Páginas

DESPUÉS DE 115 AÑOS...

Juan Bautista Berdum fue un vasco francés a quien el gobierno de España, en 1801, donó unos terrenos cercanos al poblado de la Inmaculada Concepción de Minas. Los vecinos del lugar, pasado el tiempo, le llamaron al paraje Cerro del Verdún. En el año 1900, el párroco de la ciudad, Don José De Luca, le pidió permiso a don Pedro Dartayete y a su esposa, doña María Ariza, dueños entonces del cerro, para colocar en la cumbre una imagen de la Virgen. Desde el 19 de abril de 1901 hasta hoy, la Virgen del Verdún se ha convertido en el lugar de peregrinaciones más popular del Uruguay: cada 19 de abril, miles de personas de todo el país suben al Cerro para agradecerle a la Inmaculada sus indudables favores. En 2010, coincidiendo con el jubileo por los 50 años de creación de la Diócesis de Minas, los obispos uruguayos declararon el lugar Santuario Nacional.

En 19 de abril de 2014 se inauguró la renovación del entorno del templete de la Virgen. El 15 de septiembre de 2015, la capilla "Madre de Misericordia", en la cumbre del Cerro. Es la Virgen la que mueve los corazones, para que ayuden a hacer de su casa del Verdún un lugar privilegiado de encuentro con Jesús.


miércoles, 30 de junio de 2010

¿QUÉ PASA EN BÉLGICA?


Lo que ha pasado en Bélgica no tiene nombre. ¿O sí lo tiene?... La Policía interviene en la reunión de la Conferencia Episcopal; durante 9 horas no deja que los obispos salgan del edificio; secuestra los celulares; perfora (profana) las tumbas de dos Cardenales, en la Catedral de Malinas (en la foto) y examina con minicámaras de televisión si acaso hubiera allí documentos acusatorios de pedofilia que los prelados trataban de ocultar… ¿Qué es todo esto, tan “danbrownesco”?

Benedicto XVI ha deplorado lo que ha sucedido, aunque ha reafirmado su voluntad de que la Justicia cumpla con su deber y aclare los abusos sexuales. Pero también ha pedido que se respete a las víctimas. Y es que las autoridades han secuestrado las denuncias de muchas víctimas que decidieron no acudir a la Policía sino a la comisión encargada de evaluar el problema, a condición de permanecer en el anonimato.
El presidente de esta Comisión sobre abusos sexuales, Peter Adriaenssens, ha dimitido porque considera que la justicia belga lo ha utilizado como anzuelo para engañar a las víctimas.

En el Corriere della Sera, Vittorio Messori ha escrito: “Habría que recordar cosas evidentes pero olvidadas por Bélgica, que se ufana se de uno de los países más secularizados, donde la marginación de los católicos crece cada día. El Estado nace en 1830, por la libre unión de valones y flamencos: hablaban idiomas distintos, tenían tradiciones e historias diversas, pero estaban unidos por un catolicismo sólido y fervoroso: lo que no soportaban era someterse al persecutorio calvinismo holandés. La unión duró hasta que el país se reconoció como católico: ahora, cuando se ha disuelto ese único pegamento, Bélgica es una ficción ingobernable. Quizás, operaciones semejantes (a la de la Policía contra los obispos), confirman la confusión de un Estado que, al menos en su “intelligenzia”, parece unido solamente por la aversión anti romana”.

sábado, 26 de junio de 2010

URUGUAY-COREA Y SAN JOSEMARÍA


¡Histórico el día de hoy para Uruguay!... En Paysandú, donde vivo, el festejo por la victoria ante Corea ha sido superlativo. ¡No es para menos! Lodeiro, Arévalo Ríos y Gargano son sanduceros…No sé qué quedará para el próximo partido.
Hoy es la fiesta de San Josemaría Escrivá y, después de la Misa de su fiesta (la celebré a las 9.30 de la mañana, el partido era a las 11, la parroquia estaba llena...) más de uno decía que le iba a encomendar que ganara Uruguay… Fue inútil, por mi parte, ensayar una explicación “teológica” para hacer ver que en los enfrentamientos deportivas es preferible dejar que las cosas sigan su curso… ¡Corría el peligro inmediato de ser acusado de falta de fe! El caso es que, al terminar el partido, recibí desde Salto (a 120 kilómetros de Paysandú), este mensaje de texto de una señora: “¡San Josemaría nos dio una mano, seguro! ¡Y Suárez y Cavani son salteños!"

Después de estas afirmaciones me fui a consultar a San Josemaría y leí en Surco: “Da muy buenos resultados emprender las cosas serias con espíritu deportivo… ¿He perdido varias jugadas? – Bien, pero –si persevero- al fin ganaré”.

Agarré entonces Forja y leí: “la lucha ascética no es algo meramente negativo ni, por tanto, odioso, sino afirmación alegre. Es un deporte. El buen deportista no lucha para alcanzar una sola victoria, y al primer intento. Se prepara, se entrena durante mucho tiempo, con confianza y serenidad: prueba una y otra vez y, aunque al principio no triunfe, insiste tenazmente, hasta superar el obstáculo”.

Creo que no hacen falta comentarios. Sólo doy este dato bien uruguayo, porque además de futboleros al cien por cien, somos quinieleros: tanto en Surco como en Forja, se da la circunstancia de que los puntos citados tienen un mismo número: el 169.

lunes, 21 de junio de 2010

HISTORIA CONMOVEDORA...

¡Historia conmovedora!... , que tiene varias "lecturas": la niña sorda vence los obstáculos... De un gusano nace una mariposa... La niña sorda, a los calvos como yo (v.g. pelados) hoy, cuando empieza el invierno y se viene el frío, les da cierta envidia... En fin, la publicidad es un arte, no me digan...

miércoles, 16 de junio de 2010

SIN DERECHO AL PITORREO


Nuestro Presidente es campechano, bromista y dicharachero. Abomina de la prepotencia y busca tender puentes de entendimiento entre los opuestos. Hasta aquí, todo bien.
Pero, cada tanto, nuestro Presidente hace bromas que no debería hacer: porque es el Presidente de todos los uruguayos y porque... porque no.

Ayer, en concreto, la página web de la Presidencia colgó unas reflexiones suyas en las que, entre otras cosas que no vienen el caso, dice: "Todos aborrecemos que nos presionen o nos pongan límites y estamos dispuestos a jurar por lo más sagrado que si nos dejan solos y tranquilos seremos los más celosos custodios de los intereses ajenos. Estoy dispuesto a creerle estas declaraciones a la Virgen María, a la Madre Teresa y a nadie más. Por lo pronto, no me las creería a mi mismo".

Es un modo de decir típico de nuestro Presidente, que estoy seguro no quiso ofender a nadie. Pero a mí no me gusta la chacota sobre puntos muy queridos de mi fe católica: entiendo que en estas cuestiones nadie tiene derecho al pitorreo. Y el Presidente debe ser ejemplar, en esto como en todo.

lunes, 14 de junio de 2010

FIN DEL AÑO SACERDOTAL: ¿Y AHORA QUÉ HACEMOS?


Terminó el Año Sacerdotal. Quisiera solamente invitar a todos a “meterse” en la página de la Santa Sede para leer en ella, despacio, saboreando los textos, cuanto nos ha dicho Benedicto XVI. Anteayer, un sacerdote por cada uno de los cinco continentes le planteó una pregunta y el Papa se extendió maravillosamente en sus respuestas, que tienen validez universal, naturalmente. (Ahora mismo, el texto está sólo en italiano, pero en pocos días aparecerá también en castellano).

Terminó el Año Sacerdotal y, por así decir, empezó un tiempo nuevo caracterizado por “una tarea de purificación –decía el Papa en la Misa del Sagrado Corazón de Jesús- un quehacer que nos acompaña hacia el futuro y que nos hace reconocer y amar más aún el gran don de Dios” que es el sacerdocio. Por este camino iremos bien, seguro.

Confieso que, aun después de tantos años desde que recibí la ordenación, cuando oigo hablar de purificación, de reparación, de penitencia, de mortificación, de entrada siento un rechazo… Pero enseguida caigo en la cuenta de que es la “loca de la casa”, al decir de Teresa de Jesús, la que desfigura con sus locuras algo tan simple como lo que dijo el Ángel a los pequeños videntes de Fátima: “de todo se puede hacer un pequeño sacrificio para ofrecerlo a Dios”. Y entonces repito la experiencia que es así, a base de muchos pequeños “no” a lo que se me antoja y de otros muchos “sí” a lo que Él quiere, como conseguiremos la imprescindible purificación personal que embellecerá el rostro de nuestra Santa Madre Iglesia.

lunes, 7 de junio de 2010

¡¡URUGUAY, QUE NO NI NO!!...

Ayer me llegó este genial pronóstico que me hizo pensar. Me hizo pensar en las innumerables posibilidades que dan las estadísticas: manejándolas bien, se puede "probar"... ¡TODO! ¡Ah, la ciencia estadística, que siempre se contempla con respeto "científico"... también en cosas de la Iglesia! Miren ustedes y llenémonos de esperanzas.

Algunas personas consideran que la acción de elegir al que puede ser el futuro campeón del mundo es todo un arte. Otros creen que es una ciencia y el resto toma el camino fácil y se la juega por Brasil. Esta última no es una mala estrategia, ya que fue la adecuada en cinco de las 18 Copas del Mundo. Sin embargo, escoger al máximo favorito como el futuro rey no es la manera más divertida de pronosticar. El Eliminador lo es.

El Eliminador no elige a un ganador, sino a 31 perdedores. Lo hace a partir de estadísticas y tendencias históricas para identificar los rasgos de un campeón y aplicar esos criterios a los equipos de este año. Se desterrarán todos los seleccionados hasta que solo uno permanezca de pie. Aquí vamos...

Como en cada ámbito de la vida, el hilo se corta por lo más delgado, entonces lo mejor es empezar por los equipos más débiles. Desde que la FIFA implementó su ránking mundial, jamás un campeón mundial estuvo por debajo del puesto 20. Aunque como las clasificaciones no son tan precisas y sufrirán cambios hasta la cita en Sudáfrica, se puede decir que ningún equipo que hoy no está entre los primeros 60 ganará el torneo. Así, Nueva Zelanda (80), Corea del Norte (102) y el país anfitrión, Sudáfrica (81) le dicen adiós a su utópico sueño.
Nunca un equipo europeo se consagró tras sufrir más de una derrota en las Eliminatorias. Esto elimina a Grecia, Eslovenia, Eslovaquia y Serbia. Hasta el momento no hay grandes sorpresas.

Los resultados obtenidos en los partidos de clasificación no siempre son una medida a la hora de jugar en el Mundial, sin embargo dan una idea del potencial del equipo. Jamás una Selección con menos de 1,5 de promedio de gol en las Eliminatorias se coronó en la etapa final de la Copa del mundo. Australia, Paraguay y Argelia están en este indeseable grupo.


Ganar un torneo planetario no es para novatos. Por eso, nunca una Selección que no había alcanzado los cuartos de final en un torneo anterior festejó el título. Costa de Marfil, Ghana, Japón y Honduras se despiden del título.

Jamás en la historia un Seleccionado que culminó en el último puesto en un torneo anterior festejó a lo grande. México (1930, 1958 y 1978), Estados Unidos (1998) y Corea del Sur (1954) no serán la excepción en el invierno africano.


El Eliminador ya ha descartado a 17 equipos, que de todas maneras no eran candidatos a ganar el trofeo máximo del fútbol planetario el próximo 11 de julio en Johannesburgo. Hasta el momento no hay grandes sorpresas. Sin embargo, mantenga su atención, el resultado de este juego será por lo menos inesperado.
Holanda y España, dos de los grandes favoritos, serán las próximas víctimas del Eliminador. ¿La razón por la cual prescindir de estos equipazos? Simple, jamás un combinado europeo que terminó con un cien por ciento de efectividad en las Eliminatorias logró ganar la siguiente Copa del mundo.

Dicen que en un campeonato corto como el Mundial juegan en el mismo porcentaje la suerte que la pericia. Siguiendo esta premisa, es el turno de decir adiós para Portugal y Cristiano Ronaldo, porque nunca ganó el torneo un conjunto que compartió grupo con Brasil en la primera fase.

Inglaterra, Camerún, Nigeria y Chile son cuatro equipos de los que se espera mucho en Sudáfrica. Sin embargo, el premio mayor no será para ninguno de ellos, porque los campeones mundiales siempre tuvieron un entrenador nacido en el país que representan. Fabio Capello, Paul Le Guen, Lars Lagerbäck y Marcelo Bielsa sólo conocerán la gloria si alguna vez vuelven a dirigir a Italia, Francia, Suecia y Argentina.
Hay un dato muy importante que todavía no fue relevado y es una verdadera mala noticia para los europeos, porque jamás una Selección del viejo continente celebró un título fuera de casa. Dinamarca, Suiza, Francia y, sobre todo, Alemania e Italia no podrán levantar la Copa FIFA en el primer Mundial africano.

El gráfico de las banderas no miente: sólo sobreviven tres Selecciones en este juego de eliminación. Para más datos, tres Selecciones sudamericanas: Brasil, Argentina y Uruguay. Uno de los tres países hermanos vivirá una fiesta nacional el 11 de julio.
Nunca en los ochenta años de historia mundialista el campeón de la Copa América repitió el título en la Copa del mundo siguiente. Este fundamento arroja al bote de basura las ilusiones de Brasil por conseguir el hexacampeonato, ya que se coronó en 2007 tras vencer a Argentina en la final. Como para acentuar más la eliminación del Scratch, vale la pena recordar que el ganador de la Copa Confederaciones tampoco celebró en el Mundial posterior. Dos argumentos de peso para decirle adiós a Dunga y sus estrellas.

¿Una final rioplatense? Ni el más afiebrado director de cine sudamericano habría imaginado algo semejante. Según el Eliminador, en Sudáfrica 2010 se repitiría la primera final de todos los tiempos. El fixture ayuda a esta conclusión, ya que si ambos culminan la primera fase en el mismo puesto -primero o segundo- sólo podrían encontrarse en Johannesburgo.
Argentina fue finalista cuatro veces, dos de las cuales (1930 y 1978) fueron en el hemisferio sur, donde sólo se disputaron cuatro Mundiales. Es decir que el combinado albiceleste tiene un interesante récord cuando los torneos se juegan en invierno. Además, la última vez que compartió grupo con Corea del Sur fue en México 86 y debutará ante un africano, como en Italia 90. Sólo algunas coincidencias.

Uruguay, en tanto, llega con un perfil mucho menor al de su vecino, aunque con grandes expectativas. La Celeste ganó dos Copas del mundo, en 1930 y en 1950, años culminados en cero, como 2010. Es un dato arbitrario y poco consistente, pero el Eliminador está en todos los detalles.
Ambos tienen sus argumentos, pero como aquí se trata de eliminar y no de premiar. Es hora de elegir al último perdedor.

Desde la implementación del "Balón de oro" que entrega la revista France Football, nunca un jugador que ganó ese premio el año anterior a un Mundial se coronó en el torneo siguiente, aunque en cinco ocasiones jugó la final. Es decir, que Lionel Messi jugará el partido soñado por todos, pero lo perderá.

URUGUAY SERÁ CAMPEÓN DEL MUNDO.
Tras sesenta años de tristezas volverá a sentir la gloria máxima. Al menos, eso dice el Eliminador, un método que tiene el porcentaje de acierto que cada uno desee, según haya sido beneficiado o perjudicado.

Felicitaciones al flamante tricampeón del mundo. Cualquier relación de esta ficción con la realidad a partir del próximo 11 de julio será plena coincidencia.