Páginas

DESPUÉS DE 115 AÑOS...

Juan Bautista Berdum fue un vasco francés a quien el gobierno de España, en 1801, donó unos terrenos cercanos al poblado de la Inmaculada Concepción de Minas. Los vecinos del lugar, pasado el tiempo, le llamaron al paraje Cerro del Verdún. En el año 1900, el párroco de la ciudad, Don José De Luca, le pidió permiso a don Pedro Dartayete y a su esposa, doña María Ariza, dueños entonces del cerro, para colocar en la cumbre una imagen de la Virgen. Desde el 19 de abril de 1901 hasta hoy, la Virgen del Verdún se ha convertido en el lugar de peregrinaciones más popular del Uruguay: cada 19 de abril, miles de personas de todo el país suben al Cerro para agradecerle a la Inmaculada sus indudables favores. En 2010, coincidiendo con el jubileo por los 50 años de creación de la Diócesis de Minas, los obispos uruguayos declararon el lugar Santuario Nacional.

En 19 de abril de 2014 se inauguró la renovación del entorno del templete de la Virgen. El 15 de septiembre de 2015, la capilla "Madre de Misericordia", en la cumbre del Cerro. Es la Virgen la que mueve los corazones, para que ayuden a hacer de su casa del Verdún un lugar privilegiado de encuentro con Jesús.


jueves, 31 de diciembre de 2009

AÑO NUEVO, SERENIDAD


Antes de que termine este año, un deseo de bendiciones a granel en el que nos espera como una agenda sin estrenar: que la Santísima Virgen nos ayude a escribir cada día con buena letra.

A la derecha de estas líneas se encuentra ese reloj que marca las horas, los minutos, los segundos y aún más, y que lleva por título HORAS NON NUMERO, NISI SERENAS. Echando la vista atrás, al año que se nos va, compruebo que éste se ha ido más rápidamente que el anterior y estoy casi seguro que del precedente dije lo mismo. Es obvio que el 2010 será un relámpago. Pero, en todo caso, lo importante es vivir con el pensamiento en el final: es, en definitiva, lo que da serenidad a las horas.

Mi padre, que se me fue al Cielo para siempre, ha provocado una avalancha de e mails, de SMS, de llamadas telefónicas que agradezco de corazón a todos. Él, que siempre trabajó mucho y tuvo bastantes disgustos, era un hombre sereno: sabía de dónde venía, adónde iba y cuál era el camino.

Ahora escribo desde el medio del campo, aprovechando una conexión a Internet bastante imprecisa (me tomaré obligadas vacaciones de este blog). Esta mañana celebré la última de un novenario de Misas por el alma de mi padre. Y me sorprendió, justo al terminarla, que levantara vuelo -¿dónde estabas?- una preciosa y grande mariposa negra. Recordé enseguida que mis hermanas cantaban una canción que se titula así, "Mariposa Negra", que a mi padre le gustaba especialmente. Me dio aún mayor serenidad, qué quieren que les diga.

jueves, 24 de diciembre de 2009

¡FELIZ NAVIDAD!

Quiero desear a todos una Muy Feliz Navidad, y pienso que nada ilustra mejor mi augurio como esta foto, que tiene historia.
Gustavo y Lucía, y sus 10 hijos, son uruguayos y viven en California desde el año 2003. Los conocí cuando ya habían venido al mundo Gustavo José (el mayor, de barba, en el centro, 24 años, ya arquitecto), Lucía María (22, a la derecha de su hermano, remera a rayas, casi economista), Francisco José (20, primero de la izquierda en la foto, 2º de ingeniería) y Felipe José (19, camisa negra y corbata, en el otro extremo, primer año de facultad).
Gustavo padre, cuando era menos joven (hoy tiene 54), jugaba al fútbol como Forlán, por poner un ejemplo, y dudó seriamente entre dedicarse al deporte profesional o estudiar arquitectura. Eligió arquitectura, una lástima… Una lástima económicamente hablando, pero fue, por su origen y por lo que vino después, una excelente elección.
El motivo fue Lucía, que es arquitecta de raza y una madre fuera de serie. La primera vez que fui a la casa que alquilaban en Bulevar Artigas, Lucía estaba embarazada, claro, esperando a Mateo José (a la izquierda de Gustavo José, 18 años). ¿Se puede estudiar un plano, atender a un niño (Felipe) que llama a la mamá para no sé qué, sacar al perro que juega con Felipe, hablar por teléfono, y seguir la conversación con el amigo de su esposo al que acaba de conocer? Lucía podía hacerlo, doy fe, como lo más natural del mundo.
Dos años después de Mateo José llegó Inés María (está entre Mateo y Felipe) y un año más tarde Rosario María (en la otra punta, de lentes). Gustavo y Lucía seguían, como es de imaginar, trabajando duro, muy duro. Pero el trabajo empezaba a escasear.
En 1996 llegó Josefina María (abajo del barbudo, con lentes y con pinta de intelectual) y en el 98 José Pedro (alias Pepito), que a juzgar por su cara –a la derecha del padre- tendrá buen futuro en China.
A estas alturas del partido, la situación se hizo crítica. No recuerdo la fecha exacta, pero sí que debieron mudarse… ¿Adónde ir un matrimonio con 10 hijos (María del Pilar, a la izquierda de su madre, nació en el 99)? ¿Quién puede recibirlos? Sólo una madre, Susy, como la de Lucía podía hacerlo, y allá fueron.
Desde bastantes años atrás, Susy vivía en una casa confortable, cerca del Parque Batlle. Tres habitaciones, un escritorio en el que su marido, ya fallecido, pasaba ratos leyendo… Era confortable, sí, hasta que, de la noche a la mañana, fue invadida por 10 bocas de niños, por 10 gritos a la vez, por 10 fantásticas promesas de futuro…
Llegó el momento de tomar una decisión muy difícil: en octubre de 2001, Gustavo y Lucía partieron a los Estados Unidos… a ver si encontraban algún horizonte. Los chicos se quedaron en casa de Susy…
Durante tres semanas intentaron hacer contactos, hasta que Lucía se volvió a Montevideo. Gustavo se quedó allá, con su inglés a cuestas, tratando de que algún contacto hiciera chispa.
A quien confía en Él, Dios no lo deja nunca. Pasaron la Navidad… rezando, como es bien natural y sobrenatural, y pidiéndole a la Sagrada Familia que pudieran reunirse pronto.
En mayo del 2002, enterada Lucía de que la embajada norteamericana hacía el sorteo de codiciadas Green Cards que te permiten entrar y salir de USA y trabajar, intensificó sus rezos pidiéndole a san Josemaría, junto con los chicos, que les hiciera ese gran favor.
¿Se han fijado que los 10 hijos tienen a María y José como patronos? Bueno, el sorteo los favoreció a todos, aunque usted no lo crea... En febrero de 2003 levantaron vuelo, y recibieron la preciosa sorpresa de que en USA, por ser una familia numerosa, sólo reciben facilidades a granel para estudiar: becas, descuentos... ¡Cuánto por hacer en estos lares!
Recomiendo mirar despacio la foto… ¿Verdad que, empezando por los padres, todos están diciendo a gritos, con su mirada, ¡¡FELIZ NAVIDAD!!?...

martes, 22 de diciembre de 2009

NAVIDAD EN EL CIELO


Hace apenas 4 horas, en Madrid, a los 93 años, mi padre se fue al Cielo. Le agradezco a Dios que, una hora y media más tarde, he podido celebrar la Misa por su alma en el oratorio de la Universidad de Montevideo. Al leer el Evangelio me encontré con el Magnificat... Me uní con todas mis fuerzas a la alabanza de la Virgen, a la que mi padre, Rafael, siempre quiso mucho.

En un librito que escribió al celebrar las Bodas de Oro, él recordaba sus primeras armas como cantor, cuando era niño y, estudiando en el colegio de los jesuitas de Sevilla, debutó como solista nada menos que en la inmensa Catedral de esa ciudad cantándole a la Virgen. Su madre, María Elena Pareja, antes de morir le pidió que nunca dejara de cantar en la iglesia... Él cumplió esta manda hasta que no pudo hacerlo más.

Hace poco más de un año estuve con mis padres en Madrid y les saqué esta foto. Lúcidos mentalmente los dos, a mi padre lo encontré, como siempre, sereno e interesado por todo lo nuestro: por Uruguay, por su gobierno, por la situación económica, por el fútbol... Desde hace tiempo casi no podía ver ni, como es lógico, escribir, ni leer: y eran sus pasiones dominantes... Rezaba mucho, mucho. La Virgen se lo llevó a pasar la Navidad en el Cielo: debe ser formidable.

sábado, 19 de diciembre de 2009

SABER DECIR QUE NO, AFIRMANDO LA VIDA


La nueva ley española del aborto, además de legalizarlo impone que se enseñen en las universidades las técnicas para abortar. Los decanos de las Facultades de Medicina, Enfermería, Ciencias y Farmacia, y el director de la Clínica de la Universidad de Navarra han dicho NO, difundiendo una declaración que me parece excelente, digna de ser conocida por estos y otros larJustificar a ambos ladoses. Este es el texto:


Universidad y vida


Con motivo de la nueva ley del aborto en España, los decanos de las Facultades de Medicina, Enfermería, Ciencias y Farmacia, y el director general de la Clínica de la Universidad de Navarra queremos proponer y compartir una reflexión serena sobre una realidad compleja que trasciende los límites de nuestro país y el presente que nos toca vivir. Celebramos que la humanidad ha avanzado tanto a lo largo de la Historia, entre otras razones, porque nos hemos equivocado mucho. Todos. Todos tenemos alguna responsabilidad ante la historia y 2009 puede marcar el comienzo de un hito, como en su momento fue la abolición de la esclavitud y como ojalá pronto sea la derrota del hambre y la pobreza.

Comprendemos el sufrimiento de muchas mujeres ante un embarazo imprevisto. Necesitan un apoyo que sólo personas con corazón pueden prestar… y hay muchas personas así. La defensa de esas mujeres clama a nuestra conciencia y una mirada compasiva nos recuerda que otro ser humano comparte esa tragedia en una posición de mayor debilidad todavía.

El avance científico nos brinda hoy datos clave desconocidos en buena parte del siglo XX. Qué coraje social mostramos con esa evidencia desde los ámbitos universitarios, políticos, económicos…

Nos negamos a solucionar la tragedia de un embarazo indeseado con la tragedia superior del aborto. Nos negamos a incorporar las técnicas abortivas a los contenidos de la educación. Nos comprometemos a formar profesionales para curar, investigar y ayudar. Nuestra ilusión es que la educación y la información lleguen a todas las mujeres. Saber es un derecho. Nuestra ilusión es que una mujer embarazada nunca se encuentre sola, sino que el padre y el hijo también cuenten. La vida que comienza es asunto de tres. Nuestra ilusión es que la pugna política y la legislación compitan por la defensa de los más débiles, el hijo y la madre.

Una sociedad que protege al débil es fuerte. Nuestra ilusión es facilitar que padres incapaces de hacerse cargo de un niño encuentren a otros que pueden y lo desean. Una solución para dos problemas.

Nuestra ilusión es que pronto se estudie como histórico el triunfo de una humanidad valiente que superó el aborto como superó la esclavitud. El orgullo de ser humano.

Nuestra ilusión es que los hombres y las mujeres tomemos decisiones hoy que nuestros hijos aplaudan mañana. Podemos transmitir más de lo que heredamos. Nuestra ilusión es que la medicina, la enfermería, la biología, la farmacia y la universidad en general sean aliados por la vida. La historia juzgará nuestra pasividad cómplice o nuestro compromiso solidario con el débil. No hay mejora sin cambio. Hoy es el día de cambiar en España, en Europa y en el mundo. Declaración firmada por: José Andrés Gómez Cantero, director general de la Clínica Universidad de Navarra; María Pilar Civeira, decana de la Facultad de Medicina; Iciar Astiasarán, decana de la Facultad de Farmacia; Ignacio López Goñi, decano de la Facultad de Ciencias; Mercedes Pérez, directora de la Escuela de Enfermería. Pamplona, 15 de diciembre de 2009

miércoles, 16 de diciembre de 2009

BLATTER: MANE, THECEL, FARES


Joseph Blatter, Presidente de la FIFA, es el rey del fútbol, la Babilonia de hoy. En una nueva embestida laicista de alcance internacional, el rey acaba de prohibir, para el Mundial de Sudáfrica, las manifestaciones religiosas que los jugadores -cristianos, musulmanes, judíos...- suelen hacer antes, durante o después de sus partidos. ¿Por qué ese furor? ¿Acaso atentan esas expresiones contra el orden público o la moral? ¿Ofenden a alguien? ¿Y el derecho a la libertad religiosa? ¿Por qué publicidad sí y homenaje a Dios no? ¿Tanto molesta? Pero Dios es Dios y con Él no se juega.

Mientras el rey Baltasar comía y bebía en los vasos sagrados que su padre Nabucodonosor había robado en Jerusalén, "aparecieron unos dedos de mano humana y escribieron sobre el revoque del muro del palacio real; y el rey veía la palma de la mano que iba escribiendo. Entonces el semblante del rey palideció y sus pensamientos le turbaron; las articulaciones de las caderas se le aflojaron y las rodillas le chocaban una contra otra"...

Dijo Daniel al rey: "Has ensalzado a dioses de plata y oro, de bronce y hierro, de madera y piedra... (de millones de dólares de publicidad, de televisión y de radio, de...) mientras que al Dios en cuyas manos está tu vida y al que pertenecen todos tus caminos no lo has glorificado". "La interpretación de las palabras es ésta: Mane: Dios ha contado los días de tu reinado y les ha señalado el final. Thecel: has sido pesado en la balanza y se te encuentra falto de peso. Fares: tu reino ha sido dividido y entregado..." (Daniel 5, 5-6;23-26).

Blatter, aún estás a tiempo de rectificar.

viernes, 11 de diciembre de 2009

DESDE 1531... Y DESDE HACE 30 AÑOS

Fiesta grande en toda América. Y sería dolorosa ingratitud para con la Virgen de Guadalupe, pasar por alto que hace 30 años el Papa Juan Pablo II le confió a cada uno de nuestros pueblos latinoamericanos. Y sería además injusto no caer en la cuenta, de que cada uno de ellos tiene para con la Virgen una devoción de hijos que la quieren mucho, mucho, que es pura correspondencia al amor que Ella nos da.

Aquel 27 de enero de 1979, en México, junto con los representantes de los obispos de Latinoamérica, entre otras cosas preciosas el Papa, mirando a la imagen milagrosa, le dirigió a Nuestra Señora una catarata de ruegos:

"¡Oh, Madre! Ayúdanos a ser fieles dispensadores de los grandes misterios de Dios. Ayúdanos a enseñar la verdad que tu Hijo ha anunciado y a extender el amor, que es el primer mandamiento y el primer fruto del Espíritu Santo. Ayúdanos a confirmar a nuestros hermanoss en la fe, ayúdanos a despertar la esperanza en la vida eterna. Ayúdanos a guardar los grandes tesoros encerrados en las almas del Pueblo de Dios que nos ha sido encomendado".

Después, Juan Pablo II puso la Iglesia en sus manos: "Te ofrecemos la Iglesia de México y de todo el Continente. Te la ofrecemos como propiedad tuya. Tú, que has entrado tan adentro en los corazones de los fieles a través de la señal de tu presencia, que es tu imagen en el Santuario de Guadalupe, vive como en tu casa en estos corazones, también en el futuro. Sé una de casa en nuestras familias, en nuestras parroquias, misiones, diócesis y en todos los pueblos".

Han pasado tres décadas y en toda América estamos en tiempo de misión: con la Madre todo es todo más fácil.

miércoles, 9 de diciembre de 2009

EL MARKETING ES IMPORTANTE

Los americanos son especialistas en marketing, los mejores del mundo. Y cuando lo aplican a las cosas de la fe, los resultados son excelentes. Tiempo de Adviento, tiempo de conversión... ¿Cómo presentar la necesidad y la importancia de la Confesión? Vean este video cortito...

jueves, 3 de diciembre de 2009

A PASO DE HOMBRE

Si alguno quiere regalarme un libro en esta Navidad, aquí señalo uno: "A PASSO D'UOMO". Supongo que enseguida aparecerá la traducción en español, pero prefiero ésta, la primera. Lo ha editado Mondadori, en Italia, y fue presentado en Roma hace pocos días. Reproduzco la información de la agencia Efe, que despertó mi apetito.

El comunismo cayó gracias al papa Juan Pablo II, según afirma el que fuera su portavoz, el español Joaquín Navarro Valls, en su último libro "A passo d'uomo", presentado en Roma.
"El comunismo no cayó porque EEUU hubiese ganado la guerra fría o debido a que su escudo antimisiles destruyese las esperanzas bélicas de la gran Rusia, sino porque un hombre religioso, un Papa, un hombre del Este, había unido las conciencias de Oriente y las de Occidente en el altar universal de los derechos humanos", escribe Navarro Valls (1936, Cartagena, Murcia, España) en el libro.
En el volumen, Navarro Valls resalta la grandeza del Papa Wojtyla junto a importantes personajes que han marcado la historia del pasado siglo, como el ex presidente de la URSS Mijail Gorbachov, el líder cubano Fidel Castro y el fallecido presidente de EEUU Ronald Reagan.
También habla de Sor Lucia y el Tercer Misterio de Fátima, de san Josemaría Escrivá de Balaguer, de la sonrisa de la Madre Teresa de Calcuta y del estilo de Joseph Ratzinger, el actual papa Benedicto XVI.
De Juan Pablo II -del que fue portavoz desde 1984 hasta que falleció en 2005 (después continuó con Benedicto XVI hasta 2006)- resalta en el libro su gran capacidad diplomática y su negativa a aceptar en aquellos años del comunismo el reparto del mundo en dos zonas territoriales.
"Según él, era incompatible con el valor de las peculiaridades nacionales y con los derechos humanos", dice el autor en su libro de 250 páginas editado por Mondadori.

Navarro destacó hoy que uno de los encuentros que más gustó al Papa Wojtyla fue el que mantuvo en el Vaticano con Mijail Gorbachov el 1 de diciembre de 1989.
Recordó que, aprovechando la visita del por entonces secretario de estado Agostino Casaroli y de él en 1988 a Moscú con motivo del Millennium cristiano de Rusia, Juan Pablo II le mandó una carta personal a Gorbachov y que éste la leyó delante del cardenal y de él mismo y que quedó impresionado del Papa polaco.
Gorbachov les contó -según relata- que había sido bautizado y que en su casa había una imagen de la Virgen, "con una foto de Lenin, naturalmente, encima".
Tras la visita al Vaticano, Navarro le preguntó al Papa por Gorbachov y éste le dijo que era "un hombre de principios", "una persona que cree tanto en sus valores que está dispuesto a aceptar todas las consecuencias que se deriven".
"Pienso que sus ideas no son comunistas. Pero es un misterio de donde las ha sacado", le dijo Juan Pablo II a Navarro, según cuenta.
De la figura de Ronald Reagan dice que junto a Juan Pablo II contribuyó "paralelamente" a sacar al comunismo de la historia.
Asegura que el fin que movió a Juan Pablo II a luchar contra el comunismo "no fue América o el anticomunismo, ni cualquier forma de sociedad neocapitalista, sino la dignidad absoluta y trascendente del ser humano".
De Fidel Castro recuerda una cena larguisima que mantuvo con él en La Habana en octubre de 1997, tres meses antes del histórico viaje de Juan Pablo II a la isla a principios de 1998.
Cuenta que le ofreció una copa de vino y al decirle que prefería no beber le dijo: "me ha destruido, ya que la botella que he abierto es la única de vino de Vega Sicilia que tengo y usted lo rechaza".
Navarro bebió del vino de la Ribera del Duero española y en un ambiente relajado Fidel Castro le preguntó: "¿como hacen para evitar que el Papa sea envenenado?.
Navarro Valls le dijo que "nada y Castro le contó que cuando tenía invitados el primero que bebía el vino era él. "Con audacia le dije, ¿no sería más prudente, presidente, que hiciera lo contrario".
De Castro cuenta que no entiende su decisión de no aceptar los cambios hacia reformas democráticas. Le dio la impresión de que el líder cubano no miraba al futuro.
Además de esos encuentros, Navarro Valls incluye en el libro artículos sobre el hombre y la modernidad, la globalización, la laicidad, la inmigración, el capitalismo, etc.
La presentación del libro se ha producido un día después de que los cardenales y obispos de la Congregación para la Causa de los Santos hayan aprobado las "virtudes heroicas del Siervo de Dios" Juan Pablo II, primer paso hacia su beatificación, que puede ser el domingo 17 de octubre de 2010.

lunes, 30 de noviembre de 2009

PALABRA DE DIOS


"Recuérdales que estén sujetos a los gobernantes y a las autoridades: que les obedezcan, que estén dispuestos a hacer el bien, sin injuriar a nadie ni darse a las discordias, sino que sean modestos, dando muestras de comprensión con todos los hombres" (Tito, 3, 1-2).

"Vuestro poder os fue entregado por el Señor, vuestro dominio, por el Altísimo, que examinará vuestros actos y escudriñará vuestras intenciones. El inferior merece disculpa y misericordia, pero los poderosos serán poderosamente examinados. Que el Señor de todos no se arredra ante nadie, ni se amedrenta por la grandeza de ninguno, porque Él hizo al pequeño y al grande e, igualmente, se cuida de todos; pero a los poderosos les aguarda un severo examen" (Sabiduría, 6, 3.6-8).

viernes, 27 de noviembre de 2009

PAYSANDÚ DUELE

Esta tarde, en Paysandú, pude bajar hasta el río Uruguay y lo vi de cerca: fuera de cauce por completo, desbordado, inundando la rambla costanera, que es preciosa, y llenándolo todo, extrañamente, de silencio.
Encontré a algunos chicos chapoteando, felices, en el agua. Hablé con un hombre joven que, acompañado de su hijo de ocho o nueve años, relojeaba la que era su casa (allá, atrás de aquella amarilla...), porque los ladrones se aprovechan y ya le sacaron las chapas del techo a la de Enrique, ¿vio? ¡Pero tengo el perro!...
Un poco más adelante, en una cancha de fútbol, un hombre remaba..., manso... Amarró el bote a una columna y me saludó: -Bueenas... Y se fue.Además de oraciones pido limosnas: para llevarle a los niños el consuelo de unas golosinas... yo qué sé: algo que les endulce el sabor triste de este río desmadrado.



DELICADEZA DE MADRE

Fue el 18 de julio de 1830 cuando santa Catalina Labouré recibió en el convento de la Rue de Bac, por primera vez, la visita de la Santísima Virgen. Unos meses más tarde, el 27 de noviembre, la Señora le pide que mande acuñar la Medalla mundialmente conocida como la Milagrosa.


Esta mañana, la Virgen de la Medalla Milagrosa ha tenido una delicadeza materna con la Iglesia de nuestro país; el VIS la transmitió así: El Santo Padre nombró a don Milton Luis Tróccoli Cebedio obispo auxiliar de Montevideo (superficie 540, población 1.381.000, católicos 871.800, sacerdotes 245, religiosos 751, diáconos permanentes 35) en Uruguay. El obispo electo nació en Montevideo en 1964, fue ordenado sacerdote en 1988 y actualmente era vicario episcopal para la pastoral.


Ha sido una gran delicadeza de la Virgen el nombramiento del P. Tróccoli como Obispo Auxiliar de Montevideo: hay mucho que trabajar para conseguir que ese 63% de católicos esté vibrante y optimista, y sea sal y dé luz, y crezca y... El nuevo Obispo, me consta, es hombre de oración y confía en la oración por él, que no le faltará.

lunes, 23 de noviembre de 2009

UN POCO DE BONDAD (2)

Todo esto es fácil. En cambio, lo difícil es sonreír y ser amables cuando duele de veras la cabeza y se desea un poco de comprensión. Qué duro conservar la calma cuando los negligentes padres de una criatura quieren bautizarla a una hora determinada, en vez de haber traído a su hijo un mes antes. Qué duro también decir “sí” cuando nos invitan a una boda y en casa nos espera un buen libro con sus páginas abiertas. Qué duro… Pero, ¿por qué citar más casos? Es tan extraordinariamente difícil no ser humano; tan difícil parecerse a Jesucristo.
Y tan necesario, además. Necesario, sí, si es que uno quiere tener alguna esperanza al encararse con el Juicio final. Si echo una mirada sobre mis veintitantos años de sacerdocio, me es imposible recordar un solo caso de un apóstata que dijera que él dejó la Iglesia por ser su párroco un borracho o un libertino. Pero todos los dedos de la mano no bastan para contar los ex católicos que “han tenido peleas con el sacerdote”, “una discusión con el Padre Griper”, “el cura me ha dicho que me vaya y no vuelva más”, “el cura me dijo que era una mala persona”, y así sucesivamente, con todas las variantes de sobra conocidas por los que visitan la parroquia. En muchos casos esto no son más que pretextos. Sin embargo…


Sería maravilloso, pienso, que nosotros, los sacerdotes, fuéramos considerados como una clase distinta, como “los seres más amables del mundo”. Pasaron ya aquellos tiempos en que el clero se consideraba como la corporación más sabia de la tierra. Hubo una época de materialismo e incredulidad en que se nos negaba ser el grupo más honrado el mundo. Nuestros compromisos con el espíritu del siglo hacen dudoso que podamos ahora reivindicar el campeonato del ascetismo. Pero la amabilidad… ¡tendría que sernos fácil! Debería sérnoslo, aunque jamás sea patrimonio de un grupo, sino de cada individuo.
A mi memoria viene, de pronto, el recuerdo de los funerales del Padre Félix, mientras dibujo unas cejas en esta cara que desaliñadamente ha dibujado mi lápiz. Asistí a su entierro, precisamente la semana pasada.
En casi todos los bancos pude observar ojos llorosos y narices enrojecidas; y lloraban no precisamente porque estuvieran constipados. Como conocía al Padre Félix, casi podía leer en la expresión de aquellos rostros: “Era un hombre tan amable”. Nunca lo había pensado antes, pero me di cuenta entonces de que también había asistido a otros muchos entierros de sacerdotes en que la gente, con los ojos secos, había contemplado el paso del cortejo fúnebre. Qué horrible cuadro se me representó cuando pensé por primera vez: los verdaderos hijos en Cristo del sacerdote asisten, impasible la mirada, al entierro de su padre.
¿Llorarán en mis funerales?, me pregunto al tiempo de arrancar el papel que acabo de dibujar y echarlo al cesto. No es que me produzca ahora particular placer el pensamiento de caras llorosas. Pero las lágrimas pueden ser para un juez justo una prenda de misericordia merecida por haberla tenido. ¡Qué homenaje tan maravilloso para un sacerdote si sobre su tumba se pudiera grabar, sin temor de contradicción: “Era amable”!
Pero suena la campanilla. Es Joe.

miércoles, 11 de noviembre de 2009

ANGLICANOS, WELLCOME HOME!

UN POCO DE BONDAD (1)


Hace tres días falleció el Padre Ramón, dominico, a los 90 años, y he sentido un poco de envidia al escuchar unánimes comentarios como éstos, con mínimas variaciones: "¡qué bueno que era!", "¡era buenísimo!", "¡qué hombre tan bueno!"... Entonces me vino a la memoria este capítulo de VASIJA DE BARRO, con el título incluido, que entrego en dos veces. Me hizo bien repasarlo...


Ya debería haber llegado Joe Heims (trabaja en turno de tarde) a dar su clase bisemanal. Mientras le espero, tamborileando con los dedos, me viene a la memoria el recuerdo de la primera visita que me hizo. No se atrevía a decirme que quería hacerse católico. Aunque lo era su madre, a él no lo bautizaron. Creía que ya era hora de hacerlo.
Hablando con él de unas y otras cosas, haciendo lo posible para que se encontrara a gusto, supe que vivía a varias millas de distancia, en otra parroquia. Entonces, ¿por qué venía a la mía? “Pues, sí –explicó Joe-, he estado queriendo hablar con un sacerdote desde hace algún tiempo y me sentía como asustado. Hace unos días, estando con Charlie Ort en su surtidor de gasolina, me dijo que a usted se le abordaba fácilmente y que nunca se enfadaba con nadie. Por eso me decidí a verle”.
Cerré mis ojos en una súbita pero ferviente acción de gracias por no conocerme Charlie tan bien como supone. Desde entonces Joe y yo nos entendemos de primera.
Mientras seguía esperándole volví a dar vueltas en mi cabeza a la importancia que tiene un poco de bondad. Es, como la mostaza evangélica, una semilla pequeñísima y cuyas ramas llegan a extenderse tan lejos. Cada vez más, al paso de los años, a medida que me enredo en la red de la rutina y las pequeñeces, mis sueños juveniles de ser un verdadero misionero en el trabajo se han ido, poco a poco, desvaneciendo. A medida que se me va haciendo más costoso ir a casa de alguien, me he ido escudando en el pretexto de que soy un sacerdote al que, impulsado por la gracia, sin miedo y confiadamente, deben venir los demás. Tomo, pues, de nuevo la resolución de rezar con más perseverancia para conservar la amabilidad y estar vigilante contra cualquier fracaso.
Tan fácil resulta caer. Tan fácil pagar con los monaguillos el mal humor de la mañana. Tan fácil tomarla con los niños que, corriendo por el pasillo y jugando, chillan cerca de mi ventana y turban mi reposo. Tan fácil ser bruscos cuando suena el teléfono, a una hora intempestiva, para hacer una pregunta que se contestó en las advertencias del domingo pasado. Tan fácil desahogarse con una feligresa chismosa, al saber que han puesto públicamente en duda mi infalibilidad. Tan fácil desesperarse contra el presidente de la Hermandad, cuya irresponsable juventud ha echado por tierra un proyecto mimado. Tan fácil mandar a su sitio al testarudo presidente de la Junta Parroquial que se muestra demasiado arrogante en su ignorancia…

NOVEDADES SOBRE MEDJUJORGE

martes, 10 de noviembre de 2009

DSI E IDEOLOGIA DE GÉNERO

En 7 lugares distintos del Programa está presente la voz GÉNERO: se habla de la equidad de género, de la igualdad de género, de la perspectiva de género, por ejemplo cuando se propone: incorporar la perspectiva de género en los contenidos de los medios de comunicación, utilizando un lenguaje inclusivo y que no reafirme los roles asignados por sexo.
Desde hace unos años a esta parte, la IDEOLOGIA DE GÉNERO pretende inficionar la cultura occidental y dispone de medios económicos poderosos para conseguirlo. Si en el anterior post adelantaba que en los próximos años será necesario intensificar esfuerzos para enseñar a fondo la DSI, ahora hay que agregar que se impone prestar especial atención a las distintas expresiones de esta ideología, incompatible por completo con el pensamiento cristiano.
En este sentido, es de una gran utilidad el LEXICÓN preparado en 2004 por el Pontificio Consejo para la Familia, que lleva como subtítulo Términos ambiguos y discutidos sobre familia, vida y cuestiones éticas (Palabra, Madrid 2004, 1.179 págs.) y que es de desear que esté pronto disponible en Internet. En todo caso, sí se encuentra en la web uno de los artículos del libro que explica de un modo general y a la vez profundo los orígenes históricos y los propósitos de la ideología de género: Ideología de género: sus peligros y alcance.

Como se sabe, la promoción de los llamados DERECHOS SEXUALES Y REPRODUCTIVOS (3 veces aparece la voz en el Programa) y la promoción de la SALUD SEXUAL Y REPRODUCTIVA (1 vez) forman parte esencial de los presupuestos de la ideología de género. En este marco, el Programa se propone recuperar terreno sobre lo avanzado en materia legal en el campo de los Derechos Sexuales y Reproductivos, incluyendo la despenalización del aborto, desde el momento en que fue vetada el proyecto por el presidente Tabaré Vázquez.

Porque es el derecho natural más esencial de los padres, la educación de los hijos ha sido y será siempre objeto de una particular atención en la DSI. Conviene saber que, para los autores del Programa, la EDUCACIÓN es también un aspecto clave de su estrategia de cambio social: 67 veces aparece en él la voz EDUCACIÓN. Pero también es significativo que NO figuran estas voces afines: EDUCACIÓN PRIVADA, ENSEÑANZA PRIVADA, LIBERTAD DE ENSEÑANZA.





En fin, más allá del resultado electoral del 29 de noviembre, los tiempos que corren confirman aquellas palabras del libro de Job que invitan a no bajar los brazos: puesto que "militia est vita hominis super terram".

jueves, 5 de noviembre de 2009

HONORABLES JUECES EUROPEOS...

Anteayer publiqué la información sobre el fallo del Tribunal de Estrasburgo, que ha condenado al gobierno italiano a pagarle 5.000 euros, por concepto de daño moral a sus hijos, a Soile Lautsi Albertin, la ciudadana italiana de origen finlandés que había presentado la denuncia por el crucifijo en la escuela a la que iban sus hijos.

¿Qué deberían hacer ahora los jueces -Vladimiro Zagrebelsky (Italia), Ireneu Cabral Barreto (Portugal), Danute Jociene (Lituania), Dragoljub Popovic (Serbia), Andras Sajò (Hungría), Isil Karakas (Turquía) y la belga Francoise Tulkens, presidente del Tribunal-, si fueran coherentes, con la mismísima bandera de Finlandia que, en los tiempos que corren, es un atentado contra la laicidad?


miércoles, 4 de noviembre de 2009

UN PLUS DE TRABAJO



Quisiera compartir con ustedes una reflexión: o me equivoco feo, o en los próximos años el clero oriental tendrá que apechugar con una sobrecuota de trabajo. Me refiero al trabajo específico de enseñar en profundidad los principios claves de la Doctrina Social de la Iglesia. Llego a esta conclusión después de leer el “Programa 2010-2015” del Frente Amplio y confrontarlo con el “Compendio de la Doctrina Social de la Iglesia”, preparado por el Pontificio Consejo “Justicia y Paz”. Aquí solo pretendo destacar algunos de esos principios, invitando al lector a compararlos con la DSI.

El concepto que, por lejos, está presente más veces en el Programa es el de ESTADO, que aparece en 149 lugares y es definido así: “El Estado es el producto y la manifestación del carácter irreconciliable de las contradicciones de clases”. Su función: “debe ser controlador, generador, impulsor, e inversionista de la economía”. Lo que se pretende en esta etapa de gobierno es “construir un Estado de nuevo tipo, al servicio de otro bloque de poder y de otro modo de producción”. “Se ha comenzado un proceso de profunda Transformación Democrática del Estado (TDE), en el que se procura la construcción de un Estado conductor, regulador, social y emprendedor. En otros términos, funcional a un programa de crecimiento, distribución de la riqueza, modernización, democratización y de inclusión social”.


La TDE no se refiere sólo al papel regulador del Estado en lo económico, sino que abarca a todas las áreas de la vida de los uruguayos, como está reflejado en el índice del Programa: Uruguay productivo e innovador, Uruguay social por más justicia y equidad, Uruguay cultural, democrático e integrado. En definitiva, se trata de un proyecto de “desarrollo integral” (7 veces aparece el concepto), planificado y dirigido por el Estado, en el que la INICIATIVA PRIVADA brilla por su ausencia: cero veces aparece este concepto.


En esta línea, el Programa enfoca el PRINCIPIO DE SUBSIDIARIEDAD y la PROPIEDAD PRIVADA de este modo: “Como consecuencia, tanto de la subsidiariedad estatal por décadas de la planificación territorial y su puesta al servicio de intereses del mercado, como del acuñado concepto cultural de la propiedad privada irrestricta, y la no consideración del suelo como recurso natural no renovable, se ha producido un fuerte desequilibrio estructural del territorio en relación a la distribución de población y actividades económicas”.

BIEN COMÚN, MATRIMONIO Y FAMILIA son, como se sabe, conceptos claves de la DSI. El primero no aparece en el Programa.

El MATRIMONIO es citado sólo una vez, con este propósito: “Impulsar desde el gobierno un plan anti- discriminación y prodiversidad. Promover desde el Poder Legislativo la posibilidad de matrimonio entre parejas del mismo sexo”.


La voz FAMILIA tampoco aparece, pero sí está en plural, “las familias”. El motivo es que, según piensan en el Frente Amplio, no hay un solo tipo de familia. En consecuencia, "las propuestas a implementar deberán tomar en cuenta el papel estratégico que ocupan las familias en la crianza, socialización y cuidado de las personas.- Se requiere adoptar medidas de corresponsabilidad para la vida familiar y laboral que se apliquen igual a las mujeres y a los hombres, teniendo presente que al compartir las responsabilidades familiares de manera equitativa y superando estereotipos de género se crean las condiciones propicias para la participación política de la mujer en toda su diversidad. Por otra parte, también se debe tomar en cuenta las diferentes modalidades de arreglos familiares y generar servicios y programas que constituyan un verdadero sistema integral de cuidados familiares –público/privado- que permita satisfacer las necesidades de los integrantes de las familias en sus diversas edades y situaciones".


¿En qué consisten los "estereotipos de género" y por qué hay que superarlos? Pienso que ha habido un error en la redacción del Programa: en realidad se debió escribir "estereotipos de sexo": estos son los que, según la IDEOLOGÍA DE GÉNERO que inspira el documento, deben ser superados. Pero sobre esta ideología hablamos en el próximo post. Por hoy es bastante; gracias por la atención.


martes, 3 de noviembre de 2009

LAICISMO, DESAGRAVIO...


CIUDAD DEL VATICANO, martes 3 de noviembre de 2009 (ZENIT.org).- La sentencia del Tribunal europeo de Derechos Humanos, que define la presencia del crucifijo en las escuelas como una violación de la libertad religiosa de los alumnos "ha sido acogida en el Vaticano con sorpresa y pesar".
Lo ha afirmado este martes el padre Federico Lombardi S.I., director de la Oficina de Información de la Santa Sede, en declaraciones a medios de comunicación con las que ha comentado la sentencia de condena europea al sistema vigente actualmente en Italia de exposición del símbolo religioso en las aulas.
"El crucifijo siempre ha sido un signo de ofrenda de amor de Dios y de unión y acogida para toda la humanidad --considera el portavoz vaticano--. Es una pena que sea considerado como un signo de división, de exclusión o de limitación de la libertad. No es esto, y no lo es para el sentimiento común de nuestra gente".
En particular, el padre Lombardi considera que "es grave marginar del mundo educativo un signo fundamental de la importancia de los valores religiosos en la historia y en al cultura italiana".
Según el portavoz, "la religión ofrece una contribución preciosa a la formación y crecimiento moral de las personas, y es un componente esencial de nuestra civilización". Por este motivo, "es equivocado y miope querer excluirla de la realidad educativa".
"Sorprende, además, que un Tribunal europeo intervenga con tanto peso en una materia tan profundamente ligada a la identidad histórica, cultural, espiritual del pueblo italiano", reconoce.
"Por este camino uno no se siente atraído a amar y compartir más profundamente esa idea europea, que como católicos italianos hemos apoyado fuertemente desde sus orígenes".
"Parece que no se quiere reconocer el papel del cristianismo en la formación de la identidad europea, que sin embargo ha sido y sigue siendo esencial", concluye el portavoz vaticano.
El caso sobre el que se ha pronunciado el Tribunal de Estrasburgo fue presentado por una ciudadana italiana de origen finlandés, que en año 2002 había pedido a la escuela estatal "Vittorino da Feltre" de Abano Terme (Padua), en la que estudiaban sus dos hijos, que quitara los crucifijos de las aulas. La dirección de la escuela se negó por considerar que el crucifijo forma parte del patrimonio cultural italiano, y posteriormente los tribunales italianos dieron razón a este argumento.

miércoles, 28 de octubre de 2009

SOBRE LOS ANGLICANOS

A la espera de la Constitución Apostólica que regulará la incorporación de los anglicanos a la Iglesia Católica, es interesante el artículo de THE TIMES, de Londres, publicado el día 22.


400.000 anglicanos en todo el mundo buscan la unidad inmediata con Roma

Ruth Gledhill, Sophie Tedmanson, Giles Whittell y Richard Owen



Los líderes de más de 400.000 anglicanos que no están con el sacerdocio de las mujeres han de buscar la inmediata unión con Roma, acogiéndose a la Constitución Apostólica anunciada por el Papa Benedicto XVI. Ellos serán los primeros en acceder a esta opción, que permitirá a los anglicanos incorporarse a un "ordinariato" por el cual estarán en plena comunión con los católicos romanos, manteniendo elementos de su identidad anglicana.


La decisión del Papa es considerada por algunos anglicanos como uno de los acontecimientos más espectaculares de la cristiandad, desde que la Reforma Protestante dio a luz a la Iglesia de Inglaterra hace 400 años.


El arzobispo John Hepworth, Primado de la Comunidad Anglicana Tradicional, que lideró las negociaciones con la Congregación para la Doctrina de la Fe en Roma, dijo que estaba "profundamente conmovido" por la decisión del Papa y de inmediato buscará la incorporación del grupo de 400.000 miembros en todo el mundo. Asimismo describió el acontecimiento como "un momento de gracia, tal vez incluso un momento de la historia".


Los anglicanos practicantes también buscan protegerse del liberalismo al abrigo de Roma. Se teme que la propuesta podría significar un soplo de muerte para la fuerte comunidad anglicana de 77 millones de personas, que ya han tenido que enfrentarse con el cisma producido por la ordenación de homosexuales.


500 miembros del grupo tradicionalista “Adelante en la Fe”, que se opone al episcopado de las mujeres, se reunirán este fin de semana para discutir la propuesta del Papa de acoger al laicado anglicano y a los sacerdotes casados.


Muchos están esperando la publicación, por parte de Roma, de las normas sobre cómo proceder, antes de tomar una decisión. Los involucrados creen que la nueva solución canónica de Roma a la crisis anglicana podría tentar a diócesis enteras y posiblemente incluso a una provincia.


Después del Sínodo General de 1992, en el que se aprobó la ordenación de mujeres sacerdotes, más de 440 sacerdotes dejaron la Iglesia de Inglaterra, la mayoría para ir a Roma. Más de 30 han regresado.


Ahora el Papa ha hecho más atractivo el cambio, ofreciendo a los anglicanos una solución universal que les permite conservar aspectos esenciales de su identidad y crear los seminarios en los que probablemente capacitarán a los hombres casados para el sacerdocio católico. Pero cualquier clérigo en ejercicio enfrentaría una reducción considerable de ingresos. Un clérigo en la Iglesia de Inglaterra tiene un sueldo de 22.250 libras y vivienda sin costo. Los sacerdotes católicos ganan aproximadamente 8.000 libras, pagadas por su parroquia. En algunas parroquias no se puede siquiera pagar eso. El Arzobispo de Canterbury, Dr. Rowan Williams, indicó que no habría compensación económica.


El Dr. Michael Nazir-Ali, antes católico y retirado este año como Obispo Anglicano de Rochester, dio la bienvenida a la “generosidad de espíritu” de Roma al reconocer el patrimonio anglicano. Pero dejó claro que será necesario resolver muchas situaciones antes de tomar decisiones. Los dos obispos designados por el Arzobispo de Canterbury para ocuparse de los opositores al sacerdocio de las mujeres, dijeron que este no es tiempo para “decisiones repentinas”.
Andrew Burnham, obispo de Ebbsfleet, y Keith Newton, obispo de Richborough, que fueron el año pasado a Roma a iniciar las negociaciones con la Congregación para la Doctrina de la Fe, manifestaron: “Los anglicanos de la tradición católica querrán permanecer comprensiblemente dentro de la comunidad anglicana. Otros desearán actuar personalmente según su conciencia. Otro grupo comenzará a formar una caravana, como el pueblo de Israel cruzaba el desierto en busca de la Tierra Prometida.” En los Estados Unidos, un escritor de la revista jesuita America expresó su temor de que algunos recién llegados se vuelvan “nostálgicos, intolerantes anti-feministas y anti- gays”.


En la Universidad de Notre Dame, en Indiana, los eruditos pronosticaron una migración de católicos hacia el nuevo rito católico anglicano, debido a la inesperada libertad que concedería para casarse. El profesor Lawrence Cunningham calificó al movimiento del Vaticano como un “sensacional” respaldo a los sacerdotes casados, agregando que podría tener inmediatas repercusiones para los católicos. Se podría plantear nuevamente esta pregunta: “Si ellos pueden, ¿por qué no los sacerdotes de Roma?”


El arzobispo Robert Duncan, de la Iglesia Anglicana de Norteamérica, que rompió con la Iglesia Episcopal luego de la ordenación del gay Gene Robinson como obispo de New Hampshire, dijo: “Nos alegramos de que la Santa Sede haya abierto esta puerta, que representa otro paso en la cooperación y la relación entre nuestras iglesias.”


En Roma, Vittorio Messori, que ha escrito libros con el Papa, dijo que la comunidad anglicana ya estaba perdiendo seguidores debido a las mujeres y gays sacerdotes. Dijo que “en Londres van más musulmanes a las mezquitas que anglicanos a la iglesia”. “La migración de medio millón de anglicanos hacia Roma confirmará solamente esta tendencia.” (Trad. Elena Gómez)

viernes, 23 de octubre de 2009

COMENTARIO DE URGENCIA

Hace un rato, mientras pensaba en estas líneas que ahora escribo, caí en la cuenta de que hoy es 22 de octubre. Entonces se me hizo la luz.
Tenía la idea de hacer uno de esos comentarios que en la jerga periodística se llaman “de urgencia”: salta una noticia de especial relieve y, aun cuando no haya todavía suficiente información, se escribe un suelto que, al menos, ayude al lector a enmarcar el hecho en su contexto.
Se imaginan: ¿cómo no hablar de la decisión del Papa de erigir Ordinariatos Personales para los anglicanos que quieran incorporarse a la Iglesia Católica? Benedicto XVI ha sorprendido a todo el mundo –expertos vaticanistas incluidos, que no pudieron adelantar nada de un proyecto llevado adelante con ejemplar discreción- tomando una decisión histórica que, de un plumazo, resolverá un cisma de cinco siglos.
Ayer, después de leer la información sobre la rueda de prensa del Cardenal Levada, en la que anunció la decisión del Papa y la próxima publicación de la Constitución Apostólica con la que serán reguladas estas estructuras jurídicas, además de darle gracias a Dios y al Venerable Cardenal John Henry Newman, que pronto será Beato y seguramente ha tenido mucho que ver en este asunto, le dí gracias a Dios y recé especialmente por el Papa: “Dominus conservet eum et vivificet eum…” Pero fue hace un rato, como decía, cuando caí en la cuenta de que hoy es 22 de octubre.
Este día, en el año 1978, Juan Pablo II empezó oficialmente su pontificado. ¿Cómo no recordar su voz enérgica y animante, que aseguraba a todos los hombres: “¡No tengáis miedo! ¡Abrid las puertas a Cristo! ¡Abridlas de par en par! ¡No tengáis miedo!”. Aquella exhortación suya ha pasado a la Historia, pero no es historia: es un presente continuo.
¿Qué ha hecho Benedicto XVI, sino seguir al pie de la letra a su antecesor? Sin ningún miedo a las críticas que sin duda le llegarán, el Buen Pastor acaba de abrir la Puerta, para que puedan entrar por ella cientos de miles de ovejas que andaban perdidas desde hace siglos. Les ha dicho, simplemente: Follow Him!

sábado, 17 de octubre de 2009

NUEVO MISAL

La Conferencia Episcopal Uruguaya acaba de promulgar un decreto por el cual, a partir del 1º de abril de 2010, “para la celebración de la Santa Misa (Misal Romano y Leccionarios) habrá de utilizarse la versión de estos libros que ahora se establecen y que recogen el uso verbal «ustedes», quedando derogado el uso del «vosotros», del «Vos» u otros. Es decir, tanto para las lecturas como para las oraciones prescriptas incluyendo la fórmula para la consagración, han de usarse estos textos que fueran aprobadas por la Santa Sede y no otros”.

El decreto es consecuencia de que “la Comisión Episcopal de Liturgia de la Conferencia Episcopal Argentina, en fraterna colaboración con las Conferencias Episcopales de Bolivia, Chile, Paraguay y Uruguay, ha concluido la traducción de los libros litúrgicos”, iniciativa que estuvo motivada por el deseo de “alcanzar una traducción de los libros litúrgicos adecuada al modo de expresarse usado actualmente”.

Conocida la noticia, adapté (no tengo aún el nuevo Misal) las palabras de la Consagración:

Tomen y coman todos de él, porque esto es mi Cuerpo,
que será entregado por ustedes.

Tomen y beban todos de él, porque este es el cáliz de mi Sangre,
Sangre de la alianza nueva y eterna,
que será derramada por ustedes y por todos los hombres
para el perdón de los pecados.
Hagan esto en conmemoración mía.

Seguramente dará buenos frutos el nuevo Misal, pero no puedo dejar de preguntarme: ¿no estábamos, con el Papa a la cabeza, en que urge recuperar la sacralidad de la Misa, la manifestación reverente del misterio? ¿No es el lenguaje el modo más elemental de expresarlo? ¿Lo favorece el “ustedes” de la Consagración? ¿Es que sólo los sacerdotes, al recitar la Liturgia de las Horas, conocemos el “vosotros” y los verbos conjugados en castellano? ¿Es que no lo hemos hecho todos desde siempre, para subrayar solemnemente lo que decimos? Los ejemplos sobran: desde “mi autoridad emana de vosotros”… hasta “¡tiranos, temblad!”. En fin, después de tantos años de reforma litúrgica y de tantísimos cambios, ¿no hubiera sido mejor conservar, al menos, la traducción clásica de la fórmula de la Consagración?
Por lo que a mí se refiere, “oboedientia tutior”, naturalmente. Pero no les oculto las ganas que tengo de que Cristo celebre en el inalterable idioma de su Iglesia (yo le prestaré mi voz) el sacrificio sublime de su Cuerpo y de su Sangre:

ACCIPITE, ET MANDUCATE EX HOC OMNES:
HOC EST ENIM CORPUS MEUM,
QUOD PRO VOBIS TRADETUR.

ACCIPITE ET BIBITE EX EO OMNES:
HIC EST ENIM CALIX SANGUINIS MEI
NOVI ET AETERNI TESTAMENTI:
QUI PRO VOBIS ET PRO MULTIS EFFUNDETUR
IN REMISSIONEM PECCATORUM.

HOC FACITE IN MEAM COMMEMORATIONEM.

miércoles, 14 de octubre de 2009

VASIJA DE BARRO (2)


Tal era el primer obstáculo que me impedía convertir en costumbre ese examen de pocos minutos. La segunda dificultad provino de este especioso y viejo pretexto: “muy ocupado”. Estuviera haciendo lo que fuera, antes de la comida del mediodía, ya se tratara de una visita parroquial, ya de un trabajo de oficina, ya de cualquier visita, siempre me parecía imposible deshacerme de ello hasta la misma hora de comer. El Angelus iba a sonar enseguida. Y ¿dónde encontrar tiempo para el examen? Se arregló esto por sí solo al venirme la idea (gracias, Dios mío) de retardar quince minutos la comida y, entonces, pasar a la iglesia esos quince minutos antes de sentarme a la mesa. ¡Fue tan sencillo y tan fácil! Ahora, mi trabajo de la mañana lo tengo ordenado de tal modo que no termino a las doce, sino a las doce menos cuarto. Es sorprendente comprobar cómo el visitante más contumaz se retira de muy buena gana, al decirle: “Tengo ahora que ir a la iglesia”; se va menos descontento, estoy seguro, que si me excusara con la comida.
“¡Muy ocupado!” Esta escapatoria no la he logrado eliminar por completo. Una y otra vez tengo que hacer de esto el tema para mi examen. ¿Muy ocupado para quedar libre de mi primera, de mi única obligación que es esta de santificarme a mí mismo? ¿Es que perderían algo los feligreses si ocupara mi tiempo en hacerme un sacerdote mejor? Estoy metido hasta el cuello en reuniones, proyectos y actividades. Todas las noches está encendida la luz del salón parroquial. Tengo movilizados a todos los miembros de la parroquia, excepto perros y gatos. No tengo tiempo para mí mismo. Todo el mundo puede ver cómo me dedico a los feligreses, cómo me doy a ellos totalmente.
Entonces pienso en el Cura de Ars y, ¡zas!, se me derrumba el parapeto que con tanto afán había levantado para librarme del trabajo de mi propia santificación. ¿Cuántos boy scouts y cuántos campamentos de chicas tenía organizados el Cura de Ars? ¿Cuántos equipos, círculos y clubs? Quizá, si trabajase más en ser verdaderamente un buen sacerdote, un hombre de oración, de caridad, de sacrificio (por este orden), es posible que se viera más lleno mi confesonario y el comulgatorio más frecuentado, sin tener que recurrir a tantos sermones y circulares. No es que no tengan su importancia las actividades de la parroquia, sino que tengo que verlas en su perspectiva real y no permitir que el marco sea mayor que el cuadro.
Me construiré, por tanto, algunas barreras de defensa: barreras en torno al tiempo de mi meditación, de mi examen personal y de la lectura espiritual. Sobre ellas clavaré, en grandes letras, este cartel: “Prohibido pasar”, exactamente como hago para la comida y para el sueño. Antes de intentar seguir el ejemplo de san Pablo –ser todo para todos- me esforzaré en que viva en mí Cristo, y yo en Él. Es posible que haya procedido hasta ahora completamente al revés.
¡Oh, están al caer las doce y no he empezado el examen! Ni siquiera he rezado el
Veni, Sancte Spiritus! Sin embargo, quizá no haya perdido el tiempo. Aunque ya en otras ocasiones he pensado estas mismas cosas, por una vez más no pasará nada: tengo una cabeza tan dura, tan terriblemente dura…

sábado, 10 de octubre de 2009

VASIJA DE BARRO (1)



Del MEMORANDUM ESPIRITUAL de Monseñor Soler, que transcribí en el último post, me llamó especialmente la atención cómo insiste en la importancia del examen de conciencia. Y recordé lo que confesaba al respecto Leo J. Trese, en su libro Vasija de barro. Este sacerdote (1902-1970), uno de los más populares escritores espirituales norteamericanos, con sencillez y total sinceridad describe, hora por hora, un día típico de un párroco, desde que se levanta a las 6.30 hasta que se va a dormir a las once y media de la noche. Vasija de barro es un libro que suelo releer: me hace bien verme retratado por Trese con tanta fidelidad como buen humor. Sobre el examen de conciencia escribe esto, que entregaré en dos partes.

En este resquicio tan agradable de un cuarto de hora libre, lamentando por centésima vez haber sido tan empírico en lo que se refiere a lo espiritual, entro en la sacristía. Siempre me toca aprender a fuerza de duros golpes. A pesar de los directores del seminario y de los teólogos de ascética, he tenido que descubrir por mí mismo que uno tiene que meditar o perecer. Más tiempo aún me costó admitir la necesidad de mi examen de conciencia. Lo consideraba como privativo de las monjas y seminaristas, fuera de lugar en la vida de un sacerdote lleno de quehaceres. Poco a poco, sin embargo, me he ido dando cuenta de que la meditación no lo es todo. Los buenos propósitos desaparecen enseguida: a las siete de la mañana me parecía estar en otro mundo; pero a las siete de la tarde de nuevo me sentía muy de éste. Está completamente claro que mi ascética personal tenía el mismo defecto que mi juego de bolos: falta de continuidad en el esfuerzo.
Pienso maravillado, mientras mis rodillas tratan de apoyarse cómodamente en las gradas del altar, en el poder de la gracia divina que consigue ablandar una cabeza tan dura como la mía. Al fin decidí esforzarme en mi examen diario de conciencia. Fue un esfuerzo que se libró del fracaso y del abandono por un estrecho margen, aunque quizás sólo fuera estrecho sólo al parecer, ya que tal margen era nada menos que la gracia de Dios.
Dos dificultades se presentaron al principio. La primera, que tardé en reconocer, fue mi vanidad y mi orgullo. Para el examen, esos pocos minutos me parecía un tiempo exagerado en extremo. Por raro que parezca, me resultaba sumamente fácil ocupar una hora reflexionando sobre el lado bueno de mis supuestos talentos y éxitos, y no era capaz de llenar cinco minutos, por mucha y sincera voluntad que pusiera en ello, pensando en mis defectos. Bueno, no es que yo pretendiera ser un santo; sin embargo, me parecía sinceramente que estaba corriendo a buena media. Aún ahora veo que se sonroja mi cara, con merecida vergüenza, al recordar que tenía a veces que rezar el rosario durante el examen personal, porque ¡no encontraba nada de particular en qué pensar!
Afortunadamente para mí, aguanté bastante tiempo hasta que la bruma empezó a desempañarse del espejo y comencé a verme como era. Ahora comprendo bien por qué durante tanto tiempo quise evadirme del examen personal: tenía mi “hombre viejo” el presentimiento y el temor de una posible revelación. No agrada, aunque sólo sea por una vez, verse sorprendido en mentira. Pero esta guía austera y despiadada que se llama examen de conciencia me agarraba siempre cuando estaba más agradablemente ilusionado.

lunes, 5 de octubre de 2009

UNA PERLA ESPIRITUAL



EL CLERO ORIENTAL tiene un público más amplio de lo que pensaba. Lo digo porque hoy entrego un documento que me pasó una periodista lectora. Me dijo que, en 1998, trabajando para un artículo sobre la Iglesia, lo encontró en el archivo de la Catedral. Es de Monseñor MARIANO SOLER, primer arzobispo de Montevideo, y lo encontró "tan bueno" que lo copió todo. ¡Excelente iniciativa! Le pedí más datos sobre este Memorandum, pero no los tenía: sólo me dijo que se encontraba entre otros papeles, y que debió tratarlo con mucho cuidado porque era el original y estaba muy quebradizo. Con el agradecimiento a la descubridora de esta "perlita" -así definió el escrito, con razón- invito a meditarlo.




1. Piensa que no eres nacido para la tierra y sus vanidades. ¡Tanto te pegas a las cosas de este bajo suelo que nada valen y tan poco a las del Cielo! Respice finem. ¡Qué negocio más grande e importante que el de la eternidad, tu salvación! Esta es la ciencia de los santos, la sabiduría por excelencia, la ciencia de la vida. “Procurar mi fin a cualquier costo”, porque si no, todo está perdido.

2. ¿Quieres como debes ser santo y ganar muchos méritos? Haz todo por amor de Dios, por agradarle. ¿Te repugna alguna obligación? Hazlo por amor de Dios. ¿Estudias? ¿Cumples con tu ministerio?, ¿Comes, te recreas etc? Sea todo por agradar a Dios. Dulce más que la miel es la mortificación cuando es sufrida por amor de Dios. Por eso ¡cuánto gozaban los mártires al ser quemados vivos! ¡Y tú no quieres sufrir nada!...

3. Para tener santa paz y gozar de medio paraíso en la tierra, sea tu máxima: “conformidad con la voluntad divina en todo”. Sufrimiento por tanto, en las adversidades, alegría y valor en las tribulaciones y generosidad para con tu Dios en hacer siempre y bendecir su santa voluntad. La indiferencia en todo, recomendada por los santos, consiste en el abandono a la divina voluntad, no en la inercia, apatía y misantropía. ¿Quién más activo, social y sensible que un san Francisco de Sales y una santa Teresa de Jesús?

4. ¿Quieres, como debes, mantenerte en gracia, sin pecado? Jamás dejes de hacer oración mental, y esto aunque experimentes suma aridez. No la omitas nunca, si no es que te lo impide alguna vez tu ministerio (pero en este caso súplanla fervientes jaculatorias), porque es dejar a Dios por Dios. Y si a pesar de ello llegas a caer, pronto te levantarás; porque todo puede estar junto, menos oración mental y pecado.

5. Ya que es tanta tu flaqueza, ve quitándote los defectos con examen cotidiano particular, empezando por ejemplo, por los más dominantes, por los pecados capitales, etc. Examínate igualmente cómo haces la meditación, dices el Santo Oficio y la Misa. Jamás olvides el santo Rosario si quieres ser verdadero devoto de María, a quien debes recurrir en todas tus necesidades.

6. Al celebrar o consagrar, para crecer en amor de Dios y horror al pecado, acuérdate que el Dios que tanto has ofendido, en vez de arrojarte al infierno, te hizo ministro suyo. ¡Qué ingratitud si le ofendes más! Al consumir pídele la gracia de conservarte puro y ser su verdadero ministro.

7. Para conservarte en el santo temor de Dios y corregir tu vida, haz todos los años los Santos Ejercicios y un día de retiro con la frecuencia que puedas.

8. Para conservar siempre la tranquilidad e igualdad de espíritu, no sólo procurarás resolver y determinar en todas las cosas lo que más sea del agrado y servicio de Dios, sino también procurar la santa indiferencia, cualquiera sea el éxito. Por tanto, jamás emprendas cosa alguna sin consultarla con Dios y con algún sacerdote espiritual, celoso e ilustrado.

9. Debes, como ministro de Dios, ser celoso por la gloria del Señor y salvación de las almas, y no debes arredrarte por las dificultades del apostolado. Aparéjate, pues, con fortaleza en el cumplimiento de tu cargo, para ser contrariado y perseguido por el mundo y quizás por los mismos eclesiásticos, que a las veces lo permita Dios para mayor acrisolamiento de la virtud. Entonces acuérdate que eres ministro de Cristo crucificado.

10. Debes ser celoso, pero no idólatra del propio buen nombre. Las injurias y calumnias con el desprecio se desvanecen, con la ira se les da importancia. ¡Cuán manso no debe ser un ministro del mansísimo Cordero! Procura dar edificación al prójimo aún en el trato, evitando ligerezas y chabacanerías secularescas. Sé dulce, pero grave en el trato y conversación con los demás.

11. La peor falta del hombre público es estar de mal humor. Muéstrate y sé benigno y afable con todos; así lo exige la caridad cristiana, pues ¿qué otra cosa es la urbanidad, sino la caridad aplicada a las costumbres?

viernes, 2 de octubre de 2009

2 de octubre, cumpleaños del Opus Dei

Hoy, fiesta de los santos Ángeles Custodios, el Opus Dei cumple 81 años: fue el 2 de octubre de 1928 cuando Josemaría Escrivá de Balaguer, un joven sacerdote secular de 26 años, mientras hacía los Ejercicios Espirituales de la diócesis de Madrid, vio con una extraordinaria claridad divina que debía abrir en la Iglesia un camino de santidad para quienes viven en el mundo: santificando el trabajo, santificándose en el trabajo y santificando a los demás con su trabajo.
El “trabajo profesional” del sacerdote es su ministerio sacerdotal… ¿Puede encontrar en él el modo de llegar a la santidad?
San Josemaría, que fue canonizado el 6 de octubre de 2002, lo consiguió. En este “Año Sacerdotal”, sus propias experiencias y enseñanzas, dirigidas más específicamente a los sacerdotes seculares, pueden dar pie a muchos ratos de meditación.
En el libro Conversaciones con Mons. Escrivá de Balaguer está recogida la entrevista Espontaneidad y pluralismo en el Pueblo de Dios, publicada en su día en la revista “Palabra”.
En el volumen Amar a la Iglesia se encuentran tres meditaciones suyas sobre esa, su su pasión dominante: Lealtad a la Iglesia, El fin sobrenatural de la Iglesia y Sacerdote para la eternidad.
Le pido a san Josemaría que encienda en nuestros corazones un renovado deseo de santidad: creo que es de rabiosa actualidad lo que escribió en Camino hace muchos años: "Un secreto. -Un secreto, a voces: estas crisis mundiales son crisis de santos..." (n. 301).

martes, 29 de septiembre de 2009

CATÓLICOS Y PLURALISMO


Cuando falta menos de un mes para las elecciones y no poca gente está en el casillero de los "indecisos" a la hora de votar, viene bien leer este artículo que publicó ayer en "La Vanguardia", de Barcelona, mi amigo Josep-Ignasi Saranyana, experto en Historia de la Iglesia: clarifica ideas esenciales.


No es fácil el discernimiento político para los católicos, cuando unos despenalizan el aborto (casi liberalizándolo por completo) y proponen modelos anormales de familia, otros fomentan catalanofobias y discriminaciones, los terceros impulsan filas secesionistas, y más allá no se respeta la libertad de los padres en la educación de los hijos o en diferentes asuntos básicos.
Es complicado en tal contexto despejar las dudas y adquirir certezas, al votar o tomar algunas decisiones, pero hay que hacerlo, sopesando pros y contras, valorando prioridades y estableciendo jerarquías de verdades. El criterio evangélico “dad al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios” se mantiene en pie e ilumina al orden práctico, donde no hay soluciones únicas o indiscutibles.
Tampoco las épocas pasadas fueron fáciles para los cristianos. San Pablo se sentía muy orgulloso de su origen judío y de sus antecedentes religiosos, pero fue perseguido por los suyos. Alardeaba de su ciudadanía romana y exigía obediencia a las autoridades romanas, que consideraba legítimas, pero fue víctima de unas leyes que no respetaban libertades fundamentales. Esto sucedía entonces y pasa ahora. Por citar ejemplos, recordemos el caso de republicanos católicos(como Manuel Carrasco y Formiguera) y de demócratas católicos en tiempos de Mussolini (como Alcide De Gasperi).
No se dan ni se darán nunca las circunstancias ideales. Los católicos, libres como los demás ciudadanos, tendrán que bogar, de ordinario, en aguas agitadas. No obstante, en medio de ambigüedades de todo signo, cualquier católico estará siempre obligado a guiarse por su conciencia cristiana y, cuando sea el caso, por las orientaciones del magisterio pontificio sobre fe y reglas morales. Deberá contribuir, a su manera, a la evangelización del mundo contemporáneo, que es su único hábitat, y no otro. Y evitará con todo cuidado comprometer a la Iglesia en materias opinables.

sábado, 26 de septiembre de 2009

AGNÓSTICOS Y CATÓLICOS SE NECESITAN

El Papa ya está en la República Checa. En el avión, junto con otros periodistas, ha viajado Andrea Tornielli, vaticanista de Il Giornale, que ya ha puesto en su blog -"Sacri Palazzi"- las respuestas de Benedicto XVI a las cinco preguntas que le hicieron los informadores. De ellas seleccioné estos conceptos del Santo Padre, que nos hará bien meditar. ¡Hay mucho por hacer!

"Normalmente las minorías creativas determinan el futuro. La Iglesia católica debe entenderse como minoría creativa que tiene una herencia de valores que no son cosas del pasado, sino una realidad muy viva y actual. Esos valores deben ponerse en acto y tienen que estar presentes en el debate público, en nuestra lucha por el verdadero concepto de libertad y de paz, y así contribuir en diversos sectores: en primer lugar, en el diálogo intelectual entre agnósticos y creyentes.
Ambos necesitan del otro. Los agnósticos nunca pueden darse por contentos de no saber si Dios existe o no existe, sino que deben estar en permanente búsqueda, sintiendo la gran herencia de la fe. El católico tampoco debe sentirse contento sólo de tener la fe, sino que necesita investigar. Y más aún, en el diálogo con los otros debe aprender sobre Dios con la mayor profundidad.
Este es el primer nivel en el gran diálogo intelectual y humano.
En el sector educativo, la Iglesia tiene mucho para hacer y para dar en la formación. En Italia, por ejemplo, ante el problema de la emergencia educativa, que es un problema común a todo el Occidente, la Iglesia debe nuevamente concretar y actualizar, y abrir para el futuro su gran herencia".

jueves, 24 de septiembre de 2009

EL MILAGRO DE PRAGA

El Papa Benedicto XVI viaja a la República Checa, siguiendo las huellas de Juan Pablo II. No se puede olvidar que, después de la caída del comunismo, Praga fue la primera ciudad del antiguo mundo comunista que recibió su visita, el 21 de abril de 1990, aceptando la invitación que le hizo el presidente Vaclav Havel.
En su libro “Mi vida con Karol”, su secretario, actual arzobispo de Cracovia, Cardenal Stanislaw Dziwsz, explicaba:

“El presidente Vaclav Havel, al recibir al Santo Padre, no pudo expresar mejor la extraordinaria elocuencia histórica de aquella visita. Un “milagro” dijo. Seis meses antes, Havel, arrestado como enemigo del Estado, aun estaba en la cárcel. Ahora, le daba la bienvenida al primer Papa eslavo, al primer Papa que ponía los pies en aquella tierra. Aquel “milagro”, podría decirse, había comenzado en San Pedro, el 12 de noviembre del año anterior, cuando fue canonizada Inés de Bohemia. En aquella ocasión llegaron a Roma, desde su patria o fuera de ella, al menos diez mil checoslovacos. Se descubrieron unidos, fuertes, sin miedos.
El Papa les dijo: “Vuestra peregrinación no debe terminar hoy. Debe continuar…” Y la peregrinación continuó hasta desembocar en la “Revolución de terciopelo” aquellos diez días que cambiaron la historia checoslovaca. Casi una segunda “Primavera de Praga””.

A la vuelta de los años, las palabras de bienvenida que Vaclav Havel le dirigió a Juan Pablo II en el aeropuerto, son una especie de Aleluya cívico que conmueve.

Santidad,
Queridos conciudadanos:
No estoy seguro de saber qué es un milagro. A
pesar de ello, me atrevo a decir que en este momento
participo en un milagro: el hombre que hace seis
meses era arrestado como enemigo del Estado se
halla aquí en el día de hoy como presidente de ese
Estado, y da la bienvenida al primer pontífice que
pone el pie en este país en toda la historia de la
Iglesia católica.
No estoy seguro de saber qué es un milagro. A
pesar de ello, me atrevo a decir que esta tarde
participaré en un milagro: hoy, en el mismo lugar
donde hace cinco meses nos llenó de alegría la
canonización de Inés de Bohemia, ese día en que se
decidió el futuro de nuestro país, en ese lugar, digo,
el principal representante de la Iglesia católica
oficiará misa, y probablemente ante Aquel en cuya mano está el curso inescrutable de todas las cosas.
No estoy seguro de saber qué es un milagro. A
pesar de ello, me atrevo a decir que en este momento
participo en un milagro: a un país devastado por el
gobierno de los ignorantes, llega el símbolo vivo de
la cultura; a un país que hasta hace poco era
devastado por la idea del enfrentamiento y la división
en el mundo, llega el mensajero de la paz, el diálogo,
la tolerancia, la estima y la sosegada comprensión,
el mensajero de la unidad fraternal en la diversidad.
Durante estas largas décadas, el Espíritu
Santo fue desterrado de nuestro país. Tengo el honor
de presenciar el momento en que su suelo es besado
por el apóstol de la espiritualidad.
Bienvenido a Checoslovaquia,
Santidad

miércoles, 23 de septiembre de 2009

BUENAS EXPLICADERAS

Un rabino habla sobre la adopción de niños por parte de homosexuales, condenándola, y nadie dice nada. Si, en cambio, habla un obispo católico, que se prepare a hacer de diana de tiro al blanco: será atravesado por cuanto dardo pueda imaginar. ¿Por qué será?... En todo caso, hay que reconocer que el rabino Eliezer Shemtov supo explicar muy bien su posición, es decir, lo que enseña la Sagrada Escritura sobre el tema, sin complejos y con claridad de expresión: vale la pena leerla y aprender. La entrevista apareció en El Observador, el domingo 13 de este mes. Los destacados son míos.
- El Parlamento uruguayo acaba de aprobar la adopción por parte de parejas homosexuales. ¿Qué juicio le merece desde su religión?
- El judaísmo no prohíbe la homosexualidad, sino los actos homosexuales. La homosexualidad es un término demasiado general y vago, que se usa para una plétora de manifestaciones y causas muy diversas. Está más que claro que, según la Biblia, una familia se forma en base a una pareja compuesta por un hombre y una mujer. El judaísmo no condena solamente la relación sexual entre miembros del mismo género; la prohibe en cualquier manifestación que no sea dentro de la pareja heterosexual casada. O sea, la postura del judaísmo no es discriminatoria, sino exclusiva. Creo que es una perspectiva del tema que mucha gente ignora. Reconozco que para muchos este concepto es difícil de poner en pràctica, pero no es un desafío sólo de los homosexuales; hay muchos heterosexuales a los que les cuesta controlar sus instintos y canalizarlos como Dios manda...


jueves, 17 de septiembre de 2009

TRABAJAR EN LA IGLESIA

¡Qué cerca nos sentimos de Brasil!... No sólo geográficamente, sino por las circunstancias de la vida de la Iglesia. Fíjense en algunas de las cosas que les dijo el Papa esta mañana, en el Palacio Apostólico de Castel Gandolfo, a un grupo de obispos brasileños que están de visita "ad limina": parecen dirigidas a nosotros.

En sus fieles y en sus ministros, la Iglesia es sobre la Tierra la comunidad sacerdotal orgánicamente estructurada como Cuerpo de Cristo, para desempeñar eficazmente, unida a su Cabeza, su misión histórica de salvación. Así nos lo enseña san Pablo: “Vosotros sois Cuerpo de Cristo, y cada uno un miembro de él” (1 Cor 12, 27). En efecto, no todos los miembros tienen la misma función: esto es lo que constituye la belleza y la vida del cuerpo (cf. 1 Cor 12, 14.17). Es en la diversidad esencial entre sacerdocio ministerial y sacerdocio común donde se entiende la identidad específica de los fieles ordenados y los laicos. Por esta razón, es necesario evitar la secularización de los sacerdotes y a la clericalización de los laicos. (…) Es importante hacer crecer esta conciencia en los sacerdotes, religiosos y fieles laicos, animando y vigilando para que cada uno pueda sentirse motivado a actuar según de propio estado.

La profundización armónica, correcta y clara de la relación entre sacerdocio común y ministerial, constituye actualmente uno de los puntos más delicados del ser y de la vida de la Iglesia. El número exiguo de presbíteros podría llevar a las comunidades a resignarse a esta carencia, tal vez consolándose con el hecho de que la misma pondría mejor de manifiesto el papel de los fieles laicos. Pero no es la falta de presbíteros la que justifica una participación más activa y numerosa de los laicos. En realidad, cuanto más toman conciencia los fieles de sus responsabilidades en la Iglesia, tanto más sobresale la identidad específica y el papel insustituible del sacerdote como pastor de toda la comunidad, como testigo de la autentificad de la fe y dispensador, en nombre de Cristo Cabeza, de los misterios de la salvación. (…) La función del presbítero es esencial e insustituible para el anuncio de la Palabra y la celebración de los sacramentos, sobre todo de la Eucaristía, memorial del Sacrificio supremo de Cristo, que da su Cuerpo y su Sangre. Por eso urge pedir al Señor que envíe obreros a su mies; además, es preciso que los sacerdotes manifiesten la alegría de la fidelidad a la propia identidad con el entusiasmo de la misión. (…) En la situación actual, en que muchos de vosotros os veis obligados a organizar la vida eclesial con pocos presbíteros, es importante evitar que tal situación sea considerada normal o típica del futuro. (…) Debéis concentrar los esfuerzos para despertar nuevas vocaciones sacerdotales y encontrar los pastores indispensables para vuestras diócesis, ayudándoos mutuamente para que todas dispongan de presbíteros mejor formados y más numerosos, para sustentar la vida de fe y la misión apostólica de los fieles.

miércoles, 16 de septiembre de 2009

UN BUEN PADRE ESPIRITUAL

Esta mañana, en su habitual Audiencia de los miércoles, el Papa habló de un personaje del que yo no conocía ni su existencia: Simeón el Nuevo Teólogo, que vivió entre los años 949 y 1022, y que es muy apreciado por la Iglesia Ortodoxa.
Benedicto XVI aprovechó para subrayar la importancia de tener un Director espiritual. Y me parece que, para alcanzar el objetivo de las nuevas vocaciones sacerdotales que tanto necesitamos, deberíamos encontrar el tiempo para dedicarnos a este "oficio" capital. Dijo el Papa:
En el camino de vida ascética propuesto y recorrido por (Simeón el Nuevo Teólogo), la fuerte atención y concentración del monje sobre la experiencia interior, confiere al Padre espiritual del monasterio una importancia esencial. El mismo joven Simeón, como he dicho, había encontrado un director espiritual que lo ayudó mucho y del cual conservó una grandísima estima, tanta que le reservó, después de su muerte, una veneración incluso pública. Quisiera decir que sigue siendo válido para todos –sacerdotes, personas consagradas y laicos, y especialmente para los jóvenes- la invitación a recurrir a los consejos de un buen padre espiritual, capaz de acompañar a cada uno en el conocerse a sí mismo con profundidad, y llevarlo a la unión con el Señor, a fin de que su existencia se conforme cada vez más con el Evangelio. Para ir hacia el Señor necesitamos siempre una guía, un diálogo. No podemos hacerlo solamente con nuestras reflexiones. Y este es también el sentido de la eclesialidad de nuestra fe, el encontrar esta guía.

lunes, 14 de septiembre de 2009

BODAS DE PLATA

"Cuando sea exaltado sobre la tierra, atraeré todo hacia mí", dijo Jesús, indicando de qué modo iba a morir, agrega san Juan en su evangelio. La exaltación o glorificación del Señor tuvo lugar, en efecto, en la Cruz, la Santa Cruz con la cual, una vez abiertas con ella las puertas del Cielo, ahora reina y es el cetro de su reinado sobre toda la creación.
Cada día los sacerdotes elevamos a Cristo en el altar y renovamos su muerte redentora. Ahí somos imprescindibles: en definitiva, el motivo clave de nuestra ordenación sacerdotal es poder celebrar la Eucaristía. Y hoy hace nada menos que 25 años, dos de ellos -Gonzalo Estévez y Roberto Russo-comenzaron a celebrar cada día ese misterio único que une la Tierra y el Cielo.
Ha sido la suya una celebración grande; ha sido una gran celebración de la Iglesia entera: porque el sacerdote es ordenado para todos los hombres y para siempre.
Yo quería participar en la Santa Misa de las Bodas de Plata de estos hermanos y buenos amigos, que adquiere un valor aún mayor al celebrarlas en el Año Sacerdotal. Pero, a la hora en que empezaba la Misa, tenía una cola de personas que esperaban confesarse... No podía dejarlas. Me quedé tranquilo, porque estoy seguro de que Gonzalo y Roberto habrían hecho lo mismo: somos sacerdotes para levantar a Cristo sobre la tierra y para ser ministros de su infinita misericordia.
En todo caso, me prometí a mí mismo que, cuando lleguen sus Bodas de Oro, allí estaré... El problema es que, por una simple razón de calendario, digamos... ¡no estaré!

miércoles, 9 de septiembre de 2009

¿La reforma de la reforma? (3)



Este es el tercero y último post sobre el tema del título: se trata de la respuesta de Andrea Tornielli (por cierto, su nombre está sonando como sustituto del P. Lombardi S.J. al frente de la Sala Stampa de la Santa Sede) al "desmentido" que hiciera el Cardenal Secretario de Estado, cuando el 22 de agosto informó sobre "la reforma de la reforma" litúrgica. Es verdad que, sobre todo, la reforma es cuestión de interioridad y de santidad, como afirmaba el Cardenal Bertone. Pero, ¿será suficiente?
Queridos amigos: vuelvo al tema del post que dediqué el pasado 22 de agosto a las cuestiones discutidas en la reunión plenaria de la Congregación para el Culto divino, acerca de la recuperación de un mayor sentido de la sacralidad en la liturgia. Como saben y como ha sido recordado, en la tarde del lunes 24 de agosto el Vicedirector de la Sala Stampa de la Santa Sede, P. Ciro Benedittini (a quien estimo mucho), difundió a través de la Radio Vaticana una declaración verbal acerca del tema de mi artículo. Estas fueron sus palabras, medidísimas y estudiadas: “Hasta el momento no existen propuestas institucionales sobre una modificación de los libros litúrgicos actualmente en uso”.
Este presunto desmentido ha dado vueltas por los blogs y más de uno no ha escondido un poquito de satisfacción por el hecho de que el suscrito haya sido pescado en falso. Además, en la entrevista concedida ayer a L’Osservatore Romano, el cardenal Secretario de Estado, Tarcisio Bertone, se refirió a las fantasiosas ideas de documentos sobre una “marcha atrás” del Concilio.
Quisiera decir que el desmentido del P. Benedettini, más que por mi artículo fue provocado porque lo reprodujeron muchos blogs (después del caso Williamson, los blogs y los sitios en Internet son constantemente monitoreados por la Santa Sede), que daban por inminente la “reforma de la reforma” y modificaciones en la Misa en el sentido más tradicional.
Ante todo, en mi artículo no hablé nunca de reformas inminentes o de documentos ya preparados, y al final dije claramente que se trataba del comienzo de un trabajo. Un trabajo largo que no quiere arreglar las cosas desde lo alto, por imposición, sino involucrar a los episcopados. Hablé de la votación hecha por la Congregación; del hecho de que el Cardenal Cañizares llevó al Papa sus resultados; de que se ha comenzado a estudiar no “propuestas institucionales de modificación de los libros litúrgicos”, sino indicaciones más concretas y rigurosas acerca de cómo celebrar con los libros existentes y en algunos casos recién publicados. Digo todo esto para que no crean que quien esto escribe en realidad ha dado una noticia falsa y que el Papa y la Congregación para el Culto no están pensando en nada, que la “reforma de la reforma” y la recuperación de una mayor sacralidad no existen. Desde que soy vaticanista he cometido muchos errores y muchos aun cometeré, pero créanme que el artículo en cuestión no está entre éstos. Por lo demás, el hecho de que “por el momento” no existan “propuestas institucionales” de reforma, no desmiente que ya hay propuestas de estudio que aún no son “institucionales”. Basta con leer lo que en su momento escribió el cardenal Ratzinger y lo que ha escrito el Papa Benedicto XVI en la carta que acompañaba al Motu proprio Summorum Pontificum, para darse cuenta de cómo tiene este tema en su corazón.