Páginas

DESPUÉS DE 115 AÑOS...

Juan Bautista Berdum fue un vasco francés a quien el gobierno de España, en 1801, donó unos terrenos cercanos al poblado de la Inmaculada Concepción de Minas. Los vecinos del lugar, pasado el tiempo, le llamaron al paraje Cerro del Verdún. En el año 1900, el párroco de la ciudad, Don José De Luca, le pidió permiso a don Pedro Dartayete y a su esposa, doña María Ariza, dueños entonces del cerro, para colocar en la cumbre una imagen de la Virgen. Desde el 19 de abril de 1901 hasta hoy, la Virgen del Verdún se ha convertido en el lugar de peregrinaciones más popular del Uruguay: cada 19 de abril, miles de personas de todo el país suben al Cerro para agradecerle a la Inmaculada sus indudables favores. En 2010, coincidiendo con el jubileo por los 50 años de creación de la Diócesis de Minas, los obispos uruguayos declararon el lugar Santuario Nacional.

En 19 de abril de 2014 se inauguró la renovación del entorno del templete de la Virgen. El 15 de septiembre de 2015, la capilla "Madre de Misericordia", en la cumbre del Cerro. Es la Virgen la que mueve los corazones, para que ayuden a hacer de su casa del Verdún un lugar privilegiado de encuentro con Jesús.


martes, 13 de marzo de 2012

LLEGA EL NENE


La llegada de un hijo se merece... ¡todo! Con miles de fotografías se ha hecho este "video" que, según me dicen, tiene gran éxito en Internet. Lo dedico, con esperanza,  a los señores diputados uruguayos.



3 comentarios:

uruguayo dijo...

Si,... ahora la ley del aborto... ¿Cuántas veces decimos – si Dios quiere......,-Que Dios no lo permita!!... Pero no solo suceden las cosas que Él quiere, porque Él no rompe promesas. Las dos cosas más importantes que nos regaló Dios; son la vida y la libertad. Las dos se las debemos a Él sin dejar de ser libres. Si sin dejar de ser libres y es que si queremos hacer cualquier cosa, hasta en contra de Dios mismo, Él no lo va a impedir. No culpemos a Dios de las cosas que están sucediendo en el mundo cuando vamos por caminos que conducen a cualquier lado. No es difícil imaginar la respuesta de Dios si le preguntamos ¿qué le parece la legalización del aborto? Pero no nos debemos quedar en eso. Gobernantes, son libres y van a hacer lo que ellos quieran. Los ciudadanos gobernados somos libres y somos muchos más. ¡que bueno sería que cada vez se produjeran menos abortos! Con ley o son ley. AMARÁS AL PRÓJIMO COMO A TI MISMO – NO MATARÁS – NO ROBAR – AMAR A DIOS SOBRE TODAS LAS COSAS.-

Anónimo dijo...

ojala se encuentren obispos sercanos a la gente como monseñor caseres y como el grande de nuestra diosesis monseñor GILq visitaba cada parr en omnibus o a dedo muchas veces y estaba con la gente y conocia sus comunidades.solo acercandose y viviendo el EVANGELIO se puede contagiar.muchas veces los obispos ni conocen su gente..quira DIOS estos testimonios sirvan para contagiar...

rosa de luxemburgo dijo...

Ay Sr. Obispo! Antes de entrar a polemizar con fernández Huidobro debió haberlo puesto en la balanza y ver para que lado se inclinaría. Y PERDIÓ,y nos involucró a todos los minuanos porque Ud. es una figura pública, del pueblo. Sacó de contexto los dichos del Ministro, desconoció la importancia acerca de lo que estaba hablando: nada menos que del involucramiento de los civiles en la dictadura cívico-militar! Y además, le pregunto ¿qué opinan los demás obsipos? Hasta ahora, ninguno salió a apoyarlo, qué ¿lo dejaron solo?