Páginas

DESPUÉS DE 115 AÑOS...

Juan Bautista Berdum fue un vasco francés a quien el gobierno de España, en 1801, donó unos terrenos cercanos al poblado de la Inmaculada Concepción de Minas. Los vecinos del lugar, pasado el tiempo, le llamaron al paraje Cerro del Verdún. En el año 1900, el párroco de la ciudad, Don José De Luca, le pidió permiso a don Pedro Dartayete y a su esposa, doña María Ariza, dueños entonces del cerro, para colocar en la cumbre una imagen de la Virgen. Desde el 19 de abril de 1901 hasta hoy, la Virgen del Verdún se ha convertido en el lugar de peregrinaciones más popular del Uruguay: cada 19 de abril, miles de personas de todo el país suben al Cerro para agradecerle a la Inmaculada sus indudables favores. En 2010, coincidiendo con el jubileo por los 50 años de creación de la Diócesis de Minas, los obispos uruguayos declararon el lugar Santuario Nacional.

En 19 de abril de 2014 se inauguró la renovación del entorno del templete de la Virgen. El 15 de septiembre de 2015, la capilla "Madre de Misericordia", en la cumbre del Cerro. Es la Virgen la que mueve los corazones, para que ayuden a hacer de su casa del Verdún un lugar privilegiado de encuentro con Jesús.


viernes, 6 de junio de 2008

CUATRO NIÑOS CUATRO

Hace 9 días, en el Hospital Británico, me encontré con una sorpresa gozosísima. Lola, esposa de Javi, acababa de dar a luz a Pablito, su primer hijo. (Es un niño de película, perfecto, precioso). Ella estaba como si acabara de llegar a una fiesta, radiente. Y me dijo: - En la habitación tal hay otra que acaba de tener un niño y tiene relación con la Universidad. Y al lado de ella, otra más.
Fui enseguida a los cuartos que me indicó. En el primero estaban Sofía e Ismael, su esposo, y en la cunita, Tomás, que había llegado al mundo apenas unas horas antes. ¡Yo casé a los padres -Sofía fue alumna de la UM- hace tres años y Tomás es el segundo hijo!...
En la habitación contigua encontré a Carolina y a Nacho, que también estudió en la UM, y, en la cunita, a Tomás Segundo (quiero decir segundo, porque también se llama Tomás, como su vecino).
Una semana antes, Esther (alias Baby), que terminó Comunicación en la UM, y a quien tuve la alegría de casar en el pueblito La Paz, en Colonia, también había dado a luz... Total: el domingo próximo, a las 4 y media de la tarde, en Stella Maris, tendremos Misa y cuatro bautismos. A mí, que llevo un montón de años administrando el sacramento que nos hace hijos de Dios, me impresiona mucho, la verdad, y estoy chocho. (Las fotos serán post-bautismales).

3 comentarios:

settena@gmail.com dijo...

La verdad que esto de publicar buenas nuevas tiene efectos muy positivos sobre el alma.
Se me pasó hacer un comentario, a raíz de ese buen diálogo con el taxista - gente buena - que parece que hay mucha! y no quiero dejar pasar la oportunidad de agradecerle a Ud. por mostrarnos estas pequeñas y hermosas cosas que conforman nuestra vida.

Analía Piaggio dijo...

La vida es un regalo de Dios.
Un hermoso regalo dado a los seres humanos porque nos ama.
Tenemos la libertad para crear , soñar y elegir poder cambiar el mundo, pero primero tenemos que empezar por nosotros mismos, desde las pequeñas cosas: un saludo, un favor, una oración, ponernos pequeñas metas.

Dar gracias cada día por estar vivos
¡Cuatro nacimientos!
¡Qué alegría!

Gracias a ti por tus palabras.
Por el consejo de la vitamina “O”. Tu sabes porque lo digo.
Saludos

alicia dijo...

¡¡¡ Que lindo !!!, que emotivo momento. Gracias por compartirlo.