Páginas

DESPUÉS DE 115 AÑOS...

Juan Bautista Berdum fue un vasco francés a quien el gobierno de España, en 1801, donó unos terrenos cercanos al poblado de la Inmaculada Concepción de Minas. Los vecinos del lugar, pasado el tiempo, le llamaron al paraje Cerro del Verdún. En el año 1900, el párroco de la ciudad, Don José De Luca, le pidió permiso a don Pedro Dartayete y a su esposa, doña María Ariza, dueños entonces del cerro, para colocar en la cumbre una imagen de la Virgen. Desde el 19 de abril de 1901 hasta hoy, la Virgen del Verdún se ha convertido en el lugar de peregrinaciones más popular del Uruguay: cada 19 de abril, miles de personas de todo el país suben al Cerro para agradecerle a la Inmaculada sus indudables favores. En 2010, coincidiendo con el jubileo por los 50 años de creación de la Diócesis de Minas, los obispos uruguayos declararon el lugar Santuario Nacional.

En 19 de abril de 2014 se inauguró la renovación del entorno del templete de la Virgen. El 15 de septiembre de 2015, la capilla "Madre de Misericordia", en la cumbre del Cerro. Es la Virgen la que mueve los corazones, para que ayuden a hacer de su casa del Verdún un lugar privilegiado de encuentro con Jesús.


miércoles, 22 de abril de 2009

¿QUIEN ESTÁ DETRÁS DEL NIÑO?

Me vinieron al recuerdo unas palabras de Romano Guardini que, me parece, hay que tener bien presentes. El motivo fue un encuentro con Anamaría, a quien casé hace 14 años con Juan. En estos años han tenido cuatro hijos preciosos: Luis, de 12; Miguel, de 11; Fátima, 9; y Pepe, que tiene 6 y es un sol sin nubes permanente.
Resulta, entonces, que hoy hace un año que Juan le dice a Anamaría que ya no la quiere más, que se ha cansado de vivir con ella, que él dejó mucho por el matrimonio...: dejó de jugar al fútbol los fines de semana, dejó de ir a fiestas con sus amigos... Y le dijo que se iba de la casa, que estaba confundido, sí, confundido dijo.
Anamaría llama, desesperada, al sacerdote que la casó y éste llama a Juan y Juan va a verlo y, con aire de inocencia angélica, le explica al cura que sigue queriéndola pero "como una hermana", que los sentimientos no se inventan, que... -Juan, decime la verdad: ¡vos tenés otra!... Juan lo niega tozudamente, enfáticamente, ofendido por semejante suposición.
Hace seis meses que Juan vive con la otra, y está empeñado en que sus hijos la "acepten", que la quieran, que salgan con ella... Sus hijos se rebelan frente a la imposición, lloran, sufren por el acoso de su padre, como sólo los niños pueden sufrir.
Anamaría va a trabajar todos los días con el corazón partido: - Mis hijos me necesitan, dice tragándose las lágrimas.
El sacerdote recuerda hoy lo que escribió Guardini comentando la advertencia de Jesús "al que escandalice a uno de estos pequeños, más le valiera que le pusieran al cuello una piedra de molino"... Escribió así: "Ten cuidado de no tocar lo sagrado que hay en el niño. Detrás de él está el ángel que ve a Dios. Detrás del niño está Dios. Si te acercas demasiado a él, rozarás algo que conduce inmediatamente al misterio de Dios. Y entonces te verás cara a cara con un adversario terrible. Es cierto que este se calla. Parece que no ocurre nada. Pero un día sabrás lo que sucedió cuando se convirtió en adversario tuyo".

No hay comentarios: