Páginas

DESPUÉS DE 115 AÑOS...

Juan Bautista Berdum fue un vasco francés a quien el gobierno de España, en 1801, donó unos terrenos cercanos al poblado de la Inmaculada Concepción de Minas. Los vecinos del lugar, pasado el tiempo, le llamaron al paraje Cerro del Verdún. En el año 1900, el párroco de la ciudad, Don José De Luca, le pidió permiso a don Pedro Dartayete y a su esposa, doña María Ariza, dueños entonces del cerro, para colocar en la cumbre una imagen de la Virgen. Desde el 19 de abril de 1901 hasta hoy, la Virgen del Verdún se ha convertido en el lugar de peregrinaciones más popular del Uruguay: cada 19 de abril, miles de personas de todo el país suben al Cerro para agradecerle a la Inmaculada sus indudables favores. En 2010, coincidiendo con el jubileo por los 50 años de creación de la Diócesis de Minas, los obispos uruguayos declararon el lugar Santuario Nacional.

En 19 de abril de 2014 se inauguró la renovación del entorno del templete de la Virgen. El 15 de septiembre de 2015, la capilla "Madre de Misericordia", en la cumbre del Cerro. Es la Virgen la que mueve los corazones, para que ayuden a hacer de su casa del Verdún un lugar privilegiado de encuentro con Jesús.


lunes, 4 de octubre de 2010

SAN FRANCISCO, ¡ruega por NOSOTROS!


¿Conocen ustedes la DECLARACIÓN UNIVERSAL DE LOS DERECHOS DEL ANIMAL, aprobada por las Naciones Unidas? Hoy, fiesta de San Francisco de Asís, patrono de los animales, recomiendo la lectura de sus Considerandos y de sus 14 Artículos. En el contexto de la difusión universal del aborto, promovido por agencias de las mismas Naciones Unidas, al terminar la lectura sugiero pedir al santo de Asís, fervorosamente, que interceda por nosotros, los que nos llamamos hombres. Por si acaso les diera pereza pinchar aquí para leer toda la Declaración, reproduzco sus tres primeros Artículos aclarando que no se refieren a los bebés non natos, sino a las arañas, a los escorpiones, a las serpientes... ¡San Francisco, ruega por nosotros!

1. Todos los animales nacen iguales ante la Vida y tienen los mismos derechos a la existencia.

2. Todo animal tiene derecho al respeto. El hombres, en tanto que especie animal, no puede atribuirse el derecho de exterminar a otros animales, o de explotarlos violando este derecho. Tiene la obligación de poner sus conocimientos al servicio de los animales. Todos los animales tienen derecho a la atención, los cuidados y a la protección del hombre.

3. Ningún animal será sometido a malos tratos ni actos de crueldad. Si es necesaria la muerte de un animal, ésta debe ser instantánea, indolora y no comportará angustia alguna para la víctima.

No hay comentarios: