Páginas

DESPUÉS DE 115 AÑOS...

Juan Bautista Berdum fue un vasco francés a quien el gobierno de España, en 1801, donó unos terrenos cercanos al poblado de la Inmaculada Concepción de Minas. Los vecinos del lugar, pasado el tiempo, le llamaron al paraje Cerro del Verdún. En el año 1900, el párroco de la ciudad, Don José De Luca, le pidió permiso a don Pedro Dartayete y a su esposa, doña María Ariza, dueños entonces del cerro, para colocar en la cumbre una imagen de la Virgen. Desde el 19 de abril de 1901 hasta hoy, la Virgen del Verdún se ha convertido en el lugar de peregrinaciones más popular del Uruguay: cada 19 de abril, miles de personas de todo el país suben al Cerro para agradecerle a la Inmaculada sus indudables favores. En 2010, coincidiendo con el jubileo por los 50 años de creación de la Diócesis de Minas, los obispos uruguayos declararon el lugar Santuario Nacional.

En 19 de abril de 2014 se inauguró la renovación del entorno del templete de la Virgen. El 15 de septiembre de 2015, la capilla "Madre de Misericordia", en la cumbre del Cerro. Es la Virgen la que mueve los corazones, para que ayuden a hacer de su casa del Verdún un lugar privilegiado de encuentro con Jesús.


domingo, 1 de agosto de 2010

MUJERES INVISIBLES

Creo que es importante tener bien claras algunas ideas que, entre tanta bulla informativa, corren peligro de que se las lleve la corriente. Me refiero, en concreto, a dos.

La primera, que el matrimonio es y será siempre la alianza que contraen un hombre y una mujer, con el fin de llevar a cabo el divino plan de formar una familia. Esto lo dice la misma palabra matrimonio que, como quizás se sabe poco, está compuesta de dos vocablos latinos: mater-matris, que quiere decir “de la madre” y munia-munium, que significa oficios, funciones, deberes. Total, que si el matrimonio designa a lo que es propio de la maternidad, déjese de aplicar el término para referirse a las uniones homosexuales porque es un grosero error, una penosa contradictio in terminis, para decirlo con elegancia.

Segunda idea clara: el futuro está en las manos de las mujeres. Lo único que necesitan es perderle el miedo a ser, como en este video cortito, mujeres invisibles.

3 comentarios:

Anonymous dijo...

Muy interesante el testimonio. ¡Cuántas mujeres trabajan incansablemente por su familia "sin que se note"! Felicitaciones a todas ellas.

Agrego que esposos e hijos también deben prestar atención a todos esos detalles, agradecerlos y valorarlos.

Saludos

JAIME FUENTES dijo...

Muy de acuerdo con que los esposos y los hijos "deberían" prestar atención a tantos detalles... ¡Pero como las esposas y mamás son "invisibles"!...

Muchas gracias, saludos,
P. Jaime

Anonymous dijo...

EXCELENTE!! MUCHA VERDAD AQUELLA FRASE QUE LO ESENCIAL ES INVISIBLE A LOS OJOS!! EL PRINCIPITO.