Páginas

DESPUÉS DE 115 AÑOS...

Juan Bautista Berdum fue un vasco francés a quien el gobierno de España, en 1801, donó unos terrenos cercanos al poblado de la Inmaculada Concepción de Minas. Los vecinos del lugar, pasado el tiempo, le llamaron al paraje Cerro del Verdún. En el año 1900, el párroco de la ciudad, Don José De Luca, le pidió permiso a don Pedro Dartayete y a su esposa, doña María Ariza, dueños entonces del cerro, para colocar en la cumbre una imagen de la Virgen. Desde el 19 de abril de 1901 hasta hoy, la Virgen del Verdún se ha convertido en el lugar de peregrinaciones más popular del Uruguay: cada 19 de abril, miles de personas de todo el país suben al Cerro para agradecerle a la Inmaculada sus indudables favores. En 2010, coincidiendo con el jubileo por los 50 años de creación de la Diócesis de Minas, los obispos uruguayos declararon el lugar Santuario Nacional.

En 19 de abril de 2014 se inauguró la renovación del entorno del templete de la Virgen. El 15 de septiembre de 2015, la capilla "Madre de Misericordia", en la cumbre del Cerro. Es la Virgen la que mueve los corazones, para que ayuden a hacer de su casa del Verdún un lugar privilegiado de encuentro con Jesús.


jueves, 12 de febrero de 2009

EL ALMA DEL URUGUAY

(Foto Juan Carlos)
Refiriéndose a la "Guerra Fría", alguien dijo que fue "una batalla para conquistar el alma del mundo". Hoy, en Uruguay, es necesario redoblar esfuerzos para conseguir que el alma de nuestra patria sea católica.

En este empeño, a los sacerdotes nos corresponde estar en la primera fila: si todos los bautizados deben ser sal y luz, lo propio nuestro es darle sabor a la sal y darle energía a la luz.

Este blog pretende ser un lugar de encuentro para sacerdotes y seminaristas uruguayos. En Internet hay innumerables sitios de información y de formación católica; el hueco que "El Clero Oriental" quiere llenar es otro. Ya soy un cura "viejo", que ha cumplido 35 años desde su ordenación y, desde 1973 hasta hoy, he conocido y soy amigo de muchos sacerdotes. Tengo la impresión de que nos hará bien disponer de un lugar para charlar de nuestras cosas, para cambiar impresiones, para acompañarnos: somos pocos... ¡pero queremos ser muchos más! El futuro de nuestro Uruguay reclama con urgencia sacerdotes. Si rezando más para que lleguen, también intercambiamos experiencias y vamos juntos "¡mar adentro!", lo vamos a conseguir.

Un blog es participativo por definición y, en buena medida, su vida depende del interés que ponen sus lectores en comentar sus posts. "El Clero Oriental" necesita aportes, ideas, sugerencias.

Quizás no esté de más advertir que este blog no representa a nadie más que a mí mismo: todo lo que aquí publique es de mi exclusiva responsabilidad, como mía fue la idea de hacerlo y ahora mismo lo estoy dando a luz.

Le encomiendo a monseñor Jacinto Vera -¿cuándo lo veremos en los altares?...-, modelo de sacerdote santo, que quienes formamos el clero oriental seamos los curas que él quería para su Patria.

4 comentarios:

Guille dijo...

P. Jaime: Veo que el aire sanducero sigue siendo capaz de oxigenar las mentes y estimular la creatividad! A ver quién tira la primera piedra!
Guillermo

JAIME FUENTES dijo...

El aire sanducero es capaz de eso... ¡y de mucho más!
Considero que ¡la tuya! es la primera piedra. ¡Ojalá sean todas tan buenas!
¡Gracias! Un abrazo,
Jaime

Mauro Cardozo dijo...

Va otra!!! muy buena idea vamo´arriba. Primero vamos a tirar muchas buenas para despúes aguantar el cascotazo.
un abrazo
MAURO

JAIME FUENTES dijo...

Como decía Pedro Vargas (no es de tu época), al terminar una canción: "¡Muy agradecido, muy agradecido, muy agradecido!").
Un abrazo,
Jaime