormente se entregará al Papa: él es quien confirmará o no,  y de qué manera, las disposiciones que desde 1991 hasta hoy continúan en vigor. 
         Estos días me llegan variados rumores, acerca del evento programado en Montevideo con ocasión de la llegada del presunto vidente. En síntesis, pienso que todo lo que sea orar a María invocando su intercesión materna, es no sólo bueno sino muy bueno y necesario. Y, a su vez, los antecedentes y los juicios autorizados que mencioné dan pié para que las tomas de posición en relación a Ivan Dragicevic reclamen una especial prudencia.

No hay comentarios: