Páginas

DESPUÉS DE 115 AÑOS...

Juan Bautista Berdum fue un vasco francés a quien el gobierno de España, en 1801, donó unos terrenos cercanos al poblado de la Inmaculada Concepción de Minas. Los vecinos del lugar, pasado el tiempo, le llamaron al paraje Cerro del Verdún. En el año 1900, el párroco de la ciudad, Don José De Luca, le pidió permiso a don Pedro Dartayete y a su esposa, doña María Ariza, dueños entonces del cerro, para colocar en la cumbre una imagen de la Virgen. Desde el 19 de abril de 1901 hasta hoy, la Virgen del Verdún se ha convertido en el lugar de peregrinaciones más popular del Uruguay: cada 19 de abril, miles de personas de todo el país suben al Cerro para agradecerle a la Inmaculada sus indudables favores. En 2010, coincidiendo con el jubileo por los 50 años de creación de la Diócesis de Minas, los obispos uruguayos declararon el lugar Santuario Nacional.

En 19 de abril de 2014 se inauguró la renovación del entorno del templete de la Virgen. El 15 de septiembre de 2015, la capilla "Madre de Misericordia", en la cumbre del Cerro. Es la Virgen la que mueve los corazones, para que ayuden a hacer de su casa del Verdún un lugar privilegiado de encuentro con Jesús.


domingo, 19 de abril de 2009

PROHIBIDO ACHICARSE

19 de abril de 2005. ¡Fumata blanca! Aparece en el balcón de San Pedro el nuevo Papa. Me gusta verlo en esa foto, vestido como estaba a la hora de la elección: trabajando, con un pullover negro, sin preparación ninguna. Así se presentó a la multitud reunida en la plaza y al mundo entero, y así habló: "Después del gran papa Juan Pablo II, los señores cardenales me han elegido a mí, un simple y humilde trabajador de la viña del Señor. Me consuela el hecho de que el Señor sabe trabajar y actuar incluso con instrumentos insuficientes, y sobre todo me encomiendo a vuestras oraciones. En la alegría del Señor resucitado, confiando en su ayuda continua, sigamos adelante. El Señor nos ayudará y María, su santísima Madre, estará a nuestro lado. ¡Gracias!".

Han pasado cuatro años. Tiene ahora 82 de edad y oye cada día la promesa y el encargo de Jesús: "Yo he rogado por ti. ¡Confirma a tus hermanos en la fe!". No hace otra cosa, por eso lo critican. Es verdad que Jesús también lo había advertido: "Si a mí me han perseguido, a ustedes también los perseguirán". Nada nuevo hay bajo el sol.


El domingo de Pascua, el Papa de 82 años animaba a todos, con una energía acumulada desde hace más de 2.000 años: "Que nadie se arredre en esta batalla pacífica comenzada con la Pascua de Cristo, el cual, lo repito, busca hombres y mujeres que lo ayuden a afianzar su victoria con sus mismas armas, las de la justicia y la verdad, la misericordia, el perdón y el amor". A ver qué hacemos...


No hay comentarios: