Páginas

DESPUÉS DE 115 AÑOS...

Juan Bautista Berdum fue un vasco francés a quien el gobierno de España, en 1801, donó unos terrenos cercanos al poblado de la Inmaculada Concepción de Minas. Los vecinos del lugar, pasado el tiempo, le llamaron al paraje Cerro del Verdún. En el año 1900, el párroco de la ciudad, Don José De Luca, le pidió permiso a don Pedro Dartayete y a su esposa, doña María Ariza, dueños entonces del cerro, para colocar en la cumbre una imagen de la Virgen. Desde el 19 de abril de 1901 hasta hoy, la Virgen del Verdún se ha convertido en el lugar de peregrinaciones más popular del Uruguay: cada 19 de abril, miles de personas de todo el país suben al Cerro para agradecerle a la Inmaculada sus indudables favores. En 2010, coincidiendo con el jubileo por los 50 años de creación de la Diócesis de Minas, los obispos uruguayos declararon el lugar Santuario Nacional.

En 19 de abril de 2014 se inauguró la renovación del entorno del templete de la Virgen. El 15 de septiembre de 2015, la capilla "Madre de Misericordia", en la cumbre del Cerro. Es la Virgen la que mueve los corazones, para que ayuden a hacer de su casa del Verdún un lugar privilegiado de encuentro con Jesús.


miércoles, 14 de enero de 2009

DEFENDER LA MORADA DE DIOS


Ayer leí algo de Etty Hillesum que me hizo pensar. Como saben, la joven judía de 29 años que murió en Auschwitz, tenía una extraordinaria vida interior que fue desgranando en su "Diario". Cuando ella ya sabe, con toda seguridad, que va a morir, se dirige a Dios para decirle algo que, en situaciones mucho menos dramáticas por las que "culpamos" a Dios, nos haría bien considerar:
Una cosa se hace cada vez más clara: Tú no puedes ayudarnos, debemos ayudarte a ayudarnos. Es todo lo que podemos hacer en estos días, y realizarlo, lo único que importa: salvaguardar dentro de nosotros ese trocito de Ti, Dios. Y quizá también en otros.
Desgraciadamente, no parece que Tú puedas hacer mucho en nuestras circunstancias, en nuestras vidas, pero no Te hago resoonsable. Tú no nos puedes ayudar, pero nosotros a Ti sí, al defender hasta el final Tu dulce morada dentro de nosotros".

3 comentarios:

Marga Fuentes dijo...

Si no lo conoces, creo que te interesará ver este blog:

http://serypersona.blogspot.com/

Un abrazo,

Jota Efe dijo...

¡Está excelente! ¡Muchas gracias!

Anónimo dijo...

Impresionante, la tenia clarísima. Muchos saludos,
Manina