Páginas

DESPUÉS DE 115 AÑOS...

Juan Bautista Berdum fue un vasco francés a quien el gobierno de España, en 1801, donó unos terrenos cercanos al poblado de la Inmaculada Concepción de Minas. Los vecinos del lugar, pasado el tiempo, le llamaron al paraje Cerro del Verdún. En el año 1900, el párroco de la ciudad, Don José De Luca, le pidió permiso a don Pedro Dartayete y a su esposa, doña María Ariza, dueños entonces del cerro, para colocar en la cumbre una imagen de la Virgen. Desde el 19 de abril de 1901 hasta hoy, la Virgen del Verdún se ha convertido en el lugar de peregrinaciones más popular del Uruguay: cada 19 de abril, miles de personas de todo el país suben al Cerro para agradecerle a la Inmaculada sus indudables favores. En 2010, coincidiendo con el jubileo por los 50 años de creación de la Diócesis de Minas, los obispos uruguayos declararon el lugar Santuario Nacional.

En 19 de abril de 2014 se inauguró la renovación del entorno del templete de la Virgen. El 15 de septiembre de 2015, la capilla "Madre de Misericordia", en la cumbre del Cerro. Es la Virgen la que mueve los corazones, para que ayuden a hacer de su casa del Verdún un lugar privilegiado de encuentro con Jesús.


viernes, 27 de abril de 2012

Un 19 de Abril para soñar junto al Verdún




EL OBISPO DE MELO, MONS. BODEANT, HA COLGADO ESTE POST EN SU BLOG dar-y-comunicar.blogspot.com SÓLO PUEDO DECIR ¡GRACIAS... Y ORACIONES!




Soñar nos mantiene despiertos
El sábado 31 de marzo, regresaba yo de Rivera a Melo con un grupo de catequistas. Todavía quedaba un buen trecho de camino cuando una de ellas recordó "están jugando Cerro Largo y Nacional". Prendimos la radio y el partido iba tres a uno, a favor del equipo arachán. Luego del triunfo de los melenses (4 a 2), escuchamos los reportajes a jugadores y dirigentes. Entre ellos, uno que es -creo- el presidente del Cerro Largo, cuando le preguntaron cómo se sentía y en que pensaba, manifestó más o menos lo siguiente: "ahora podemos pensar en cómo seguir... podrìamos incluso soñar con entrar en la Libertadores... hay que seguir soñando. Soñar nos mantiene despiertes".
La frase final me quedó resonando... "soñar nos mantiene despiertos". Parece una contradicciòn, pero es tambièn poética... y tiene mucha fuerza. Los sueños, el ideal, la meta, el "horizonte abierto que siempre está más allá" como cantaba Yupanqui, nos animan a seguir caminando, trabajando, luchando cada día.

Un sueño cumplido
Escuchando lo que fue para mucha gente el concierto de Paul McCartney en el Centenario, el domingo pasado, uno no puede menos que pensar que fue un sueño realizado. Así se expresaba el productor Alfonso Carbone, entrevistado por El Espectador: "simplemente es un sueño cumplido. Si uno piensa y sueña en voz alta, evidentemente este era uno de los sueños más difíciles". Y se realizó. Con un gran movimiento de dinero. No tengo las cifras totales, pero he oído algunas e impresionan. Por otra parte, no escuché a nadie arrepentido de haber pagado una costosa entrada, porque el ex Beatle fue realmente pródigo en sus dos horas y media de canciones. Seguramente, para los 80.000 uruguayos (sumando el Centenario, Maldonado y Rivera) que se congregaron a verlo fue también "un sueño cumplido".

Un Centenario lleno de soñadores
Nuestro Estadio Centenario tiene una capacidad de 60.000 expectadores. Ése es también el número de peregrinos que suele pasar cada 19 de abril por el Santuario Nacional de Nuestra Señora del Verdún ("el cerro del Verdún").
Llegan sin que los convoque nadie más que esa misteriosa presencia de María. Llegan también con sus sueños... sueños de familia, de trabajo, de paz, de salud, de consuelo, de reconciliación. Vienen a pedir a la Virgen que esos sueños lleguen a cumplirse. O a agradecer, devolviendo la piedrita que se llevaron el año anterior, porque los sueños se hicieron realidad.
"La fe mueve montañas", suele decirse, aludiendo a palabras de Jesús. Pero aquí la fue mueve una montaña humana que sube al cerro con sus deseos y anhelos encendidos, con la fe de que encontrarán una respuesta del Cielo para ellos.


El sueño de un Obispo, un sueño para los uruguayos
En la reciente asamblea de la CEU, Mons. Jaime Fuentes, Obispo de Minas, nos compartió su sueño. Hacer que el Santuario de Nuestra Señora del Verdún pueda ofrecer a los peregrinos un espacio mejor acondicionado y bello, de modo que los peregrinos que llegan cada 19 de abril y los que pasan en cada día del año encuentren un entorno que les brinde más facilidades para permanecer, orar, celebrar, en suma, para vivir esta expresión de fe.
Es un sueño grande. No me toca a mí dar detalles que el Obispo, junto con sus diocesanos irá ajustando y compartiendo. Pero debo reconocer que el sueño me ha contagiado. Dios quiera que este pueblo nuestro, que quiere a María, que sabe soñar pero también luchar por sus sueños, lo haga suyo, para que podamos, entre todos y con la ayuda de Dios, realizarlo.


+ Heriberto

No hay comentarios: