Páginas

DESPUÉS DE 115 AÑOS...

Juan Bautista Berdum fue un vasco francés a quien el gobierno de España, en 1801, donó unos terrenos cercanos al poblado de la Inmaculada Concepción de Minas. Los vecinos del lugar, pasado el tiempo, le llamaron al paraje Cerro del Verdún. En el año 1900, el párroco de la ciudad, Don José De Luca, le pidió permiso a don Pedro Dartayete y a su esposa, doña María Ariza, dueños entonces del cerro, para colocar en la cumbre una imagen de la Virgen. Desde el 19 de abril de 1901 hasta hoy, la Virgen del Verdún se ha convertido en el lugar de peregrinaciones más popular del Uruguay: cada 19 de abril, miles de personas de todo el país suben al Cerro para agradecerle a la Inmaculada sus indudables favores. En 2010, coincidiendo con el jubileo por los 50 años de creación de la Diócesis de Minas, los obispos uruguayos declararon el lugar Santuario Nacional.

En 19 de abril de 2014 se inauguró la renovación del entorno del templete de la Virgen. El 15 de septiembre de 2015, la capilla "Madre de Misericordia", en la cumbre del Cerro. Es la Virgen la que mueve los corazones, para que ayuden a hacer de su casa del Verdún un lugar privilegiado de encuentro con Jesús.


domingo, 22 de mayo de 2011

MATRIMONIOS DIVORCIADOS: ¿POR QUÉ?...



Ayer de tarde recibí unas visitas encantadoras: ocho parejas de novios –los conozco casi a todos desde que eran chicos o casé a sus padres…¡ay mi Dios, el tiempo vuela!- que habían llegado a la Virgen del Verdún de romería, y antes de volver a Montevideo, querían escuchar algo sobre el tema clave del que son protagonistas: el noviazgo.


Ahora, objetivo cumplido, me quedo pensando en ellos, en su ilusión por formar hogares llenos de luz y, al mismo tiempo, una y otra vez vuelvo a pensar en un hecho que me hace sangrar el alma: ¿por qué en nuestro Uruguay tantos matrimonios nuestros se van al tacho? Esto sucede –lo sabemos todos- a los dos años de casados, a los cinco, a los diez…y a los veintiocho. ¿Por qué?


¿Por qué él o ella toman la decisión de romper la promesa de fidelidad que hicieron un día? ¿Por qué no ponen los medios para superar las lógicas crisis que hay en cualquier matrimonio? ¿Por qué parece que no piensan en el daño que causan en sus hijos? ¿Por qué…?


Les agradecería mucho si responden a la encuesta que hago hoy y también si escriben sus opiniones. Tengo ideas formadas sobre el tema, pero quiero conocer qué piensan ustedes. Me resultará muy útil, ¡gracias!










11 comentarios:

Príncipe Lord Nicus dijo...

"...¿por qué en nuestro Uruguay tantos matrimonios nuestros se van al tacho? Esto sucede –lo sabemos todos- a los dos años de casados, a los cinco, a los diez…y a los veintiocho. ¿Por qué? "

Hola Su Eminencia Monseñor Jaime Fuentes, gracias a Dios soy de una familia católica en la cual el divorcio es inexistente e impensable, pero conozco las estadísticas terribles de las altas tasas de divorcios que hay en esta hermosa Nación. Las causas son muchas, pero pienso que la principal reside en la irreligión y el laicismo impresionante que existe en este país, por culpa de la masonería (con su batllismo y su marxismo) que a través de sus nefastos "gobiernos" liberales y socialistas se han dedicado a destruir la familia con cosas como: quitarle la confesionalidad del Estado, imponer el "Registro Civil", el "matrimonio" civil (falsificación del verdadero), ley del divorcio (no sólo por causal sino por sólo voluntad de la mujer) y todavía estos últimos "gobiernos" marxistas han aprobado el concubinato legal y ¡la aberración de que los sodomitas puedan adoptar niños! Y como si eso fuera poco todavía quieren despenalizar el aborto, la eutanasia y la marihuana.
Además el MSP (bajo el mandato de la OMS) siempre ha incentivado el uso de los métodos anticonceptivos artificiales, mintiendo acerca de la efectividad del preservativo y del DIU (algo abortivo), incentivando a que las parejas no tengan hijos. Es increíble ver como los uruguayos tienen una tasa de natalidad que ni siquiera da para suplir la población actual y eso todo es por culpa de los métodos anticonceptivos.
Pero además de las medidas de la sucesión de gobiernos ilegítimos y nefastos que hemos tenido, está la impresionante influencia que tienen los medios de comunicaSión sobre la opinión pública, falseando estadísticas, manipulando datos, incentivando la irreligión y las malas costumbres con telenovelas estranjeras marxistas, programas de televiSión inmorales, películas de Hollywood que muestran a parejas que practican "amor libre", fornicación, adulterio y divorcio.

En fin, creo que es una suma de factores los que causan el aumento de los divorcios en nuestro Uruguay. Bueno, ¡NO al divorcio! ¡Sí a la familia tradicional, cristiana!

Muy bueno su blog, siga adelante con su santo trabajo siempre tan útil para la sociedad uruguaya. ¡Saludos en Cristo Rey!

Anónimo dijo...

Todo cansa, D Jaime. Creo que esto es el motivo más habitual de los divorcios en matrimonios "normales" (en los anormales la causa ya estaba clara el día de la boda)

Y luego, una vez llegado el cansancio: depende de los resortes de cada uno para combatirlo, y de sus convicciones. no sé ... pienso yo...

saludos

Juan Andrés BR dijo...

En algún caso que conozco, de cerca, creo que lo principal es el desarollo personal de cada uno y no ceden en lo que el otro/otra prefieren. Se centra mucho en el egoísmo de cada individuo.

Abrazo
JUAN ANDRÉS

Anónimo dijo...

Yo creo que es por el egoismo personal, que tanto existe hoy en dia. Es impensable que alguien se sacrifique por otro, lo primero es su comodidad, su placer, su, su, su. Por esto no piensan en su esposa/o, en sus hijos. Yo tengo que estar bien y no importa más nada.
El matrimonio, como todo, implica esfuerzo, se pasan por momentos buenos y otros de crisis. En esos momentos de crisis hay que poner todo para salir adelante. Pero hoy en dia esto no se hace, cuando hay crisis directamente piensan en terminar el matrimonio. Como es algo tan normal en estos dias creo que ni piensan en que le hacen mal a los hijos, "ya lo entenderan". Y aca esta la otra causa, que hoy la gente no piensa en el para siempre, no hay compromiso para esto. La mayoria se casa pensando no en que es para toda la vida, sino en el veremos como nos va. Si va mal, nos separamos. Creo que esta es otra causa.
Y bueno, hay muchas otras....

Anónimo dijo...

Me parece que en muchos casos se casan sin idea de lo que eso implica. Tienen como una lista de "metas": viajar, tener casa propia, comprar un auto... allá a las cansadas tener un hijo. Pero todo parece como planificado para hacer un tick al lado. Mientras muchos matrimonios viven una cierta "vida paralela", sigue cada uno son sus metas, sus ideas. Ellas se van a Buenos Aires de compras con sus amigas, o de despedida de solteras a no sé dónde. Ellos lo mismo.
Parece que se encuentran en algunos momentos, pero no tienen un PROYECTO COMUN que sacar adelante. Entonces, cuando algo no sale bien, cuando no satisface o aparece otro/a que lo hace mejor, que da más ilusión, o directamente resuelven que se cansaron de estar juntos.
Después la casuística es infinita. Nadie discute que la vida de a dos es maravillosa, pero se tiñe indefectiblemente de color rosa antes de empezar a vivirla, entonces cuando el color cambia ya no gusta.
No hay mucha resistencia, porque se resiste poco, en general (también en el ámbito laboral, por ej) a lo que no gusta, a lo que no "llena", a lo que no se siente...
En fin. Creo que la falla la mayoría de las veces viene de "fábrica" y la fábrica del matrimonio es, en cierto modo, el noviazgo.
Saludos!

Anónimo dijo...

Creo que muchas veces ni siquiera nos enteramos de la capacidad de querer que tenemos. Y si no lo aprendemos pronto, coincido en que tarde o temprano nos cansaremos (o se cansarán).

Saludos,

jav dijo...

Por muchas razones sin dudas. Pero la "profesionalitis" incide mucho.

Saludos,

JAV

Anónimo dijo...

Creo que las razones son cuantiosas. Pero lo medular es que son pocas las personas que se casan para hacer felices a los demás.
El objetivo de: "quiero casarme para ser feliz". Con esta consigna, es muy fácil que uno de los dos busque la felicidad en el racimo de ofertas que la sociedad tiene.
Tiene mucho que ver,¿en que se basan para casarse? y también, el egoísmo dentro del matrimonio que ocasionan los divorcios.

Siga con su Blogg que nos hace mucho bien.

Anónimo dijo...

Siempre escuche a mi abuela cuando íbamos creciendo que decía: "el matrimonio es una cruz, que llevada entre dos es mas liviana"
Y a medida que pasa el tiempo la comprendo mejor.
Pienso también que la educación que estamos dando, sin negarle nada a los hijos es negativa.

Anónimo dijo...

el divorcio es la peste moderna que nos azota, dejando detrás enormes problemas a los hijos y al entorno,la estabilidad emocional es el mejor negocio para un pais como el nuestro, la familia tradicional no ha podido ser suplantada por mas que se la quiera destruir,quizas uno de los motivos que que mas han influido son los 100 años que llevamos de laicismo cerril, donde se ha quitado a Dios de nuestra vida,ocasionando un daño irreparable en el interior del hombre, empujandolo al relativismo y a la inmediatez,haciédolo débil frente a los problemas cotidianos. el hombre moderno no soporta la frustración,a la primera dificultad se viene abajo. lo felicito monseñor por decir las cosas por su nombre animo

JAIME FUENTES dijo...

Muchas gracias a todos por las opiniones enviadas. Recemos por la familia y trabajemos con ilusión todo lo que se pueda, para formar niños, adolescentes y jóvenes con sentido sobrenatural -y humano- de la vida. Y que cada uno esté carecade los matrimonios en dificultades, para ayudarlos a superar sus lógicas crisis.