Páginas

DESPUÉS DE 115 AÑOS...

Juan Bautista Berdum fue un vasco francés a quien el gobierno de España, en 1801, donó unos terrenos cercanos al poblado de la Inmaculada Concepción de Minas. Los vecinos del lugar, pasado el tiempo, le llamaron al paraje Cerro del Verdún. En el año 1900, el párroco de la ciudad, Don José De Luca, le pidió permiso a don Pedro Dartayete y a su esposa, doña María Ariza, dueños entonces del cerro, para colocar en la cumbre una imagen de la Virgen. Desde el 19 de abril de 1901 hasta hoy, la Virgen del Verdún se ha convertido en el lugar de peregrinaciones más popular del Uruguay: cada 19 de abril, miles de personas de todo el país suben al Cerro para agradecerle a la Inmaculada sus indudables favores. En 2010, coincidiendo con el jubileo por los 50 años de creación de la Diócesis de Minas, los obispos uruguayos declararon el lugar Santuario Nacional.

En 19 de abril de 2014 se inauguró la renovación del entorno del templete de la Virgen. El 15 de septiembre de 2015, la capilla "Madre de Misericordia", en la cumbre del Cerro. Es la Virgen la que mueve los corazones, para que ayuden a hacer de su casa del Verdún un lugar privilegiado de encuentro con Jesús.


martes, 18 de octubre de 2011

LA MAMÁ DE STEVE JOBS



He vuelto a leer el imperdible discurso que pronunció Steve Jobs en la Universidad de Stanford... Apenas había empezado su re-lectura, cuando recibí un golpe de luz inesperado por completo.

Contó Steve:

"Mi madre biológica era una estudiante joven y soltera, y decidió darme en adopción. Ella tenía muy claro que quienes me adoptaran tendrían que ser titulados universitarios, de modo que todo se preparó para que fuese adoptado al nacer por un abogado y su mujer.
Solo que cuando yo nací decidieron en el último momento que lo que de verdad querían era una niña.
Así que mis padres, que estaban en lista de espera, recibieron una llamada a medianoche preguntando:
“Tenemos un niño no esperado; ¿lo queréis?”
“Por supuesto”, dijeron ellos.
Mi madre biológica se enteró de que mi madre no tenía titulación universitaria, y que mi padre ni siquiera había terminado el bachillerato, así que se negó a firmar los documentos de adopción. Sólo cedió, meses más tarde, cuando mis padres prometieron que algún día yo iría a la universidad"... (La historia sigue y es apasionante, tanto que la web señala 1.520.000.000 (sí, 1.520 millones) de sitios donde se la encuentra...)

El golpe de luz: Steve Jobs, el genio, fue entregado a un matrimonio, porque su madre, estudiante soltera, no lo podía tener... ¿Y si lo hubiera abortado?...

Me pregunto cuántos genios no tienen -tampoco en Uruguay- la suerte de Steve. "El que pueda entender (todos) que entienda".


1 comentario:

Anónimo dijo...

Verdaderamente una gran lección para muchas mujeres que pueden sufrir esa desesperada amenaza. Gracias por mostrarlo tan claramente y de ese modo para animarnos más a ser valientes y responsables con las desiciones que tomamos. Estas actitudes hacen naciones más dignas y justas!
Saludos
Laura Zanolli de Penadés