Páginas

DESPUÉS DE 110 AÑOS...

Juan Bautista Berdum fue un vasco francés a quien el gobierno de España, en 1801, donó unos terrenos cercanos al poblado de la Inmaculada Concepción de Minas. Los vecinos del lugar, pasado el tiempo, le llamaron al paraje Cerro del Verdún. En el año 1900, el párroco de la ciudad, Don José De Luca, le pidió permiso a don Pedro Dartayete y a su esposa, doña María Ariza, dueños entonces del cerro, para colocar en la cumbre una imagen de la Virgen. Desde el 19 de abril de 1901 hasta hoy, la Virgen del Verdún se ha convertido en el lugar de peregrinaciones más popular del Uruguay: cada 19 de abril, miles de personas de todo el país suben al Cerro para agradecerle a la Inmaculada sus indudables favores. En 2010, coincidiendo con el jubileo por los 50 años de creación de la Diócesis de Minas, los obispos uruguayos declararon el lugar Santuario Nacional.

A la vuelta de 110 años, hay un sentir popular, compartido plenamente por el Obispo de Minas, de que ya es hora de ofrecerle a la Virgen un templo
, como expresión de gratitud por sus desvelos de Madre.

miércoles, 17 de septiembre de 2014

DÍAS DE GRACIA

          Mañana, al mediodía, levanto vuelo. Un viaje corto, 12 días, pero intenso. Un día y medio en Barcelona; un día y poco en Königstein; otro día y monedas en Essen; un día y medio en Pamplona y llegaré a Madrid el 25 de tarde.

           El sábado 27, Dios mediante, será la beatificación de Don Álvaro del Portillo; y el domingo, la Misa de acción de gracias.


           Se me va el recuerdo al 17 de mayo de 1992, en Roma, cuando la beatificación de san Josemaría Escrivá. ¡Qué días de gracia de Dios!: se tocaba con las manos.

           Mons. Daniel Gil Zorrilla me había dicho: - En una beatificación o canonización, la Iglesia del cielo está muy cerca de la de la tierra... ¡Pedí mucho!

           Le hice caso. Le pedí a Dios, por intercesión de su Siervo Josemaría: - Yo quiero concelebrar la Misa con el Papa, en su capilla privada.   

           Cuatro días después de la beatificación, a las 7 de la mañana, el deseo era una realidad inolvidable: concelebré la Santa Misa con san Juan Pablo II en su capilla privada.

            Ahora voy a Madrid cargado de intenciones locales, nacionales e internacionales; domésticas y universales; cosas de la Iglesia y de familia... Don Álvaro, estoy seguro, se va a portar: siempre se portó, en silencio, como si nada...Los lectores del blog van en el paquete; prepárense bien rezando y blanqueando el alma.

jueves, 11 de septiembre de 2014

EL FORO INTERRELIGIOSO DEL PARLASUR





      Fue un éxito el Foro Interreligioso del martes pasado. Participaron en él representantes de diversas iglesias y cultos. Habló el Presidente del Parlasur, Rubén Martínez Huelmo, y el Ministro de Educación Ricardo Ehrlich. Hablamos en la presentación de las diversas confesiones y en los talleres. Fue una experiencia de diálogo interreligioso que nos enriqueció y dio testimonio de que podemos y debemos conversar sobre tantos intereses comunes,  que sólo pueden dar buenos frutos para nuestra vida en sociedad.

     La Mae Susana Andrade merece renglón aparte, porque fue ella la que estuvo organizando, previendo, comunicando y concretando los mil detalles necesarios para que el Foro haya sido el comienzo de algo bueno, muy bueno.

    Reproduzco lo que dije como Presidente de la Comisión de Diálogo Interreligioso de la Conferencia Episcopal Uruguaya. Debo agregar que hubo coincidencia general con mis palabras.



             Esta reunión del Parlasur, dedicada al diálogo interreligioso, tiene quizás algo de profecía: es un anuncio de algo nuevo y bueno, de algo ineludible. Me refiero a la necesidad de empezar a cultivar entre nosotros, que formamos una sociedad de hombres y mujeres libres, el mutuo y verdadero conocimiento de nuestras religiones.
         Si estamos de acuerdo como sociedad en que la educación es la base de una convivencia serena, ¿cómo excluir de ella, de la educación, la esencial dimensión religiosa de la persona? Por eso, este diálogo que se inaugura hoy en el ámbito del Parlasur, es de desear que sea el arranque para tomar decisiones de importancia que influirán positivamente en nuestra convivencia social. Pienso que para eso es necesario, por decirlo de una manera expresiva, perderle el miedo a Dios y dejarlo entrar en el ámbito de nuestra educación.
         Esto significa que ella esté abierta, en primer lugar, al hecho religioso en sí mismo: el hombre, con toda justicia, se ha definido como animal religioso. ¿Cómo pasar por alto en la educación este dato esencial? Perderle el miedo a Dios quiere decir favorecer una laicidad positiva que no sólo tolere las religiones fuera de las aulas de nuestras escuelas, sino que le abra sus puertas, porque ha entendido la función irreemplazable de la religión para la formación de las conciencias y para su contribución a la creación de un consenso ético fundamental en la sociedad.
Nuestro Estado uruguayo es aconfesional y es bueno que así sea. La laicidad positiva no pretende que el Estado valore los dogmas religiosos, sino la contribución de las iglesias al bien común, es decir, los frutos sociales que se derivan de las convicciones religiosas de la ciudadanía. Para esto es necesario abrirle las puertas a Dios en nuestra educación.
El Papa Francisco, desde que fue elegido para guiar a la Iglesia Católica, está predicando por todo el mundo que es necesario cultivar la “cultura del encuentro”, de manera que aprendamos a conocernos, a respetarnos, a servirnos y a querernos como hermanos, porque somos todos hijos del único Dios que es amor. A Él le pido que nuestro diálogo de hoy sea el comienzo de algo nuevo, de algo muy bueno para todos.



lunes, 8 de septiembre de 2014

RELIGIONES EN EL PARLASUR



       Mañana, martes 9 de setiembre, en el Parlasur tendrá lugar un evento importante. Representantes de las distintas religiones nos reuniremos para dialogar, es decir, para conocernos, para compartir preocupaciones comunes, para señalar caminos de entendimiento con este común denominador: creo en Dios.

    Pienso que el acto es importante por la sede en que se desarrollará, por los invitados... por el hecho en sí de tener en ese ámbito la posibilidad de conversar serenamente sobre nuestros modos de vivir la re-ligazón con Dios.

       Participaré en la jornada como Presidente de la Comisión de Diálogo Interreligioso de la Conferencia Episcopal Uruguaya. Pido oraciones para que sea un tiempo de enriquecimiento mutuo y para que podamos sembrar buenas semillas. ¡Gracias!  

domingo, 31 de agosto de 2014

ELLA SABE QUÉ HACER




                                  Minas, 1 de septiembre de 2014


Queridos hermanos de la Diócesis de Minas:

            son realmente estremecedoras las noticias que recibimos cada día, sobre lo que está sucediendo en países como Irak y Siria: millones de mujeres y hombres, niños y ancianos, cristianos en su gran mayoría, han tenido que huir de su patria, llevando consigo solamente el dolor de los parientes y amigos, que fueron asesinados por los fundamentalistas musulmanes.

            Asimismo, no podemos ignorar el peligro de que, por lo que sucede en Ucrania, se desate una guerra en Europa, así como tampoco pasar por alto el conflicto continuo entre Israel y los palestinos, ni las tragedias que sufren los cristianos en Nigeria. En este cuadro, ¿qué podemos hacer nosotros?

            En el año 2002, el Papa san Juan Pablo II advertía en su Carta Apostólica sobre “El Rosario de la Virgen María”: Las dificultades que presenta el panorama mundial en este comienzo del nuevo Milenio nos inducen a pensar que sólo una intervención de lo Alto, capaz de orientar los corazones de quienes viven situaciones conflictivas y de quienes dirigen los destinos de las Naciones puede hacer esperar en un futuro menos oscuro (n. 40).

            En la Carta, el Papa manifestaba también otra preocupación: se refería a un ámbito crucial de nuestro tiempo, que requiere una urgente atención y oración: es el de la familia, célula de la sociedad, amenazada cada vez más por fuerzas disgregadoras, tanto de índole ideológica como práctica, que hacen temer por el futuro de esta fundamental e irrenunciable institución y, con ella, por el destino de toda la sociedad (n. 6).

            Frente a estas dos realidades de diferente clase pero de extrema magnitud, Juan Pablo II nos animaba a rezar el Rosario, confiando por completo en la intercesión materna de la Santísima Virgen. Aseguraba: la Iglesia ha visto siempre en esta oración una particular eficacia, confiando las causas más difíciles a su recitación comunitaria y a su práctica constante. En momentos en los que la cristiandad misma estaba amenazada, se atribuyó a la fuerza de esta oración la liberación del peligro y la Virgen del Rosario fue considerada como propiciadora de la salvación (n. 39).

            Les pido, en estas graves circunstancias, que tomen en sus manos el Rosario y lo recen en familia. Que lo recen en las parroquias, antes de cada Misa, diaria y dominical. Los animo a visitar con frecuencia a nuestra Madre, la Virgen del Verdún y donde la veneramos con distintas advocaciones, para rogarle, por medio del Rosario, por la paz en el mundo y por la familia. ¡Que este llamamiento mío no sea en balde!, rogaba el Papa Juan Pablo II hace tantos años…

            Los bendigo con todo afecto,

+ Jaime
                                          Obispo de Minas 

lunes, 25 de agosto de 2014

DISCULPA NECESARIA

      Tengo un cierto "cargo de conciencia", por la poca atención que le he dedicado al blog durante las dos últimas semanas. Lo cual quiere decir, obviamente,a sus lectores. Por esto, pido disculpas.
      El motivo de mi ausencia es doble: por una parte, el aumento de trabajo. Por ejemplo, la semana pasada participé en el congreso, en Buenos Aires, de la ICCJ (International Council Christian and Jews). Interesantísima reunión: religiosa, respetuosa, fraterna, un diálogo judeo-cristiano que promete avances sustantivos. Me había propuesto escribir más a fondo sobre el congreso, pero no ha sido posible porque me esperaban otras tareas.
      El segundo motivo del paréntesis de atención al blog, es el "descubrimiento" de Twitter. Hasta hace muy poco, mi cuenta @obispojaime estaba mal atendida y, como era de esperar, eran escasos sus seguidores.
      Decidí poner más interés al asunto, cuando las noticias estremecedoras sobre lo que está pasando en Irak y en otras partes del mundo con el fundamentalismo musulmán, reclamaban comunicarlas a más personas. Para mi sorpresa, en algunas semanas la cuenta tiene hoy 547 seguidores.
      La verdad es que no termino de entender bien cómo funciona esto, pero me rindo ante la evidencia de los números y los avisos casi permanentes que te comunican: "¡Tiene un nuevo seguidor!".
      Es fácil deducir que le preste menor atención a este blog: escribir 140 caracteres requiere muy pocos minutos y, además, puedo reenviar por ese medio no pocas cosas interesantes que encuentro aquí y allá. Y recibir otras muchas, claro está.
     Tengo esperanzas, a pesar de todo, de estirar el tiempo y dedicar más atención a Desde el Verdún. Gracias por la comprensión.  
   

miércoles, 13 de agosto de 2014

URGENTE LLAMADO DE FRANCISCO

Texto de la carta que el Papa Francisco le ha escrito al Secretario General de las Naciones Unidas.


Sr. Ban Ki-moon
Secretario General
Organización de las Naciones Unidas

Con un peso en el corazón y angustiado, he seguido los dramáticos eventos de estos últimos días en el norte de Irak, donde los cristianos y las otras minorías religiosas han sido obligadas a huir de sus casas y a presenciar la destrucción de sus lugares de culto y del patrimonio religioso. Conmovido por su situación, he pedido a Su Eminencia el Cardenal Fernando Filoni, Prefecto de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos, que ha sido Representante de mis predecesores, el Papa San Juan Pablo II y el Papa Benedicto XVI, ante el pueblo de Irak, que manifieste mi cercanía espiritual y que exprese mi preocupación, y la de toda la Iglesia católica, por el intolerable sufrimiento de aquellos que sólo desean vivir en paz, armonía y libertad en la tierra de sus antepasados.



Con el mismo espíritu, le escribo, Señor Secretario General, y coloco ante usted las lágrimas, los sufrimientos y los gritos desesperados de los cristianos y de las otras minorías religiosas de la amada tierra de Irak. Mientras renuevo mi llamado urgente a la comunidad internacional a intervenir para poner fin a la tragedia humanitaria en curso, animo a todos los organismos competentes de las Naciones Unidas, en particular a los responsables de la seguridad, la paz, el derecho humanitario y la asistencia a los refugiados a continuar sus esfuerzos conformes al Preámbulo y a los Artículos pertinentes a la Carta de las Naciones Unidas.

Los ataques violentos que están extendiéndose por todo el norte de Irak no pueden sino despertar las conciencias de todos los hombres y mujeres de buena voluntad para cumplir acciones concretas de solidaridad, para proteger a cuantos son golpeados y amenazados por la violencia y para asegurar la asistencia necesaria y urgente a los numerosos refugiados así como también el regreso a sus ciudades y a sus hogares. Las trágicas experiencias del siglo XXI y la más elemental comprensión de la dignidad humana, obliga a la comunidad internacional, en particular, a través de las normas y de los mecanismos del derecho internacional, a hacer todo lo posible para detener y prevenir otras violencias sistemáticas contra las minorías étnicas y religiosas.

Confiado en que mi llamado, que uno al de los Patriarcas Orientales y al de los demás líderes religiosos, encontrará una respuesta positiva, aprovecho la oportunidad para renovar a Vuestra Excelencia la confirmación de mi más alta consideración.

Desde el Vaticano, 9 de agosto de 2014
FRANCISCUS PP




lunes, 11 de agosto de 2014

¿ESTÁS REZANDO POR MÍ, ME AYUDÁS?



MADRID, 11 Ago. 14 / 08:45 am (ACI).- Ayuda a la Iglesia Necesitada ha lanzado una campaña de emergencia para ayudar a las familias más necesitadas en Irak. Mons. Louis Raphael Sako ha enviado un comunicado urgente a esta fundación pontificia en la que denuncia que “los refugiados han perdido todo a causa de los trágicos acontecimientos, mientras que los militantes del Estado Islámico (EI) siguen avanzando y la ayuda humanitaria es insuficiente".
Mons. Sako es también Patriarca Caldeo de Babilonia y Presidente de la Conferencia Episcopal católica de Irak y lamenta que "la falta de coordinación internacional está ralentizando y limitando la puesta en marcha de una ayuda efectiva" porque actualmente son más de 200.000 los desplazados que se contabilizan en las últimas horas.
La localidad de Ankawa, a las afueras de Erbil, capital del Kurdistán iraquí, acoge actualmente unos 70.000 cristianos desplazados. "Las familias, que han encontrado refugio en iglesias y escuelas, están en mejores condiciones que aquellos que todavía duermen en la calle y en parques públicos, cuya situación es lamentable", informa el Patriarca en el comunicado.
Otras ciudades del Kurdistán iraquí están desbordadas, mientras las necesidades humanitarias de agua, comida, alojamiento y medicinas aumentan. Es el caso de la ciudad de Donhuk, donde el número de cristianos refugiados supera los 60.000 y cuya situación es peor que en Erbil. Los desplazados han llegado también a Kirkuk, Sulaymaniyah e incluso a la capital Bagdad.
"El alcance del desastre es extremo", reconoce Mons. Sako, que asegura que cinco Obispos han tenido que huir de sus diócesis y todos los sacerdotes y religiosas han abandonado las misiones en los pueblos de alrededor de Mosul.
Según destaca el Patriarca Sako en el comunicado enviado a Ayuda a la Iglesia Necesitada "la posición del presidente norteamericano, Barak Obama, de solamente aportar ayuda militar para proteger Erbil, es decepcionante".
En ese sentido, el Prelado ha mostrado su preocupación por las negociaciones entre el Kurdistán y el gobierno central de Irak y ha lamentado que no se lleve a cabo una acción rápida por la recuperación de Mosul y la llanura de Nínive.
Los yihadistas del EI reciben nuevos militantes provenientes de países de todo el mundo y siguen teniendo bajo control varias ciudades en Siria.
Ante este llamamiento de los Obispos de Irak, la fundación pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada ha lanzado una nueva campaña de recaudación de 100.000 euros destinados a alimentos, agua y medicamentos para familias refugiadas que son atendidas por la Iglesia local.
Esta campaña se suma a la puesta en marcha el pasado mes de julio en la que se recaudó cien mil euros. El patriarca Sako ha informado que las familias no tienen nada, "han huido con sus hijos, renunciando a todo lo demás".