Páginas

DESPUÉS DE 115 AÑOS...

Juan Bautista Berdum fue un vasco francés a quien el gobierno de España, en 1801, donó unos terrenos cercanos al poblado de la Inmaculada Concepción de Minas. Los vecinos del lugar, pasado el tiempo, le llamaron al paraje Cerro del Verdún. En el año 1900, el párroco de la ciudad, Don José De Luca, le pidió permiso a don Pedro Dartayete y a su esposa, doña María Ariza, dueños entonces del cerro, para colocar en la cumbre una imagen de la Virgen. Desde el 19 de abril de 1901 hasta hoy, la Virgen del Verdún se ha convertido en el lugar de peregrinaciones más popular del Uruguay: cada 19 de abril, miles de personas de todo el país suben al Cerro para agradecerle a la Inmaculada sus indudables favores. En 2010, coincidiendo con el jubileo por los 50 años de creación de la Diócesis de Minas, los obispos uruguayos declararon el lugar Santuario Nacional.

En 19 de abril de 2014 se inauguró la renovación del entorno del templete de la Virgen. El 15 de septiembre de 2015, la capilla "Madre de Misericordia", en la cumbre del Cerro. Es la Virgen la que mueve los corazones, para que ayuden a hacer de su casa del Verdún un lugar privilegiado de encuentro con Jesús.


jueves, 28 de junio de 2012

DON ÁLVARO, VENERABLE


El papa Benedicto XVI acaba de declarar las virtudes heroicas de Mons. Álvaro del Portillo. Me da una gran alegría esta noticia. Recuerdo ahora el comentario que me hizo un seminarista cubano en 1998, durante el viaje en taxi que hicimos desde el Seminario San Carlos, en La Habana, hasta la Nunciatura Apostólica, donde se alojaba el papa Juan Pablo II. - ¿Usted conoció a monseñor Del Portillo? - Sí, claro. - ¿Usted no cree que era tan santo como el fundador del Opus Dei? - ¿Por qué te parece? - Porque sólo así se explica que un hombre con una inteligencia como la suya, haya permanecido ¡40 años! al lado del Fundador, trabajando en silencio, ayudándolo sin hacerse notar... ¡Hace falta ser muy humilde!, ¿no cree? Y después, ponerse al frente del Opus Dei y seguir las huellas del beato Josemaría con toda fidelidad... No sé, para mí que es un gran santo.

Yo no agregué nada; lo dijo todo aquel muchacho, que hoy es sacerdote en Pinar del Río, en Cuba.



No hay comentarios: