Páginas

DESPUÉS DE 115 AÑOS...

Juan Bautista Berdum fue un vasco francés a quien el gobierno de España, en 1801, donó unos terrenos cercanos al poblado de la Inmaculada Concepción de Minas. Los vecinos del lugar, pasado el tiempo, le llamaron al paraje Cerro del Verdún. En el año 1900, el párroco de la ciudad, Don José De Luca, le pidió permiso a don Pedro Dartayete y a su esposa, doña María Ariza, dueños entonces del cerro, para colocar en la cumbre una imagen de la Virgen. Desde el 19 de abril de 1901 hasta hoy, la Virgen del Verdún se ha convertido en el lugar de peregrinaciones más popular del Uruguay: cada 19 de abril, miles de personas de todo el país suben al Cerro para agradecerle a la Inmaculada sus indudables favores. En 2010, coincidiendo con el jubileo por los 50 años de creación de la Diócesis de Minas, los obispos uruguayos declararon el lugar Santuario Nacional.

En 19 de abril de 2014 se inauguró la renovación del entorno del templete de la Virgen. El 15 de septiembre de 2015, la capilla "Madre de Misericordia", en la cumbre del Cerro. Es la Virgen la que mueve los corazones, para que ayuden a hacer de su casa del Verdún un lugar privilegiado de encuentro con Jesús.


domingo, 15 de marzo de 2009

BEBÉS "MEDICAMENTO"

Bebé a los dos meses de ser concebido
Alicia es Doctora en Medicina y Coordinadora del Centro de Ciencias Biomédicas de la UM. Desde no hace mucho, lee este blog. Ahora me envía la carta que reproduzco, que tiene un final abierto.

"Ayer las noticias de la noche en la televisión, felicitaban lo que la manipulación genética había logrado, el nacimiento de un niño seleccionado genéticamente para curar a un hermano con talasemia y allí estaban sonriendo padres, niño ahora curado y médicos investigadores que habían logrado esto. Un hecho alejado de los principios éticos y cristianos que me fueron inculcados y que aplico en cada acto de mi vida y mi profesión médica. Me sentí tan triste y desolada de lo que está pasando, de lo que somos capaces de hacer los seres humanos.
Leí entonces algo que salió publicado en Cruz Campus Digital sobre los llamados bebés “medicamento”, en referencia a esta situación específicamente, escrito por el Director del Instituto de ciencias de la Vida de la Universidad Católica de Valencia Justo Aznar , un artículo de alto contenido ético , que creo vale la pena leer. En lo personal, con los artículos muchas veces me pasa como con los libros, leo el prólogo y de acuerdo con él, decido si continúo o lo dejo. En este caso, la primera frase utilizada me pareció suficiente para leerlo y sugerir su lectura: “Mientras muchos medios se felicitan porque haya nacido un niño seleccionado genéticamente para curar a un hermano, pocos piensan en todas las vidas aniquiladas para lograrlo" y da una cifra realmente espeluznante: “para conseguir 49 niños útiles hubo que producir 2.796 embriones", es decir, que hubo un homicidio masivo de 2.747 seres humanos.

Por otro lado al finalizar el artículo se refiere a los ataques que ha recibido la Iglesia de ir en contra del avance de la ciencia y lo que dice es muy valioso: “la Iglesia de ninguna forma se manifiesta contra los avances de la ciencia, sino contra la mala utilización de los avances científicos y no cabe duda de que un avance construido sobre la destrucción de numerosas vidas humanas, requiere una profunda reflexión ética, que es lo que la Iglesia ha hecho”.
Le agradezco el tiempo y la atención para leer esta carta que le envío. Si le parece, creo que por la importancia que tiene el tema, sería bueno que lo diera a conocer en ese blog. Debemos reflexionar sin duda, todos nosotros, hijos de Dios, ¿qué podemos hacer, además de rezar, educar a los niños y jóvenes en los principios éticos de la vida, para evitar que esto suceda?".

7 comentarios:

Carlos F. - Madrid dijo...

Respeto todas las opiniones, pero en el caso de este niño, SE HA SALVADO UNA VIDA. ¿No es eso lo suficientemente importante?
Creo que hay que abrir un poco las miras y ser un poco más positivos.

Anónimo dijo...

Sí es importante salvar una vida, pero a costa de cuantas otras vidas, igualmente importantes, independientemente de la cantidad de células y estado del desarrollo embrionario en que se encuentren.
No todo lo posible científicamente es éticamente bueno.
Saludos,

Manina Köncke

alicia dijo...

Ayer envié otro comentario que lamento no se publicara previo a la opinión de Carlos con una única pregunta : ¿ que no haríamos nosotros, padres para salvar la vida de nuestros hijos ? y la respuesta es simple, hariamos todo lo posible para salvarlos y si alguien opina algo diferente, seguro está ocultando lo que siente , porque los amamos, son parte de nuestro ser, son un regalo de Dios hecho amor. Pero me horroriza lo que se ha hecho y lo siento así, creo que independientemente de que se salvó una vida, se perdieron muchos miles de ellas , para crear algo que debía ser perfecto . Respeto lo que dice Carlos pero no creo que opinar que eticamente no es un actuar correcto, sea ser negativa ó estar cerrada.

Ariz.hermosa dijo...

yo se que un bebe es una vendision pero este bebe me da ascoooo en serio parese que se esta cagandooo

Ariz.hermosa dijo...

yo se que un bebe es una vendicion pero este bebe se paso yo creo que este no va a resistir pero le deceo lo mejorrr de lo mejjorr

Ariz.hermosa dijo...

se le vee toda la sangre yyyuuuuu

Madaboute dijo...

“para conseguir 49 niños útiles hubo que producir 2.796 embriones", es decir, que hubo un homicidio masivo de 2.747 seres humanos. ¡Éstas son las atrocidades de la masonería! ¡Esto es el nuevo genocidio nazi del gobierno global masón! Así actúan los modernos: capitalistas, comunistas, nazis, anarquistas, tupamaros, montoneros, gente de las FARC, narcotraficantes, todos; son una manga de asesinos del primero al último. ¡No al aborto y se acabó! ¡Viva CRISTO REY!