Páginas

DESPUÉS DE 115 AÑOS...

Juan Bautista Berdum fue un vasco francés a quien el gobierno de España, en 1801, donó unos terrenos cercanos al poblado de la Inmaculada Concepción de Minas. Los vecinos del lugar, pasado el tiempo, le llamaron al paraje Cerro del Verdún. En el año 1900, el párroco de la ciudad, Don José De Luca, le pidió permiso a don Pedro Dartayete y a su esposa, doña María Ariza, dueños entonces del cerro, para colocar en la cumbre una imagen de la Virgen. Desde el 19 de abril de 1901 hasta hoy, la Virgen del Verdún se ha convertido en el lugar de peregrinaciones más popular del Uruguay: cada 19 de abril, miles de personas de todo el país suben al Cerro para agradecerle a la Inmaculada sus indudables favores. En 2010, coincidiendo con el jubileo por los 50 años de creación de la Diócesis de Minas, los obispos uruguayos declararon el lugar Santuario Nacional.

En 19 de abril de 2014 se inauguró la renovación del entorno del templete de la Virgen. El 15 de septiembre de 2015, la capilla "Madre de Misericordia", en la cumbre del Cerro. Es la Virgen la que mueve los corazones, para que ayuden a hacer de su casa del Verdún un lugar privilegiado de encuentro con Jesús.


viernes, 14 de enero de 2011

INVITACIÓN

            En Minas, el 19 de Abril es único. Desde que monseñor Mariano Soler, arzobispo de Montevideo en 1901, bendijo en esa fecha la imagen y el templete que la sostiene, las 3.000 personas que peregrinaron entonces desde la capital uruguaya hasta aquí se han multiplicado por varios miles en cada generación. Subir al Cerro en esa fecha, para agradecerle a la Virgen sus indudables favores y encomendarle a su intercesión materna tantas necesidades, es la mayor costumbre de piedad popular de los uruguayos.
            Pero… El “pero” es que, a mi juicio, la generosidad de nuestra Madre del Cielo exige, por parte de sus hijos, más correspondencia. Me pregunto y pregunto: ¿no deberíamos subir al Cerro con más frecuencia, superando el calor o el frío del invierno, con el fin de venerar a la Virgen y poner en sus manos -¡a Ella le encanta que le pidamos!- tantas intenciones personales, locales, nacionales y del mundo entero? Es por este camino de oración y de un poquito de penitencia como Santa María obtendrá de su Hijo las gracias que le pidamos.
            En concreto, quiero invitarlos a llegar hasta la Virgen el día 19 de cada mes. Empezamos el próximo miércoles 19 de enero, a las 8 de la mañana. Nos encontramos en la base del Cerro, para subir rezando el Rosario.    

1 comentario:

Juan Andrés BR dijo...

Lo acompañare con el rosario a esa hora desde Young.

Abrazo

Juan Andrés