Páginas

DESPUÉS DE 115 AÑOS...

Juan Bautista Berdum fue un vasco francés a quien el gobierno de España, en 1801, donó unos terrenos cercanos al poblado de la Inmaculada Concepción de Minas. Los vecinos del lugar, pasado el tiempo, le llamaron al paraje Cerro del Verdún. En el año 1900, el párroco de la ciudad, Don José De Luca, le pidió permiso a don Pedro Dartayete y a su esposa, doña María Ariza, dueños entonces del cerro, para colocar en la cumbre una imagen de la Virgen. Desde el 19 de abril de 1901 hasta hoy, la Virgen del Verdún se ha convertido en el lugar de peregrinaciones más popular del Uruguay: cada 19 de abril, miles de personas de todo el país suben al Cerro para agradecerle a la Inmaculada sus indudables favores. En 2010, coincidiendo con el jubileo por los 50 años de creación de la Diócesis de Minas, los obispos uruguayos declararon el lugar Santuario Nacional.

En 19 de abril de 2014 se inauguró la renovación del entorno del templete de la Virgen. El 15 de septiembre de 2015, la capilla "Madre de Misericordia", en la cumbre del Cerro. Es la Virgen la que mueve los corazones, para que ayuden a hacer de su casa del Verdún un lugar privilegiado de encuentro con Jesús.


martes, 23 de junio de 2009

EL CLERO ORIENTAL Y LA MANO COMPLICADA

En febrero de este año 2009 inauguré un blog destinado a sacerdotes: El clero oriental. (A los no uruguayos debo advertirles que los naturales de este país recibimos ese calificativo, que es oficial, puesto que somos ciudadanos de la República Oriental del Uruguay, cosas de la historia). Ahora que comenzó el Año Sacerdotal, pienso dedicar más tiempo al clero oriental, por motivos obvios.

Quería decirles que ese blog dedicado a nosotros, sacerdotes, no es de uso exclusivo, sino todo lo contrario: me (nos) gustaría especialmente que en este año tan especial, colocaran en él sus comentarios. Les invito a visitarlo y a escribir: el punto de vista de ustedes es muy importante y nos enriquecerá.

Por otra parte, haciéndole eco al Papa, quiero pedirles muy especialmente oraciones por los sacerdotes: por los orientales de acá y por los de Oriente y Occidente, por los del Norte y el Sur, que la mano viene complicada (uruguayismo = está fea la cosa). ¿O no? Pero al final ganaremos, no lo duden.
(Saqué las fotos el 18 de julio de 2007 en Santa Lucía del Este. Creo que tiene mucho que ver esta familia de pescadores con lo que venimos hablando: para terminar ganando, tenemos que meternos todos, curas y laicos, laicos y curas, ¡mar adentro!...y echar las redes.)

1 comentario:

Anónimo dijo...

Muy lindo y muy entusiasta el llamado de nuestro Obispo para hacer algo más en el Cerro del Verdún. Creo que todos tenemos a María en nuestro corazón. Quién no quiere a su madre! Estoy segura que esta idea de peregrinar todos los 19 nos va a hacer mucho bien. Lo digo por mí. Aunque esté ocupada,se hace tan rápido el paseo! y qué paz se recibe!